Sentencia Civil de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 1ª de lo Civil, 27 de Abril de 2015

Ponente:Oydén Ortega Durán
Fecha de Resolución:27 de Abril de 2015
Emisor:Primera de lo Civil

VISTOS: Mediante Resolución de treinta y uno (31) de enero de dos mil catorce (2014), esta S. de lo Civil admitió el Recurso de Casación interpuesto por el Licenciado CARLOS SUMOSA, en su condición de apoderado judicial de la Sociedad Anónima INVERSIONES Y CONSTRUCCIONES LINROL, S.A., en contra de la Sentencia Civil de veintiséis (26) de abril de dos mil trece (2013), proferida por el Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial, la cual confirma la Sentencia número cuarenta (40) del veintiséis (26) de julio de dos mil doce (2012), emitida por el Juzgado Decimocuarto de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, en las Excepciones de inexistencia de titulo ejecutivo, petición antes de tiempo, carencia de acción y de carencia de personería sustantiva del demandado, L.G.M., todas presentadas dentro del Proceso Ejecutivo de mayor cuantía interpuesto por INVERSIONES Y CONTRATOS, S.A. en contra de INVERSIONES Y CONSTRUCCIONES LINROL, S.A. y L.G.M.. Finalizada la fase de alegatos de fondo, la cual no fue aprovechada por ninguna de las partes del Proceso, procede la S. a decidir el presente Recurso de Casación, previas las consideraciones que a continuación se expresan. ANTECEDENTES A través de apoderado judicial, la Sociedad Anónima INVERSIONES Y CONSTRUCCIONES LINROL, S.A., presentó Excepciones de inexistencia de titulo ejecutivo, petición antes de tiempo, carencia de acción y de carencia de personería sustantiva del demandado, L.G.M., todas dentro del Proceso Ejecutivo que INVERSIONES Y CONTRATOS, S.A. le sigue a INVERSIONES Y CONSTRUCCIONES LINROL, S.A. y L.G.M.. Las referidas Excepciones se fundamentaron en los siguientes hechos: "Excepción de inexistencia de titulo ejecutivo: PRIMERO: Mediante Juicio Ejecutivo de M. cuantía, R.G.M. a nombre de Inversiones y Contratos, S.A. interpone demanda ejecutiva contra Inversiones Y Construcciones Linrol, S.A. y L.G.M., que quedó radicada en el Juzgado Décimo Cuarto del Circuito de Panamá de lo Civil. SEGUNDO: El Recaudo Ejecutivo acompañado con la demanda, lo constituye el Auto No. 1360 de 25 de octubre de 2006, dictado por el Juzgado Duodécimo del Circuito de Panamá de lo Civil dentro del Juicio Ordinario de M. Cuantía, propuesto por Inversiones y Contratos , S.A. contra Inversiones y Construcciones Linrol, S.A. que aprueba judicialmente la transacción celebrada por las partes en el juicio. . TERCERO: En el documento presentado como recaudo ejecutivo en el juicio, (fojas 9-11) se acredita, lo siguiente: 1. En el hecho PRIMERO que "Inversiones y Construcciones Linrol, S.A. acepta pagarle a la Sociedad Demandante la Suma de B/.300.00.00 en dos abonos, así: 1. La suma de B/.150.599.41 en el plazo de dos seamans a partir de l afirma, mediante cesión que se haga a favor de Inversiones y contratos, S.A. con motivo de un desembolso monetario que le hará la Caja de Ahorros a Inversiones y Construcciones Linrol, S.A. 2. La diferencia, o sea la suma de B/.149.400.59, pagaderos en el término de seis (6) meses, contados a partir de la firma del Convenio Privado, que será utilizado para pagarle a los Proveedores de Bienes y Servicios de la Sociedad, Inversiones y Contratos, S.A. derechos y gastos varios. 