Sentencia Civil de Supreme Court (Panama), 1ª de lo Civil, 19 de Abril de 2014

Fecha de Resolución19 de Abril de 2014
EmisorPrimera de lo Civil

VISTOS: La Sala Primera de lo Civil, de la Corte Suprema de Justicia, actuando como Tribunal de Casación conoce el recurso de casación en la forma interpuesto por INSIGHT ADVERTISING, S.A. y el recurso de casación en el fondo por B.B., S.A., PUBLICIDAD INTERAMERICANA, S.A., MEGA PUBLICIDAD, S.A., PUBLICIS FERGO, S.A., PUNTO APARTE PUBLICIDAD, S.A., McCANN-ERICKSON WORLDGROUP/PANAMÁ, S.A., R.D. NEXOS, S.A., J.W.T., S.A., LEO BURNETT PANAMÁ, S.A., STAR MANAGEMENT HOLDING, INC., PUBLICUATRO, S.A., CAMPAGNANI/BBDO PANAMÁ, S.A. y QUÍMICA PUBLICIDAD, S.A. contra la sentencia calendada 31 de octubre de 2011, expedida por el Tercer Tribunal Superior de Justicia, del Primer Distrito Judicial de Panamá, en el Proceso Acumulado por Prácticas Monopolísticas que promoviera LA COMISIÓN DE LIBRE COMPETENCIA Y ASUNTOS DEL CONSUMIDOR (CLICAC) AHORA AUTORIDAD DE PROTECCIÓN AL CONSUMIDOR Y DEFENSA DE LA COMPETENCIA (ACODECO) y SERVICIO DE MONITOREO Y CONTROL DE LA INVERSIÓN PUBLICITARIA, S.A. El recurso de casación en la forma y el recurso de casación en el fondo corregidos fueron admitidos mediante resolución judicial de 28 de septiembre de 2012 (Cfr. fj. 5, 650 a 5, 652), concediéndose el plazo legal para la proposición de los alegatos de fondo a las partes (Cfr. fj.5, 654). Según consta, INSIGHT ADVERTISING, S.A., a fojas 5, 656 a 5, 662- 5, 690 a 5, 697; B.B., S.A., PUBLICIDAD INTERAMERICANA, S.A., MEGA PUBLICIDAD, S.A., PUBLICIS FERGO, S.A., PUNTO APARTE PUBLICIDAD, S.A., MCCANN-ERICKSON WORLDGROUP/PANAMÁ, S.A., R.D. NEXOS, S.A., J.W.T., S.A., LEO BURNETT PANAMÁ, S.A., STAR MANAGEMENT HOLDING, INC., PUBLICUATRO, S.A., CAMPAGNANI/BBDO PANAMÁ, S.A. y QUÍMICA PUBLICIDAD, S.A., a fojas 5, 663 a 5, 673 y LA AUTORIDAD DE PROTECCIÓN AL CONSUMIDOR Y DEFENSA DE LA COMPETENCIA (ACODECO) a foja 5, 674 a 5, 689, han presentado sus alegaciones por escrito, respectivamente. Revisados cada uno de los escritos develados con la mayor diligencia posible, le incumbe pronunciarse sobre los cargos de ilegalidad endilgados contra la resolución recurrida. RECURSO DE CASACIÓN EN LA FORMA CORREGIDO PRESENTADO POR INSIGHT ADVERTISING, S.A. La causal invocada es "por no estar la sentencia en consonancia con las pretensiones de la demanda porque se condena a más de lo pedido". "PRIMERO: Al tercer (sic) Tribunal Superior de Justicia le consta en su decisión del 31 de octubre de 2011 que a foja 465 del expediente consta la presentación de la demanda por prácticas monopolísticas absolutas promovida por SERVICIO DE MONITOREO Y CONTROL DE LA INVERSIÓN PUBLICITARIA, S.A., el día 31 de octubre de 2003 contra BOYD BARCENAS, S.A., PUBLICIDAD INTERAMERICANA, S.A., MEGA PUBLICIDAD, S.A., M. Y DIEZ COMUNICACIÓN INTEGRADA, PUBLICIS FERGO, S.A., PUNTO Y APARTE PUBLICIDAD, S.A., CAMPAGNANI/ BBDO PANAMA, S.A., MCCANNERICKSONWORLDGROUP/ PANAMA, S.A., R.D. NEXOS, S.A. (antes DIAZ/TBWA, S.A.), J.W.T.S.A., L.B.P., S.A., STAR MANAGEMENT HOLDING, INC., PUBLICUATRO, S.A., QUÍMICA-PUBLICIDAD, S.A.; GENESIS PUBLICIDAD Y MARKETING, S.A., e INSIGHT ADVERTISING, S.A., en donde la parte actora pedía literal y expresamente como pretensión que los demandados fuesen condenados solidariamente a la suma de seis millones setecientos cuarenta y dos mil trescientos setenta y seis balboas con 60/100 (B/6,742,376.60), en concepto de daños y perjuicios causados al demandante al 31 de octubre de 2003, por razón de la práctica monopolística absoluta realizada en su contra, así como lucro cesante sufrido por las