Sentencia Civil de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 1ª de lo Civil, 25 de Julio de 2014

Fecha de Resolución:25 de Julio de 2014
Emisor:Primera de lo Civil
 

VISTOS:

Está pendiente de ponderar la admisibilidad del recurso de casación que fue interpuesto por el señor N.V.D. contra la Sentencia No. 25 de 10 de febrero de 2014 del Tribunal Superior del Cuarto Distrito Judicial, que revocó el "Auto" No. 212 de 19 de diciembre de 2013, del Juzgado Primero Agrario de la provincia de Los Santos, que negó la excepción de ilegitimidad activa del señor N.V.D..

En este sentido y habiéndose observado que el recurso ha sido anunciado y formalizado en debida forma y que se trata de un proceso cuya cuantía excede los límites de ley (ordinal segundo del artículo 1163 del Código Judicial y el ordinal primero del artículo 1164 del Código Judicial, respectivamente), corresponde examinar las causales.

El recurso está bien dirigido y fue presentado en el orden correcto indicado en el artículo 1168 del Código Judicial. Así denominó el recurrente su primera y única causal de forma: "Por haberse omitido cualquier otro requisito cuya omisión cause nulidad".

Antes de revisar cómo están estructurados los motivos, es importante señalar que la presunta omisión o pretermisión que se le endilga a la decisión de segunda instancia debió ser reclamada en la instancia correspondiente, a menos que el yerro aconteciera en segunda instancia, tal como lo invoca el artículo 1194 del Código Judicial.

La causal de forma está compuesta por dos motivos donde se extrae que la génesis de la supuesta nulidad no ocurrió en segunda instancia, sino en la primera, específicamente, en la audiencia preliminar; ya que el recurrente sostiene que no se abrió a pruebas y que la excepción debió ser atendida como incidente.

Una mirada a la audiencia preliminar, revela que el demandante no realizó ningún tipo de objeción durante la audiencia (fs. 50-64); por lo tanto, impide que se le dé estudio a la causal y se le declare inadmisible.

La primera causal de fondo, consiste en la "infracción de normas sustantivas de derecho por concepto de aplicación indebida".

La aplicación indebida como infracción de normas sustantivas ocurre cuando se aplica una disposición a hechos comprobados, pero que no son regulados por la norma, en consecuencia, la construcción de los motivos debe ir dirigida a exponer este escenario y mostrarle a la Sala cómo resultó el yerro advertido.

La causal está soportada en un solo motivo que se transcribe a continuación:

"PRIMERO: El fallo impugnado ha declarado probada la excepción de ilegitimidad de la personería activa, al considerar, de manera errada, que la acción de reinvindicación no le corresponde a N.V.D. por el hecho de no ser propietario, cuando Nuestro (sic) Código Civil expresamente reconoce dicha acción también en quien no es propietario; situación que es sustraída a la regla general de la reinvindicación."

Este motivo tal como está expuesto, carece de un cargo, toda vez que lo que se advierte es una alegación de instancia, pues no se vislumbra con claridad cómo fue que se aplicó una norma a un supuesto de hecho no regulado por ese precepto, de modo que al estar incompleto el motivo, no se puede precisar la congruencia entre este y la norma infringida, igualmente, en el motivo no se explica cómo este error incidió en la decisión de fondo.

Como normas infringidas, cita el recurrente, el artículo 582 y 587 del Código Civil, las cuales, a su juicio, fueron quebrantadas por "violación directa por omisión", sin embargo, la aplicación indebida de la norma parte de la premisa que la norma fue aplicada por el Tribunal, si bien ocurre una omisión de la norma (la que debió ser verdaderamente aplicada) esto no quedó claro en el recurso por parte del recurrente, ya que explica la omisión de dos normas, deviniendo el mismo en inadmisible.