2. En el hecho segundo las partes pactaron lo siguiente: 1. Que el remanente de lo adeudado se pagará con el producto de la venta de determinados locales (C, 9 y 10) 2. Que del producto de esas ventas, la demandada, Inversiones y Construcciones Linrol le hará una cesión de pago a Inversiones y Contratos por la suma de B/.149,400.59 3. Que la cesión a Inversiones y Contratos será comunicada al comprador para su aprobación y la del acreedor hipotecario. CUARTO: La obligación cuyo cumplimiento se demanda ejecutivamente es condicional y la condición esta pendiente y no ha sido cumplida. QUINTO: El título presentado como recaudo ejecutivo no es exigible, liquido ni de plazo vencido, por tanto, no es ejecutivo. SEXTO: Mediante Auto No. 1133 de 4 de agosto de 2010 se libra mandamiento de pago por la vía ejecutiva a favor de Inversiones y Contratos, S.A. y en contra de Inversiones y Construcciones Linrol S.A. y L.G.M. hasta la concurrencia de la suma de B/.168.970.68 en concepto de capital, costas y gastos. SÉPTIMO: Para fundamentar el mandamiento de pago, la Juez de instancia en la parte motiva del Auto Ejecutivo, señala que la obligación pretendida es "una cantidad líquida, exigible y de plazo vencido y que el Tribunal considera que el título presentado cumple con los requisitos exigidos a los documentos señalados como Título Ejecutivo, por tanto, con arreglo del numeral 1 del artículo 1613 del Código Judicial, accede a librar la ejecución impetrada" OCTAVO: El recaudo ejecutivo presentado con la demanda ejecutiva no cumple con los requisitos exigidos en la ley procesal, en consecuencia, su naturaleza no es ejecutiva, con la consecuencia que no hay título ejecutivo en el juicio que respalde el Auto Ejecutivo dictado en el Proceso. NOVENO: La falta o inexistencia de un Título Ejecutivo en el Proceso hace improcedente el Auto Ejecutivo dictado en el Juicio. Excepción de Petición Antes de Tiempo: PRIMERO: Mediante juicio ejecutivo de mayor cuantía, R.G.M. a nombre de Inversiones y Contratos, S.A. interpone demanda ejecutiva contra Inversiones y Construcciones Linrol, S.A. y L.G.M., que quedó radicada en el Juzgado décimo cuarto del circuito de Panamá de lo Civil. SEGUNDO: El recaudo ejecutivo acompañado con la demanda, lo conforma el Auto No. 1360 de 25 de octubre de 2006, dictado por el Juzgado Duodécimo del Circuito de Panamá de lo Civil dentro del juicio ordinario de mayor cuantía, propuesto por Inversiones y contratos, S.A. contra Inversiones y Construcciones Linrol, S.A. que aprueba judicialmente la transacción celebrada por las partes en el juicio. TERCERO: La obligación cuyo cumplimiento se demanda ejecutivamente es condicional y la condición está pendiente y no ha sido cumplida. CUARTO: La obligación demandada pendiente del cumplimiento de una condición hace que la obligación no sea de plazo vencido, líquida ni exigible. QUINTO: El pago del cumplimiento de la obligación demandada ejecutivamente es prematura, por ser una obligación condicional que no ha sido cumplida, configurándose la excepción antes de tiempo para exigir dicho pago. Excepción de Carencia Acción: PRIMERO: En el hecho primero del documento presentado como recaudo ejecutivo en el juicio, Inversiones y Construcciones Linrol, S.A. acepta pagarle a la Sociedad demandante el remanente de la suma de B/.149,400.59, pagaderos en el término de seis (6) meses, contados a partir de la firma del convenio privado, que será utilizado para pagarle a los proveedores de bienes y servicios de la sociedad, Inversiones y Contratos, S.A., derechos y gastos varios. SEGUNDO: En el hecho octavo del recaudo ejecutivo las partes pactaron que del remanente de la obligación por la suma de B/.149,400.59, que Inversiones y Construcciones Linrol, S.A. adeuda a Inversiones y Contratos, S.A. la primera "acepta pagarle la suma adeudada a los acreedores, proveedores, corredores de bienes raíces debidamente identificados dentro de sus obligaciones con terceros, los cuales serán revisados pro los contadores autorizados y que por tal motivo, releva a Inversiones y Contratos, S.A. del pago de dichas suma de monetarias a dichos proveedores." TERCERO: A consecuencia de lo pactado en el documento presentado como recaudo ejecutivos, Inversiones y Contratos, S.A. renunció a recibir el pago del remanente de la obligación por la suma de B/.149,400.59, para que dicha suma sea pagada directamente a los acreedores de la ejecutante, pero a través de Inversiones y Construcciones Linrol, S.A. CUARTO: La ejecutante no es titular del derecho que reclama en el juicio ejecutivo, por