referidas prácticas, sin señalar cuantía alguna en cuanto a este lucro cesante. SEGUNDO: Al tercer tribunal superior de justicia (sic) en su decisión del 31 de octubre de 2011 le consta que confirma la decisión del a- quo, en el sentido de mantener una condena pecuniaria a las demandadas consistente en pagar solidariamente B/.880,929.66 y B/.119,092.00 en costas. A lo anterior impone B/.1,000.00 en costas en segunda instancia. El reconocimiento de B/880,929.66 se debe, según el tercer tribunal superior de justicia (sic) a las sumas dejadas de percibir (vale decir perjuicios o lucro cesante) por el demandante en contravención directa con lo que este último ha pedido en su propio libelo de demanda, y este reconocimiento lo hizo el Tercer Tribunal Superior de Justicia a pesar de que el demandante no había fijado en su demanda cuantía alguna al supuesto lucro cesante o perjuicio. TERCERO: El tercer tribunal (sic) Superior de Justicia emitió la sentencia recurrida que condena a las publicitarias el 31 de octubre de 2011 produciendo una incongruencia o falta de consonancia entre lo pedido en su libelo a fojas 465 y lo efectivamente fallado por el juzgador ya que condena a las demandadas a pagar más de lo pedido en su demanda bajo la modalidad plus o ultra petita llevando al juzgador ad quem a un error in procedendo en la parte resolutiva de la resolución. El error procedimental se observa en la parte resolutiva del tribunal de alzada en esta decisión ya que concede o reconoce un derecho nunca cuantificado por el actor quien no colocó cifra o suma alguna en materia de perjuicio ni lucro cesante en su libelo de demanda y esto fue precisamente lo reconocido erróneamente en cuantía por el Tercer Tribunal Superior. CUARTO: El tercer tribunal (sic) Superior de Justicia emitió la sentencia recurrida que condena a las publicitarias el 31 de octubre de 2011 en alejamiento del thema decidendum planteado en la demanda ya que la omisión del actor en su libelo de no cuantificar lo que esperaba en materia de perjuicios o lucro cesante no guarda estrecha ni directa relación congruente con lo efectivamente concedido, pues el ad quem en su parte resolutiva erróneamente decide proferir condena pecuniaria contra las demandadas a pagar solidariamente B/.880,929.66 en base a un perjuicio o lucro cesante no cuantificado y B/.119,092.00 en costas, así como B/.1,000.00 en costas en segunda instancia. El tercer tribunal (sic) Superior de Justicia emitió la sentencia recurrida que condena a las publicitarias el 31 de octubre de 2011 sin contar con la debida cuantificación expresa del actor en materia de lucro cesante en su libelo y por tanto así no podía proferir una decisión cuya parte resolutiva reflejase congruencia procedimental entre lo pedido por el demandante en su libelo y lo efectivamente concedido. QUINTO: El tercer tribunal (sic) Superior de Justicia emitió la sentencia recurrida que condena a las publicitarias el 31 de octubre de 2011 condenado a las demandadas a pagar solidariamente B/.880,929.66 en base a un perjuicio o lucro cesante nunca cuantificado por la parte actora, en contravención a los requisitos esenciales de toda demanda, ya que el libelo de demanda visible a fojas 456 debió especificar, entre otras, la cosa, declaración o hecho que se demanda; y si se demandase pago de dinero, la expresión de la cantidad que se reclama; en caso de que ella se exprese más de determinada cantidad se entenderá que se pide dicha cantidad más un balboa (B/.1.00), y el demando no podrá ser condenado a más de la suma de dichos dos guarismos, situación que a todas luces no se cumplió y la sentencia proferido