Sentencia Civil de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 1ª de lo Civil, 23 de Octubre de 2019

Ponente:Secundino Mendieta González
Fecha de Resolución:23 de Octubre de 2019
Emisor:Primera de lo Civil

Tribunal: Corte Suprema de Justicia, Panamá

Sala: Primera de lo Civil

Ponente: Secundino Mendieta González

Fecha: 23 de octubre de 2019

Materia: Civil

Casación

Expediente: 92-19

Vistos:

Ha ingresado a esta Superioridad, proveniente del Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial de Panamá, el expediente que contiene el proceso ordinario promovido por A.E.B. contra V.W.M.D.B., en virtud del recurso de casación formulado por la licenciada MERARIS MARTE, apoderada judicial de la señora A.E.B. contra el Auto de 15 de febrero de 2019.

Ingresado a la Sala el presente recurso, se fijó en lista por el término establecido en el artículo 1179 del Código Judicial, para que las partes presentaran sus alegaciones, sobre la admisibilidad o no del recurso de casación propuesto. Cabe señalar, que ninguna de las partes presentó sus escritos de alegatos.

Se observa que la resolución recurrida es susceptible de casación, por su naturaleza y cuantía (artículos 1163 y 1164 del Código Judicial). Así mismo se corroboró el cumplimiento de los términos establecidos en los artículos 1173 y 1174 del Código Judicial.

Finalizados los trámites correspondientes, entra a este Tribunal Colegiado a examinar el Recurso de Casación con relación a los requisitos enunciados en el artículo 1175 del Código Judicial, para su admisión.

El impugnante invoca la causal de forma: "Por haberse omitido algún trámite considerado esencial por la ley; Esta causal está contenida en el artículo 1170 del Código Judicial".

La casacionista fundamenta esta causal en los motivos, que se transcriben a continuación:

"PRIMERO: El auto recurrido se dictó sin cumplir con las normas que establecen que el procedimiento civil regula el modo como deben tramitarse y resolverse los procesos civiles, por haber confirmado la resolución que declaro que se tiene la demanda como no presentada y se ordena el archivo del expediente.

SEGUNDO

La Resolución impugnada pasó por alto la disposición legal que establece que todo el que pretenda hacer efectivo un derecho o pretensión puede pedirlo ante los Tribunales en la forma prescrita en el Código Judicial.

TERCERO

Igualmente el auto impugnado no aplicó y pasó por alto la norma que establece que el J. al proferir sus decisiones deben tener en cuenta que el objeto del proceso es el reconocimiento de los derechos consignados en la ley substancial y que con ese criterio debe interpretar las disposiciones del Código Judicial.

El error jurídico del Primer Tribunal Superior consistió en negarle el derecho que le asiste a nuestra representada de recurrir ante la jurisdicción para reclamar sus pretensiones, como consecuencia de que confirmó una resolución contraria a derecho puesto que el tribunal de primera instancia fundamento su decisión en contravención con las constancias procesales, esto en virtud que una vez presentada la demanda se ordenó la corrección del libelo de la misma y no así del poder que la acompañaba, luego de ser formalizada la corrección de la demanda tal como se dispuso el tribunal, decide tener como no presentada la demanda por que a su consideración el poder no cumplía con lo establecido en las normas procedimentales. No considera el tribunal que lo ordenado era la corrección de la demanda y no así del poder, por lo que mal podría corregirse un instrumento legal que no ha sido ordenado por el juez.

El error del Primer Tribunal influyó sustancialmente en lo dispositivo de la sentencia e implicó la violación de normas adjetivas, pues si el tribunal no hubiese incurrido en dicho error, el resultado del proceso hubiese sido distinto al haber tenido que declarar como no presentada la demanda.

CUARTO

La resolución recurrida pasó por alto la norma que señala que el Tribunal debe darle a la demanda el trámite que legalmente le corresponde.