lo tanto, carece de acción para demandar y exigir el pago de la obligación por la suma de B/.149,400.59, cuyo derecho pertenece a terceros. QUINTO: La ejecutante en el juicio ejecutivo, Inversiones y Contratos, S.A. carece de personería sustantiva o legitimación en causa para pedir el pago de la obligación reclamada, porque no es titular del derecho que se reclama. Excepción de carencia de personería sustantiva pasiva del ejecutado, L.G.M.: PRIMERO: El título presentado como recaudo ejecutivo en el juicio ejecutivo, constituye el Auto No. 1360 de 25 de 2006, que aprobó judicialmente la transacción celebrada por las partes dentro del juicio ordinario de mayor cuantía propuesto por Inversiones y Contratos, S.A. vs Inversiones y Construcciones Linrol, S.A., que se tramitó en el Juzgado Duodécimo del Circuito de Panamá de lo Civil. SEGUNDO: La parte ejecutada, L.G.M. no fue parte en el juicio ordinario de mayor cuantía a que hace referencia el hecho anterior. TERCERO: El recaudo ejecutivo presentado en el juicio ejecutivo le es inoponible al ejecutado, L.G.M., por carecer de la calidad de parte en el juicio ordinario de mayor cuantía referido en el hecho primero. CUARTO: El ejecutado, L.G.M., carece de personería sustantiva para comparecer y responder por la acción instaurada en su contra por la ejecutante." A través de la Sentencia No. 40 de 26 de julio de 2012, el Juzgado Decimocuarto de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, resolvió las referidas Excepciones declarándolas no probadas. En uso y goce de sus derechos procesales, la parte ejecutada, INVERSIONES Y CONSTRUCCIONES LINROL, S.A., mediante su apoderado judicial, interpuso oportunamente Recurso de Apelación en contra de la decisión proferida en primera instancia, alzada que fue de conocimiento del Primer Tribunal Superior de Justicia del Primer Distrito Judicial de Panamá. El Recurso de Apelación fue resuelto a través de la Sentencia Civil de 26 de abril de 2013, en donde se confirmó la decisión proferida por el juzgador primario. Es contra esta decisión de segunda instancia que la parte Demandada-Recurrente formalizó Recurso de Casación que esta S. de lo Civil se avoca a resolver. RECURSO DE CASACIÓN El Recurso de Casación interpuesto es en el fondo y se invoca un solo concepto de la Causal de Infracción de Normas Sustantivas de Derecho, que corresponde al de error de derecho en cuanto a la apreciación de la prueba. Este concepto es fundamentado a través de cinco M. que se exponen a continuación: "PRIMERO El Primer Tribunal Superior de Justicia confirmó la Sentencia de Excepciones que declaró no probadas las cuatro (4) Excepciones invocadas por Inversiones y Construcciones Linrol, S.A., al apreciar incorrectamente el recaudo ejecutivo que consta a Fojas 9-11, consistente en el contrato de transacción aprobado judicialmente mediante Auto No. 25 de octubre de 2006, dictado por el Juzgado Duodécimo del Circuito de Panamá de lo Civil, que por esos juicios de valor equivocados le atribuyó al recaudo mérito ejecutivo y exigible la obligación, la fianza solidaria del ejecutado para el pago de la obligación y la inexistencia de la extinción de la obligación por novación, que conforme a la Ley no les corresponde. SEGUNDO: El Primer Tribunal Superior de Justicia en base a una incorrecta estimación del recaudo ejecutivo declaró no probadas las excepciones de inexistencia de título Ejecutivo y Petición antes de tiempo, bajo la apreciación que el recaudo podía catalogarse como Título Ejecutivo y que no se estaba en presencia de una condición, cuando el recaudo ejecutivo que estima y reconoce reseña que la obligación que se demanda ejecutivamente es condicional, que por estar pendiente la condición su naturaleza no es ejecutiva, no presta mérito ejecutivo, no es exigible y que inexiste título ejecutivo, siendo prematuro su ejercicio ejecutivo. TERCERO: El Primer Tribunal Superior de Justicia en base a una errada apreciación del Recaudo Ejecutivo declaró