no cumple con dichos parámetros. El tercer tribunal (sic) Superior de Justicia emitió su sentencia basándose en un supuesto perjuicio o lucro cesante del orden de B/.880,929.66, cuando la parte actora siguiera cuantificó dicho lucro cesante o perjuicio, debiendo ser condenada las demandas, cuanto mucho solamente a un balboas (B/.1.00) conforme indican las normas del procedimiento civil panameño vigente." Los artículos 475 y 665, numeral 5 del Código Judicial son las normas violentadas. DECISIÓN DE LA SALA DE LO CIVIL Recuerda la Sala de lo Civil como Tribunal de Casación su competencia para conocer el recurso de casación interpuesto por virtud de lo preceptuado en el artículo 190 de la Ley 45 de 2007, norma procesal aplicable que nos indica lo siguiente: "Artículo 190. Recursos. El recurso de casación tendrá lugar contra las resoluciones de segunda instancia proferidas por el tribunal superior de apelaciones, en los siguientes casos: Las demás resoluciones que dicte el tribunal superior de apelaciones no admiten recurso de casación." (énfasis suplido). Precisada, sin mayor limitación la competencia se procede con el análisis del error de procedimiento invocado por el recurrente a fin de determinar su configuración o no. Tal como vemos, la inconsonancia corresponde a un error que no es de juicio o entendimiento de las circunstancias fácticas o jurídicas (hecho y derecho), por parte del juzgador sino en la actividad que desarrolla en el proceso, particularmente, al dirimir el conflicto mediante el dictamen de la sentencia. Como es sabido, la congruencia garantiza la debida simetría de la sentencia expedida con los supuestos de hecho que dan soporte a las pretensiones hilvanadas en la demanda, en las excepciones invocadas por el demandado o en las excepciones que el juzgador deba declarar de manera oficiosa. Así las cosas, la congruencia siguiendo el principio dispositivo imperante en los procesos civiles obliga a los jueces civiles a someter su poderío decisorio a lo delimitado en el libelo introductorio de demanda o por el contenido de las excepciones propuestas en donde se fijan los extremos de la decisión con que se ponga fin al litigio; por tanto, se produce su fractura cuando el juzgador desborda su poder despreocupado de los parámetros establecidos tanto en la demanda o en las excepciones para tomar en cuenta solamente aquellos que a su criterio subjetivo correspondan ser apreciados, es decir, se pronuncia sobre aspectos no comprendidos en aquel marco delineador de los hitos procesales. En consecuencia, prospera cuando se resuelve en asuntos que no han sido controvertidos (extra petita), al condenar más allá de lo pedido (ultra petita) o cuando deja de resolver algunas de las pretensiones de la demanda o sobre las excepciones (citra petita, llamada también por la doctrina, minima petita). En Panamá, la congruencia, es dable recordar, que la ley procesal la identifica como un deber del juzgador al imponerle resolver cada controversia jurídica sin rebasar los límites de la litis (cfr. artículo 199, ordinal 7); como principio rector del proceso civil (cfr. artículo 475) y como requisito esencial de la sentencia (cfr. artículo 991). Así, pues el artículo 199, dispone: "Artículo 199. Son deberes en general de los Magistrados y Jueces: ... Por su parte, el artículo 475 del Código Judicial establece lo siguiente: "Artículo 475. La decisión debe recaer sobre la cosa, cantidad o hecho disputado, declaración solicitada o el punto controvertido. Si se ha pedido menos de lo probado, sólo se concederá lo pedido. Si el demandante pidiere más, el J. sólo reconocerá el derecho a lo que