Posteriormente, citó como segunda causal de fondo la "infracción de normas sustantivas de derecho por concepto de error de hecho sobre la existencia de la prueba". La causal se erige a partir de los siguientes dos motivos:

"PRIMERO: Que el fallo impugnado ha negado acción de reinvindicación al considerar probado que Nuestro (sic) mandante tiene la posesión del lote de terreno de 6 hectáreas con 1,426.92 metros cuadrados, que se encuentran dentro de la finca No. 36865, documento 119342, de la Sección de la Propiedad del Registro Público de la Provincia de los Santos, cuando consta en el expediente certificado del Registro Público de la finca, a fojas 10 del expediente, y copia autenticada de la escritura pública número D. N. DN7-UTO-02227 de 27 de marzo de 2007, a fojas 11 y a fojas 35 del expediente, en donde se acredita que la misma fue adjudicada a la Parte Demandada con lo que se priva de la posesión civil a N.V.D..

SEGUNDO

Que pese ha (sic) haber sido privado de la posesión civil del lote de terreno que forma parte de la finca 36865, documento 1193242, de la Sección de la Propiedad del Registro Público de la Provincia de Los Santos, por la titulación ilegal que consta probada en el expediente, el fallo impugnado desconoce, por el error probatorio, el derecho a reivindicar el lote de terreno a N.V.D.."

La redacción de los motivos no deja claro cuál o cuáles fueron los medios que no fueron valorados por el Ad quem; a pesar de que el recurrente se refiere a dos medios, los cuales enuncia y cita sus fojas, se desconoce si tales pruebas tenían como propósito demostrar el derecho de reivindicación del recurrente, situación que debe ser aclarada, en aras de identificar qué pretendían demostrar estos dos medios y cómo su omisión influyó en el resultado. Esta aclaración debe realizarse de manera expositiva sin argumentos de instancia. El segundo motivo, carece de cargos por lo que debe ser suprimido.

Como normas infringidas y el concepto en que lo fueron el recurrente citó el artículo 834 del Código Judicial y el artículo 423 y 587 del Código Civil. En esta sección se debió citar el artículo 780 del Código Judicial con su respectivo comentario, ya que por jurisprudencia se ha establecido.

Respecto a la explicación de las normas vulneradas, este Tribunal Colegiado repara, que para el artículo 423 del Código Civil, no se observa con claridad una ilación lógica sobre cómo se quebrantó este precepto, de hecho la explicación vertida no tiene relación con el artículo que se enuncia; por lo que se ordena corregirlo al igual que el artículo 587 del Código Civil, el cual carece de un comentario desde el punto de vista lógico y jurídico sin argumentos de instancia sobre cómo es que este artículo fue infringido por el Ad quem.

En este último precepto, solo se parte de una afirmación muy propia del recurrente, sin revelarle a la Sala cómo la omisión de aquellos dos medios de pruebas incidió en la ruptura tanto del artículo 587 como el 423 del Código Civil. En los dos se hace alusión a "violación directa por omisión", que corresponde a otra causal.

En consecuencia, teniendo presente estas directrices el recurrente deberá dentro del término de cinco días presentar su corrección, cumpliendo con todas y cada una de las observaciones que se plasmaron en esta resolución.

En virtud de las motivaciones esgrimidas, LA SALA PRIMERA DE LO CIVIL, DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, NO ADMITE la primera causal de forma y primera de fondo; finalmente, ORDENA LA CORRECCIÓN de la segunda causal de fondodentro del recurso de casación propuesto por N.V.D. contra la Sentencia No. 25 de 10 de febrero de 2014 del Tribunal Superior del Cuarto Distrito Judicial proferida dentro del proceso de reivindicación que el demandante ensayara contra M.D.C.V.D.C., J.L.V.B., B.E.V.D.V. y D.A.V.V..

Para tales efectos, se le concede a la parte recurrente el término de cinco (5) días.

N.,

HARLEY J. MITCHELL D.

OYDÉN ORTEGA DURÁN -- SECUNDINO MENDIETA G.

SONIA F. DE CASTROVERDE (Secretaria)