no probada la Excepción de carencia de Acción de la Ejecutante, bajo la apreciación que los fundamentos de la Excepción no obedecen a hechos posteriores de la Resolución que aprobó el Contrato de Transacción y que debió ser rechazada de plano, cuando del recaudo que estima y reconoce, los cimientos de la excepción se derivan de lo pactado entre las partes en la transacción, que convinieron la extinción de la obligación por novación, al acordar que el pago del remanente de la obligación por la suma de B/.149,400.59 se hiciera a favor de los acreedores de la ejecutante y que se relevara a ésta de dichos pagos. CUARTO: El Primer Tribunal Superior de Justicia en base a una errada apreciación del recaudo ejecutivo declaró no probada la Excepción de carencia de personería sustantiva del demandado, L.G.M., bajo la apreciación que el recaudo ejecutivo contiene fianza solidaria del ejecutado, cuando el recaudo que estima y reconoce, constituido por el contrato de transacción aprobado judicialmente, no fue suscrito ni firmado por la persona natural ejecutada, por no haber sido parte en el juicio donde se aprobó la transacción y que por tales razones inexiste la fianza solidaria. QUINTO: Los juicios de valor equivocados en la apreciación del recaudo ejecutivo consultable a fojas 9-11 fueron manifiestos y evidentes e influyeron sustancialmente en lo dispositivo de la Resolución recurrida, que causan perjuicios a nuestra representada y que de haberse apreciado conforme a la sana critica, el Primer Tribunal Superior de Justicia habría tenido que reconocer probadas las cuatro (4) excepciones alegadas por la ejecutada, Inversiones y Construcciones Linrol." Como normas de derecho consideradas infringidas se citan los artículos 781, 1035, 1614 y 1612 del Código Judicial, al igual que los artículos 998, 999, 1043, 1090, 1049 y 1108 del Código Civil. CRITERIO DE LA SALA Tal como nos hemos referido anteriormente, el presente Recurso de Casación es en el fondo y se invoca un solo concepto de la Causal de Infracción de Normas Sustantivas de Derecho, el cual corresponde al de error de derecho en cuanto a la apreciación de la prueba. De los cinco M. en que se fundamenta la Causal de fondo invocada, se extrae que el cargo de ilegalidad denunciado consiste al decir del Recurrente, en el yerro de valoración cometido por el Ad quem sobre una única prueba, la cual corresponde al recaudo ejecutivo mediante el cual se instauró el presente Proceso Ejecutivo, es decir, el documento que fue presentado como título ejecutivo y que en el presente caso corresponde a el Auto No. 1360 de 25 de octubre de 2006, proferido por el Juzgado Duodécimo de Circuito de lo Civil del Circuito Judicial de Panamá, a través del cual se aprueba un Convenio de Transacción judicial suscrito dentro del Proceso Ordinario instaurado por INVERSIONES Y CONTRATOS, S.A. en contra de INVERSIONES Y CONSTRUCCIONES LINROL, S.A. En este sentido, señala el Casacionista que de haber valorado el Primer Tribunal Superior conforme a las reglas de la Sana Crítica, el documento que consta de foja 9 a 11 del expediente principal y que consiste en el Auto No. 1360 de 25 de octubre de 2006, mediante el cual se aprobó el Convenio de Transacción respectivo, hubiese llegado el Ad quem a la conclusión que el mismo carece de los requisitos legales exigidos para ser considerado como título ejecutivo y en consecuencia declararía probadas las cuatro (4) Excepciones alegadas por la parte Recurrente. Ahora bien, para los efectos de considerar la procedencia de los cargos de ilegalidad denunciados en el presente Recurso de Casación sobre la prueba documental cuyo yerro de valoración se denuncia, esta S. considera imperioso remitirnos a la valoración que sobre dicho documento realizó el Ad quem dentro de la Resolución recurrida. La Sentencia de 26 de abril de 2013, respecto a los referidos cargos de ilegalidad, expuso lo siguiente: "... Así las cosas, se estableció que el título presentado era patente; podía