probare. Sin embargo, en procesos de relaciones de familia o relativos al estado civil, el juez de primera instancia podrá reconocer pretensiones u ordenar prestaciones aun cuando no estén pedidas, siempre que los hechos que las originen hayan sido discutidos por las partes en el proceso, estén debidamente comprobados, se relacionan con las peticiones de la demanda y con la causa de pedir." También, el artículo 991 del Código Judicial nos ilustra: "Artículo 991. La sentencia deberá estar en consonancia con las pretensiones aducidas en la demanda o con posterioridad en los casos expresamente contemplados y con las excepciones que aparezcan probadas y hubieren sido alegadas si así lo exige la Ley. No podrá condenarse al demandado por cantidad superior o por objeto distinto del pretendido en la demanda. Si lo pedido por el demandante excede de lo probado, se le reconocerá solamente lo último. Si se hubieren formulado diversas peticiones se hará la correspondiente declaración respecto a cada una de ellas." En la doctrina panameña, el principio de congruencia como bien lo explica el Dr. J.F. comprende: "El principio de congruencia exige que el juzgador se pronuncie sobre todo lo que se pide y sólo sobre lo que se pide, o sea, sobre todas las pretensiones sometidas a su examen, y sólo sobre ellas." (J.F. en Estudios Procesales, Panamá, 1989, p. 142.) Tal conducta reprochable como constitutiva del error in procedendo señala el recurrente sobreviene porque la sentencia dictada por el tribunal colegiado en segunda instancia confirmó la condena por el daño acreditado a la suma de ochocientos ochenta mil novecientos veintinueve balboas con sesenta y seis centésimos (B/.880,929.66), en concepto solamente de lucro cesante, rubro que no fue cuantificado en la indemnización compensatoria por los daños y perjuicios ocasionados a SERVICIO DE MONITOREO Y CONTROL DE LA INVERSIÓN PUBLICITARIA, S.A. (CIP), por la práctica monopólica absoluta imputada. Ahora bien, para determinar la inconsonancia forjada por el recurrente hay que buscarla en la confrontación entre lo solicitado en la demanda y lo reconocido por el juzgador; o sea, para su establecimiento la Sala de lo Civil confrontará las pretensiones de la demanda con la parte decisoria de la resolución judicial proferida. Los demandantes; el primero, la COMISIÓN DE LIBRE COMPETENCIA Y ASUNTOS DEL CONSUMIDOR (CLICAC) ahora AUTORIDAD DE PROTECCIÓN AL CONSUMIDOR Y DEFENSA DE LA COMPETENCIA (ACODECO),en su libelo de demanda que corre a fojas 3-9, del dossier mediante su apoderada judicial, Licenciada Daría Vial Fonseca debidamente constituida reclama: "LA PRETENSIÓN A. Que se declare que: 1... 16... B. Que la violación a los artículos 5 y 11 numeral 1 de la Ley 29 de 1996, se verifica en atención a que las demandadas acordaron, convinieron, se combinaron o arreglaron para la manipulación, concertación y/o fijación del precio de compra del servicio de monitoreo de inversión publicitaria en el mercado en el cual se adquiere este servicio. C. Que la violación a los artículos 5 y 11 numeral 1, de la Ley 29 de 1996, por la práctica demandada restringe de manera prohibida e ilícita la competencia, constituyendo ésta una práctica monopolística absoluta." Por su parte, el libelo de demanda presentado por SERVICIO DE MONITOREO Y CONTROL DE LA INVERSIÓN PUBLICITARIA, S.A. (CIP), consta en el expediente no a foja 456, como alega el recurrente en el primero de los motivos citados sino a fojas 458 a 467; sin embargo, este yerro no es trascendental y, por ende, se continua con el escrutinio suplicado. SERVICIO DE MONITOREO Y CONTROL DE LA INVERSIÓN