QUINTO

Tener como no presentada la demanda y el archivo del expediente de conformidad con los motivos anteriores, influyó sustancialmente en lo dispositivo de la resolución recurrida." (fs.45-47)

Al estudiar los cinco motivos transcritos, observa la Sala que no se desprende ningún cargo claro y específico contra el tribunal de segunda instancia, toda vez que lo relatado por la casacionista no revela trámite o diligencia alguna que haya sido omitida o viciada por el ad-quem durante la tramitación del negocio judicial, hace alegaciones sobre el incumplimiento del derecho establecido en los preceptos utilizados como fundamento legal de la resolución recurrida, y la supuesta omisión del contenido de otras disposiciones que, a su parecer, corresponden al caso, siendo estas deficiencias impropias para ser impugnadas mediante la causal de forma invocada.

Los juristas J.F.P.(.q.e.p.d.) y Aura E. Guerra de V., en su obra Casación y Revisión, Sistemas Jurídicos, S.A., pág.140, hacen alusión al artículo 1136, actualmente 1151 del Código Judicial, con respecto al supuesto de forma enunciado, de la siguiente manera:

"Se consideran como formalidades indispensables para fallar, ENTREOTRAS, la omisión del traslado de la demanda, en los procesos que requieren este trámite, la falta de notificación del auto ejecutivo, la omisión de la apertura del proceso o incidente a pruebas, en los casos en que esté indicado este requisito o el no haberse practicado estas pruebas, sin culpa del proponente."

De manera que lo indicado en el apartado en examen no cumple con la técnica estructural requerida por la doctrina, así como tampoco cumple con lo que al respecto dicta la jurisprudencia patria.

Con relación al apartado de las normas infringidas la recurrente invoca los artículos 781 y 687 del Código Judicial, pero esta Superioridad se percata que, en lugar del primero de dichos artículos, lo que hace es citar el artículo 686 ibidem, por lo que se examinará lo expuesto sobre la vulneración de este último.

Conforme se revisa el concepto de infracción del artículo 686 del Código Judicial, se observa que la censora reitera el error advertido en el apartado anterior al indicar lo siguiente "El Ad-quem omitió aplicar la norma transcrita..." (fs.47). De modo que su explicación es incompatible con la causal enunciada y el motivo que la sustenta.

La segunda disposición citada (art.687 C.J.), consagra, a saber: "Si el demandado o el demandante, según el caso, notare que el J. ha descuidado el precepto anterior, lo manifestará por medio de un escrito...".

Ahora bien, las aseveraciones efectuadas en esta sección del recurso, en relación a que el ad-quem ordenó la corrección de la demanda y no del poder, y que el tribunal haya omitido ordenar la corrección de la demanda o la contestación de la misma, por falta de uno de los requisitos previstos en la ley, nada tiene que ver con la vulneración de una norma que regule alguno de los trámites o diligencias especiales consagrados en la ley (art.1151C.J.) que haya sido omitido. Por tanto, este artículo no guarda nexo con la causal de forma enunciada ni con lo expuesto en los motivos.

Los defectos advertidos por este Tribunal Colegiado, hacen que el libelo del recurso extraordinario de casación presentado por la impugnante se torne ininteligible en cada uno de los apartados que lo conforman, por lo que no cumple con los requisitos establecidos en el artículo 1175 lex cit. Así que se procederá a decretar la inadmisión del mismo, en atención al artículo 1182 del Código Judicial.

En mérito de lo expuesto, LA SALA PRIMERA DE LO CIVIL DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, NO ADMITE el Recurso de Casación presentado por la licenciada MERARIS MARTE apoderada judicial de la señora A.E.B. contra el Auto de fecha 15 de febrero de 2019 dictado por el Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial de Panamá dentro del proceso ordinario promovido por A.E.B. contra V.W.M.D.B..

N..

SECUNDINO MENDIETA GONZÁLEZ

OLMEDO ARROCHA OSORIO -- ANGELA RUSSO DE CEDEÑO

SONIA F. DE CASTROVERDE (Secretaria)