catalogarse como título ejecutivo; no necesitaba ser complementado con otras pruebas y que no se estaba en presencia de una condición, sino de una forma de pago a la deuda, ya adquirida por los demandados. Con relación al plazo vencido de la deuda, argumento erigido para sostener la ausencia de título ejecutivo y la excepción de petición antes de tiempo, se advierte que en este libelo, no se agrega alguna precisión distinta a las ya atendidas, remitiéndonos entonces a lo establecido en las excepciones del señor L.G.M. y las reflexiones plasmadas en la resolución que resolvió la alzada al auto que libró mandamiento de pago. En consecuencia, las excepciones de "ser condicional la obligación que se demanda y no estar cumplida la condición" y la "petición antes de tiempo", serán desestimadas por las consideraciones externadas durante aquellos episodios. Sobre la excepción de "carencia de personería sustantiva de la ejecutante y de los demandados", resulta imperante citar el artículo 1687 del Código Judicial, que preceptúa que las excepciones ensayadas en ejecuciones que estén amparadas en resoluciones, sean de juez o árbitros o una actuación judicial, "deben fundarse en hechos ocurridos después de la fecha de tal decisión. Si se proponen en contra de los dispuesto, el juez los rechazará de plano." Percibe el Tribunal Colegiado que los fundamentos de la excepción estudiada, tienen como soporte argumentos, que descansan en situaciones fácticas intrínsecas dentro del documento y que no obedecen a hechos posteriores a los que el artículo alude, por lo que debieron ser rechazadas de plano. Sin embargo, a pesar de aquello respecto con la presunta ausencia de personería sustantiva del señor L.G.M., debido a que este no figuraba parte del proceso que originó la transacción y que por tanto, debieron tenerse como no puestas estas cláusulas, contempla esta S. Colegiada, que el ejecutado suscribió el convenio de transacción como fiador solidario; además de que su condición se pactó en la cláusula quinta del convenio; por ende, si no estaba de acuerdo en que no formaba parte del proceso que originó la transacción, debió proceder con los recursos pertinentes, a fin de enervar los efectos de la resolución que la aprobó. Negar su participación y los efectos del convenio en estos momentos, es irse contra sus propios actos. En cuanto a la "carencia de acción" de la sociedad ejecutante, esta descansa en los mismos argumentos externados por el señor L.G.M.; por lo que este Tribunal se avoca a lo dictado en la resolución, que resolvió las excepciones del señor L.G.M., máxime cuando estas dos últimas excepciones: "carencia de acción" y "carencia de personería sustantiva" los ejecutados, involucran un examen interpretativo a lo decidido en la resolución ejecutoriada que aprobó la transacción, incumpliendo con el artículo 1687 del Código Judicial." (Resalta la S.) De lo antes expuesto, esta S. evidencia que del análisis realizado por el Primer Tribunal Superior sobre el recaudo ejecutivo presentado para instaurar el presente Proceso, dicho Tribunal consideró que el mismo cumplía con los requisitos legales para ello, al tratarse de un título ejecutivo que constituye una obligación líquida, exigible y de plazo vencido. El artículo 1613 del Código Judicial en su numeral primero indica que, "son títulos ejecutivos: las sentencias ejecutoriadas de condenas y las resoluciones ejecutoriadas que aprueben un allanamiento, un acuerdo o un convenio", aspectos que indudablemente se configuran en el documento que consta de foja 9 a 11 del expediente principal, por tratarse de una Resolución judicial proferida dentro del Proceso Ordinario instaurado por INVERSIONES Y CONTRATOS, S.A. en contra de INVERSIONES Y CONSTRUCCIONES LINROL, S.A., en la cual se aprobó un Convenio de Transacción suscrito entre dichas partes como medio extraordinario de terminación del Proceso, lo cual mereció de la aprobación por parte del Juzgador respectivo. En ese sentido, el artículo 1614 