PUBLICITARIA, S.A. (CIP), mediante apoderado judicial sustituto debidamente constituido para los efectos, Licenciado P.L.P.V., pretende las siguientes declaraciones de los tribunales de justicia: "PRIMERO: Que las sociedades demandadas a saber: BOYD BARCENAS, S.A.; PUBLICIDAD INTERAMERICANA, S.A.; MEGA PUBLICIDAD, S.A., M. & DIEZ COMUNICACIÓN INTEGRADA, S.A.; PUBLICIS FERGO, S.A.; PUNTO Y APARTE PUBLICIDAD, S.A., CAMPAGNANI/ BBDO PANAMA, S.A.; MCCANNERICKSONWORLDGROUP/ PANAMA, S.A.; R.D. NEXOS, S.A. (ANTIGUA DIAZ/TBWA, S.A.); J.W.T.S.; L.B.P., S.A.; STAR MANAGEMENT HOLDING, INC.; PUBLICUATRO, S.A.; QUÍMICA-PUBLICIDAD, S.A.; GENESIS PUBLICIDAD Y MARKETING, S.A.; INSIGHT DDB, S.A., se han combinado, arreglado, convenido y/o contratado, siendo competidoras entre sí, con el objeto o efecto de fijar, manipular, concertar e imponer el precio del servicio de monitoreo de la inversión publicitaria, y han intercambiado información con el mismo objeto y efecto, en violación de los artículos 5 y 11 de la Ley 29 de 1996. SEGUNDO: Que se declare que las sociedades BOYD BARCENAS, S.A.; PUBLICIDAD INTERAMERICANA, S.A.; MEGA PUBLICIDAD, S.A., M. & DIEZ COMUNICACIÓN INTEGRADA, S.A.; PUBLICIS FERGO, S.A.; PUNTO Y APARTE PUBLICIDAD, S.A., CAMPAGNANI/ BBDO PANAMA, S.A.; MCCANNERICKSONWORLDGROUP/ PANAMA, S.A.; R.D. NEXOS, S.A. (ANTIGUA DIAZ/TBWA, S.A.); J.W.T.S.; L.B.P., S.A.; STAR MANAGEMENT HOLDING, INC.; PUBLICUATRO, S.A.; QUÍMICA-PUBLICIDAD, S.A.; GENESIS PUBLICIDAD Y MARKETING, S.A.; INSIGHT DDB, S.A., son responsables solidariamente ante SERVICIOS DE MONITOREO Y CONTROLES DE INVERSIÓN PUBLICITARIA, S.A. por la reparación de los daños y perjuicios ocasionados por haberla desplazado indebidamente del mercado pertinente, como consecuencia de haberse combinado, arreglado, convenido y/o contratado de forma conjunta los servicios de monitoreo de la inversión publicitaria. TERCERO: Que se condene solidariamente a las demandas al pago de B/.6,742,376.60 (SEIS MILLONES SETECIENTOS CUARENTA Y DOS MIL TRESCIENTOS SETENTA Y SEIS BALBOAS CON 60/100) en concepto de daños y perjuicios causados a la demandante al 31 de octubre de 2003, por razón de la práctica monopolística absoluta realizada. CUARTO: Que se condene a las sociedades demandadas al pago del lucro cesante sufrido por la empresa demandante posterior al 31 de octubre de 2003, como consecuencia de las prácticas monopolísticas absolutas ejecutadas. QUINTO: Que con fundamento en el artículo 27 de la Ley 29 de 1996, se declare una condena de triple daño, a favor de SERVICIOS DE MONITOREO Y CONTROLES DE LA INVERSIÓN PUBLICITARIA, S.A., y se condene a las sociedades demandas a pagarle solidariamente la suma de B/.20,227,129.80 (VEINTE MILLONES DOSCIENTOS VEINTISIETE MIL CIENTO VEINTINUEVE BALBOAS CON 80/100), en razón de los daños y perjuicios ocasionados por el desplazamiento sufrido de manera ilegal del mercado pertinente, por la contratación conjunta de los servicios de monitoreo de la inversión publicitaria, disminuyendo y restringiendo de manera prohibida y de forma ilícita el proceso de libre competencia económica. SEXTO: Que se condene a las sociedades demandada BOYD BARCENAS, S.A.; PUBLICIDAD INTERAMERICANA, S.A.; MEGA PUBLICIDAD, S.A., M. & DIEZ COMUNICACIÓN INTEGRADA, S.A.; PUBLICIS FERGO, S.A.; PUNTO Y APARTE PUBLICIDAD, S.A., CAMPAGNANI/ BBDO PANAMA, S.A.; MCCANNERICKSONWORLDGROUP/ PANAMA, S.A.; R.D. NEXOS, S.A. (ANTIGUA DIAZ/TBWA, S.A.); J.W.T.S.; L.B.P., S.A.; STAR MANAGEMENT HOLDING, INC.; PUBLICUATRO, S.A.; QUÍMICA-PUBLICIDAD, S.A.; GENESIS PUBLICIDAD Y MARKETING, S.A.; INSIGHT DDB, S.A., a pagar las costas y gastos del proceso." El Juzgado Octavo