cuya violación se denuncia en el presente Recurso de Casación, específicamente los numerales 2 y 5 de dicha norma, son claros al señalar que, para que un documento que preste mérito a título ejecutivo pueda ser ejecutado, debe contener una obligación clara y de plazo cumplido, o bien, de contener una obligación subordinada o condicional, podrá procederse con la ejecución si de dicho título o de otro documento auténtico, resulta cumplida la condición o prestación aludida. En cuanto al aspecto que precede, esta S. comparte el criterio del Ad quem al considerar que el Convenio de Transacción presentado y que figura como recaudo ejecutivo dentro del presente Proceso, no requiere ser completado por otro documento válido para los efectos de considerar que se trata de una obligación de plazo vencido, toda vez que en la cláusula primera de la Transacción aprobada a través de la Resolución judicial respectiva, si bien se indica que la obligación reclamada deberá ser pagada luego del término de seis (6) meses a partir de la firma de dicho convenio y en el mismo no se sugiere el momento de la firma respectiva, el artículo 1086 del Código Judicial es claro al indicar que la transacción aprobada judicialmente tiene fuerza ejecutiva y que la Resolución que apruebe la misma "termina la litis y hace tránsito a cosa juzgada, en cuanto a los puntos objeto de la misma". Por esta razón, ha de inferirse que la firma del convenio debió darse antes de la aprobación judicial o bien que dicha aprobación por parte del juzgador hace los efectos de su validez desde su ejecutoria. Respecto a lo señalado por el Recurrente del contenido de la cláusula segunda de la aludida Transacción, al señalar que el hecho que no se hayan vendido los locales a los que se refiere dicha norma, constituye una obligación condicional de la obligación principal, esta S. no comparte dicho análisis, toda vez que resulta claro que la obligación principal contenida en la cláusula primera de la Transacción aprobada a través del referido Auto No. 1360 es clara y exigible dentro del plazo estipulado. El contenido de la Cláusula primera de la Transacción aprobada a través del Auto No. 1360 de 25 de octubre de 2006, proferido por el Juzgado Duodécimo del Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, se expone a continuación: "PRIMERO: INVERSIONES Y CONSTRUCCIONES LINROL, S.A., acepta pagarle a la sociedad demandante INVERSIONES Y CONTRATOS, S. A. La suma de trescientos mil balboas (B/.300,000.00), pagaderas en la forma que sigue: a) Un abono por la suma de Ciento Cincuenta mil quinientos noventa y nueve con 41/100 Balboas (B/.150,599.41) en efectivo o cheque certificado pagaderos en el término de dos (2) semanas, a partir de la firma de este convenio que será utilizado para pagarle a los proveedores de bienes y servicios de la sociead Inversiones y Contratos, S.A. Para tal efecto, Inversiones Y Construcciones Linrol, S.A. hará una cesión de pago a favor de Inversiones y Contratos, S.A. con motivo de un desembolso monetario que le hará la Caja de Ahorros. b) El resto, o sea la suma de Ciento noventa y nueve mil cuatrocientos con 59/100 balboas (B/.149,400.59), pagaderas al término de seis (6) meses, contados a partir de la firma de este convenio privado que será utilizada para pagarle a los proveedores de bienes y servicios de la sociedad Inversiones y Contratos, S.A., derechos y gastos varios. (Resalta la S.) Así las cosas, no considera esta S. la infracción de los artículos 1035 y 1612 del Código Judicial, al igual que el artículo 998 del Código Civil, por coincidir esta S. con la valoración realizada por el Ad quem sobre el recaudo ejecutivo y considerar que del documento que consta de foja 9 a 11 del expediente principal, se desprende una obligación líquida, exigible y de plazo vencido y no se encuentra sujeta a ninguna condición futura e incierta. Con base a lo señalado en los párrafos precedentes, tampoco considera esta S. que prospera el cargo endilgado sobre el artículo 999 del Código Civil que regula las obligaciones condicionales y cuándo las mismas resultan exigibles, toda vez que tal como nos hemos referido anteriormente, esta Corporación de Justicia coincide con el Ad quem que dicho supuesto no se da dentro del Convenio de Transacción presentado como recaudo ejecutivo en el presente Proceso. Ahora bien, en cuanto a la alegada Excepción de carencia de acción, señala el Recurrente que de conformidad con lo establecido en los artículos 1043, 1049 y 1090 del Código Civil, los mismos fueron violados de forma directa por omisión, toda vez que al contener dichas disposiciones legales aspectos que versan sobre la extinción de las obligaciones por la novación de las mismas, normas que según el Casacionista debieron ser aplicadas al presente Proceso para desestimar el derecho de la ejecutante de reclamar la obligación que se desprende del recaudo ejecutivo, esta S. no encuentra fundamento jurídico, toda vez que de ninguna de las cláusulas del Convenio de Transacción que funge como recaudo ejecutivo, se desprende que se de la novación de las obligaciones de conformidad a lo establecido en el artículo 1091 del Código Civil. Si bien esta S. es de la consideración que los cargos de ilegalidad expuestos dentro del presente Recurso de Casación se encuentran dirigidos mayormente a una violación de las disposiciones contraídas en el Convenio de Transacción Judicial, toda vez que lo realizado es la interpretación del clausulado respectivo y no resulta acorde al concepto probatorio de error de derecho en cuanto a la apreciación de la prueba, no serán desestimados los mismos para su análisis por considerar esta Corporación de Justicia que, la valoración del recaudo ejecutivo en su totalidad resulta necesaria para determinar si del mismo, pueden o no ejecutarse las obligaciones que de allí se desprenden. Así las cosas, no puede perderse de vista que el Convenio de Transacción fue aprobado por una autoridad judicial como mecanismo extraordinario de finalización de un Proceso, el cual indudablemente surte efectos para con las partes de dicho Proceso y para con aquellas que en dicho Convenio se comprometieron al cumplimiento de las obligaciones reclamadas, desprendiéndose con claridad que, los obligados a pagar la obligación lo fueron Inversiones y Construcciones Linrol, S.A. en calidad de deudora y el S.L.G.M. en calidad de fiador, tal como así lo establece la cláusula quinta de la transacción respectiva. Por lo antes expuesto, esta S. es de la consideración que no prosperan igualmente los cargos de ilegalidad que el Casacionista le atribuye a la supuesta infracción cometida sobre el artículo 1108 del Código Civil, en el cual se apoyó la Excepción de carencia de personería sustantiva del demandado. Como quiera que esta S. no considera fundados ninguno de los cargos de ilegalidad expuestos dentro del presente Recurso de Casación en el fondo, se procederá a homologar la Sentencia recurrida. En mérito de lo antes expuesto, LA CORTE SUPREMA, SALA PRIMERA DE LO CIVIL, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, NO CASAla Sentencia Civil de veintiséis (26) de abril de dos mil trece (2013), proferida por el Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial, la cual confirma la Sentencia número cuarenta (40) del veintiséis (26) de julio de dos mil doce (2012), emitida por el Juzgado Decimocuarto de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, en las Excepciones de inexistencia de titulo ejecutivo, petición antes de tiempo, carencia de acción y de carencia de personería sustantiva del demandado, L.G.M., todas presentadas dentro del Proceso Ejecutivo de mayor cuantía interpuesto por INVERSIONES Y CONTRATOS, S.A. en contra de INVERSIONES Y CONSTRUCCIONES LINROL, S.A. y L.G.M.. Las costas de Casación se fijan en la suma de CIEN BALBOAS(B/.100.00). Notifíquese Y DEVUÉLVASE, OYDÉN ORTEGA DURÁN HERNÁN A. DE LEÓN BATISTA--- HARLEY J. MITCHELL D. MELISA E. MADRID C (secretaria encargada)