de Circuito de lo Civil, del Primer Circuito Judicial de Panamá, en Auto No. 1184 de 12 de noviembre de 2003, admitió la demanda por prácticas monopolísticas instituida; corrió traslado a las empresas publicitarias demandadas y fijó el día y hora para la celebración de la audiencia oral; admitió el poder de representación presentado (Cfr. fj. 523-527). Al finalizar el cauce procesal, la juzgadora civil dictó la Sentencia No. 109 de 31 de diciembre de 2008, ordenando lo siguiente: "En mérito de lo expuesto, quien suscribe, JUEZ OCTAVA DE CIRCUITO, RAMO CIVIL, DEL PRIMER CIRCUITO JUDICIAL DE LA PROVINCIA DE PANAMÁ, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley RESUELVE: PRIMERO: DECLARAR que las sociedades demandadas BOYD BARCENAS, S.A., PUBLICIDAD INTERAMERICANA, S.A., MEGA PUBLICIDAD, S.A., M. & DIEZ COMUNICACIÓN INTEGRADA, S.A., PUBLICIS FERGO, S.A., PUNTO Y APARTE PUBLICIDAD, S.A., CAMPAGNANI/BBDO PANAMA, S.A., MCCANNERICKSONWORLDGROUP/ PANAMA, S.A., R.D. NEXOS, S.A. antes DIAZ/TBWA, S.A., J.W.T.S.A., L.B.P., S.A., STAR MANAGEMENT HOLDING, INC., PUBLICUATRO, S.A., QUÍMICA -PUBLICIDAD, S.A., GENESIS PUBLICIDAD Y MARKETING, S.A., e INSIGHT ADVERTISING, S.A., han infringido los artículos 5 y 11 #1 de la Ley 29 de 1° de febrero de 1996 por cuanto acordaron, convinieron, se combinaron o arreglaron para la manipulación, concertación y/o fijación del precio de compra del servicio de monitoreo de la inversión publicitaria en el mercado en que se adquiere este servicio, restringiendo de manera prohibida e ilícita la competencia, constituyendo esto una práctica monopolística absoluta. SEGUNDO: DECLARAR SOLIDARIAMENTE RESPONSABLES a las sociedades BOYD BARCENAS, S.A., PUBLICIDAD INTERAMERICANA, S.A., MEGA PUBLICIDAD, S.A., M. & DIEZ COMUNICACIÓN INTEGRADA, S.A., PUBLICIS FERGO, S.A., PUNTO Y APARTE PUBLICIDAD, S.A., CAMPAGNANI/BBDO PANAMA, S.A., MCCANNERICKSONWORLDGROUP/ PANAMA, S.A., R.D. NEXOS, S.A. antes DIAZ/TBWA, S.A., J.W.T.S.A., L.B.P., S.A., STAR MANAGEMENT HOLDING, INC., PUBLICUATRO, S.A., QUÍMICA -PUBLICIDAD, S.A., GENESIS PUBLICIDAD Y MARKETING, S.A., e INSIGHT ADVERTISING, S.A. de la reparación de daños ocasionados por haberla desplazado indebidamente del mercado pertinente. TERCERO: CONDENAR a las sociedades BOYD BARCENAS, S.A., PUBLICIDAD INTERAMERICANA, S.A., MEGA PUBLICIDAD, S.A., M. & DIEZ COMUNICACIÓN INTEGRADA, S.A., PUBLICIS FERGO, S.A., PUNTO Y APARTE PUBLICIDAD, S.A., CAMPAGNANI/BBDO PANAMA, S.A., MCCANNERICKSONWORLDGROUP/ PANAMA, S.A., R.D. NEXOS, S.A. antes DIAZ/TBWA, S.A., J.W.T.S.A., L.B.P., S.A., STAR MANAGEMENT HOLDING, INC., PUBLICUATRO, S.A., QUÍMICA -PUBLICIDAD, S.A., GENESIS PUBLICIDAD Y MARKETING, S.A., e INSIGHT ADVERTISING, S.A., de la suma de OCHOCIENTOS OCHENTA MIL NOVECIENTOS VEINTINUEVE BALBOAS CON SESENTA Y SEIS CENTÉSIMOS (B/.880,929.66). CUARTO: CONDENAR EN COSTAS a las sociedades demandadas a favor de la sociedad actora las cuales quedan fijadas en la suma de CIENTO DIECINUEVE MIL NOVENTA Y DOS BALBOAS CON CERO CENTÉSIMOS (B/.119,092.00), dividida en partes iguales, dentro de este Proceso Acumulado que por prácticas monopolísticas le siguieron la COMISIÓN DE LIBRE COMPETENCIA Y ASUNTOS DEL CONSUMIDOR (CLICAC) y SERVICIO DE MONITOREO Y CONTROL DE LA INVERSIÓN PUBLICITARIA a las sociedades BOYD BARCENAS, S.A., PUBLICIDAD INTERAMERICANA, S.A., MEGA PUBLICIDAD, S.A., M. & DIEZ COMUNICACIÓN INTEGRADA, S.A., PUBLICIS FERGO, S.A., PUNTO Y APARTE PUBLICIDAD, S.A., CAMPAGNANI/BBDO PANAMA, S.A., MCCANNERICKSONWORLDGROUP/ PANAMA, S.A., R.D. NEXOS, S.A. antes DIAZ/TBWA, S.A., J.W.T.S.A., L.B.P., S.A., STAR MANAGEMENT HOLDING, INC., PUBLICUATRO, S.A., QUÍMICA -PUBLICIDAD, S.A., GENESIS PUBLICIDAD Y MARKETING, S.A., e INSIGHT ADVERTISING, S.A. Liquídese los gastos por secretaría. ..." Una vez surtido el recurso de alzada, el tribunal colegiado dictaminó: "En mérito de lo expuesto, el TERCER TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DEL PRIMER DISTRITO JUDICIAL DE PANAMÁ, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, CONFIRMA la Sentencia No. 109 de 31 de diciembre de 2008, proferida por el Juzgado Octavo de Circuito, Ramo Civil, del Primer Circuito Judicial, de Panamá, dentro del proceso por Proceso de (sic) Prácticas Monopolísticas propuesto por LA AUTORIDAD DE PROTECCIÓN AL CONSUMIDOR Y DEFENSA DE LA COMPETENCIA (antes COMISIÓN DE LIBRE COMPETENCIA YASUNTOS DEL CONSUMIDOR -CLICAC) y SERVICIO DE MONITOREO Y CONTROL DE LA INVERSIÓN PUBLICITARIA, S.A. en contra de las empresas, BOYD BARCENAS, S.A., PUBLICIDAD INTERAMERICANA, S.A., MEGA PUBLICIDAD, S.A., M. & DIEZ COMUNICACIÓN INTEGRADA, S.A., PUBLICIS FERGO, S.A., PUNTO Y APARTE PUBLICIDAD, S.A., CAMPAGNANI/BBDO PANAMA, S.A., MCCANNERICKSONWORLDGROUP/ PANAMA, S.A., R.D. NEXOS, S.A. (antes DIAZ/TBWA, S.A.), J.W.T.S.A., L.B.P., S.A., STAR MANAGEMENT HOLDING, INC., PUBLICUATRO, S.A., QUÍMICA -PUBLICIDAD, S.A., GENESIS PUBLICIDAD Y MARKETING, S.A., e INSIGHT ADVERTISING, S.A. SE CONDENA en costas a las sociedades demandadas recurrentes, por el trámite de la segunda instancia, las cuales se fijarán en la suma de MIL BALBOAS (B/.1,000.00) para cada una. ..." En esta causal por error en el procedimiento, al no conformar parte la deliberación referente a la existencia y comprobación de la práctica antimonopólica; entendiéndose que el yerro se origina cuando el juzgador de la segunda instancia al pronunciar su sentencia va más allá de lo pedido y, específicamente, el exceso consiste en otorgar una mayor cantidad de dinero de lo que habría pedido el demandante, el escenario forjado nos da por cierto y probada la práctica monopólica absoluta u horizontal reconocida entre las agencias publicitarias mencionadas; por consiguiente, la ley permite al agraviado exigir la reparación del daño causado en base a lo normado en el artículo 27 de la Ley 29 de 1996, que incorpora la figura del daño punitivo >, considerada como multa civil al agente económico no solo por causar el daño sino por ser reprochable la conducta dañina, en el presente caso, a la competencia. "Artículo 27. Condenas. En todos los casos en que se infrinjan las prohibiciones contenidas en este título, los tribunales de justicia creados por esta Ley, mediante acción civil interpuesta por el agraviado, podrán imponer a favor de éste o los afectados, condena al agente económico equivalente a tres (3) veces el monto de los daños y perjuicios causados como resultado del acto ilícito; además, de las costas que se hayan causado. No obstante, el tribunal que conozca de la causa correspondiente podrá limitar el monto de la condena al importe de los daños y perjuicios causados o reducirlo a dos veces el importe de tales daños o perjuicios, en ambos casos con la condena en costas, cuando compruebe que el agente económico ha actuado sin mala fe o sin intención de causar daño." Para dar respuesta fácil al reproche, basta el Tribunal de Casación señalar que la indemnización por daños y perjuicios comprende la acción que tiene el acreedor o afectado para exigir al deudor o causante del daño una cantidad de dinero equivalente a la utilidad o beneficio que hubiese reportado su cumplimiento efectivo, o sea, la que tendría de no haberse realizado el hecho dañoso.

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR