Sentencia Contencioso de Supreme Court (Panama), 3ª de lo Contencioso Administrativo y Laboral, 21 de Abril de 2015

PonenteAbel Augusto Zamorano
Fecha de Resolución21 de Abril de 2015
EmisorTercera de lo Contencioso Administrativo y Laboral

VISTOS: El Licdo. V.M.M., en representación de G.L.B., presenta recurso de casación laboral, contra la Sentencia de 29 de agosto de 2014, dentro del proceso laboral común por el pago de derechos adquiridos, entre G.L.B. vs Universidad del Istmo, S.A. I. ANTECEDENTES DEL CASO. El Licdo. V.M.M., en representación de G.L.B., presenta demanda laboral común en contra de Universidad del Istmo, S.A., para que sea condenada al pago de B/46,390.00 en concepto de comisión por el convenio de cooperación entre el Ministerio de Educación y la Universidad del Istmo, y la diferencia de prima de antiguedad. La cuantía fue desglosada en B/38,125.00 en concepto de comisión y B/8,265.00 en concepto de diferencia de prima de antiguedad, más intereses, gastos y costas del proceso. El Juzgado Tercero de Trabajo de la Primera Sección, dictó la Sentencia de 28 de junio de 2014, donde absuelve a la demandada de las reclamaciones interpuestas por el señor G.L.B.. La parte demandante decide recurrir en apelación ante el Tribunal Superior de Trabajo del Primer Distrito Judicial, pues se siente inconforme con la decisión de primer grado. En la segunda instancia, es confirmada la resolución impugnada, sobre la base de que no se demostró que en el contrato individual de trabajo entre las partes se hubiera pactado el pago de comisiones y en ese sentido no es posible calcular sobre las mismas la supuesta prima de antiguedad reclamada, lo que motivó a la parte actora recurrir en casación laboral ante esta Máxima Corporación de Justicia. II. CARGOS DEL CASACIONISTA Del examen de la demanda, se advierte que el casacionista ha invocado como violados los artículos 224-A y 226 del Código de Trabajo. El casacionista alega que el artículo 224-A, es violado en el concepto de violación directa por omisión al no emitir pronunciamiento alguno sobre el tema de la prima de antigüedad solicitada en el petitium de demanda. Con relación al artículo 226, sostiene que al ser mal calculada, este fue el artículo que debió ser aplicado y por tanto señala que ocurrió una violación directa de la norma por omisión. III. OPOSICIÓN AL RECURSO DE CASACIÓN. La firma forense Owens & Watson, en representación de Universidad del Istmo, S.A., presenta oposición al Recurso de Casación interpuesto, fundamentándose en que la parte actora no cumplió con los requisitos de procedibilidad del recurso al emitir juicios de reproche dirigidos a la forma cómo la instancia evaluó el caudal probatorio, lo cual es improcedente como fundamento del recurso de casación. IV. EXAMEN DE LA SALA TERCERA. I. A.L.. En primera instancia, mediante sentencia de 28 de junio de 2014, el Juzgado Tercero de Trabajo de la Primera Sección, resuelve: "ABSUELVE, a la empresa UNIVERSIDAD DEL ISTMO, S.A., de las reclamaciones interpuesta por G.L.B., con cédula de identidad personal N 4-240-970." Luego de la apelación presentada por el Licdo. M., en segunda instancia, el Tribunal Superior de Trabajo del Primer Distrito Judicial en sentencia de 29 de agosto de 2014, resuelve: "...CONFIRMA la Sentencia No. 30 de 28 de junio de 2014, proferidad por el Juez Tercero de Trabajo de las Primera Sección, en el proceso G.L.B. -VS- UNIVERSIDAD DEL ISTMO, S.A. Sin costas." El Tribunal Superior fundamenta su decisión en que del caudal probatorio existente en el expediente, la demandante no presentó prueba de su derecho al pago de comisiones por convenios suscritos por la demandada con el Ministerio de Educación, y por tanto, no podrían calcularse prima de antigüedad sobre la base de tales comisiones no probadas. Luego de este recuento corresponde al Tribunal de Casación pronunciarse sobre los cargos de transgresión alegados, los cuales están directamente relacionados con la existencia o no del derecho al pago de la diferencia de prima de antigüedad. II. Análisis de cargos de infracción. La lectura prolija del escrito de casación presentado indica que el debate jurídico planteado en este caso gira en torno a la determinación de si corresponde o no pagarle al señor G.B., sumas en concepto de prima de antigüedad, pues a su juicio las mismas fueron mal calculadas. En ese sentido, se debe señalar que las normas citadas como infringidas, el artículo 224 y 226 del Código de Trabajo guardan íntima relación, teniendo que ver con la forma o método para calcular el derecho a la prima de antigüedad al término de una relación laboral, razón por la cual el análisis de los cargos se hará de forma conjunta. Vale la pena aclarar que en el escrito de casación nada se alega respecto al no reconocimiento de las comisiones reclamadas por el actor, aún cuando se solicita la revocatoria de la sentencia; de allí que, respecto a este punto, no existe posibilidad de revisión vía recurso de casación, toda vez que en el recurso de casación la S. tiene vedado efectuar revisiones oficiosas, que no hayan sido pedidas y demostradas por el recurrente Resulta que, la lectura del expediente laboral y el comportamiento del demandante a lo largo de las instancias ordinarias, nos permite entender que el reclamo por prima de antigüedad que realiza desde el primer momento en que presenta la demanda laboral, no está exclusivamente ligado al tema de las comisiones no pagadas, como erróneamente estimó el Ad-quem. De allí que, se demanda un nuevo análisis del caso, tomando en consideración el estudio de las normas citadas como infringidas en la sustentación del recurso. En ese orden, se encuentra la S. que el recurrente señala que se han violentado los artículos 224 y 226, por omisión toda vez que el tribunal no aplicó el procedimiento que establece la norma para el cálculo de la prima, y tan sólo se limitó a negar el derecho sin mayor análisis de fondo. Pues bien, las normas citadas efectivamente establecen el derecho y el método que ha de seguirse para el cálculo de la prima de antigüedad al momento de la terminación de la relación laboral, y en ese sentido, advierte la S. que efectivamente el Tribunal Superior al momento de negar el derecho al pago de la diferencia de prima de antigüedad lo hizo sobre la base del no reconocimiento, a su vez, del derecho al pago de comisiones, en una especie de vinculación entre estos dos rubros, sin percatarse que el actor estaba reclamando error en el cálculo de la misma al confrontarlo con los salarios declarados ante la Caja de Seguro Social durante los últimos 5 años trabajados. Es así como se observa que a fojas 52ss, aparece la Certificación de Sueldos emitida por el Departamento de Cuentas Individuales de la Caja de Seguro Social, en la que se establecen los salarios por año durante los últimos 5 años de labores del trabajador, y al proceder al cálculo de la prima de antigüedad tomando como base las cifras que refleja dicha certificación, nos da un total de B/.208,166.88 / 60 = B/.17,347.24; por lo que se concluye claramente que existe una diferencia entre lo que debió pagarse al actor y lo que efectivamente se le entregó por parte de la empresa, quien según costa a fojas 54 realizó el cálculo tomando como referencia un salario base de B/.1,500.00; y esta cifra a la que se llega con este nuevo cálculo es ajena al debate sobre el pago de las comisiones. De esta manera, yerra el Tribunal cuando sostuvo que lo que daría sustento al cálculo de una diferencia en el pago de las primas de antigüedad sería el efectivo reconocimiento de las comisiones reclamadas por el actor, y que al no darse tal reconocimiento por el Tribunal Ad-quem, no podría dar curso al análisis requerido en ese sentido, sin atender que se trataba de un reclamo de diferencia de prima independiente al reclamo de las comisiones. Se trata pues de un criterio fundamentado en una relación de causalidad entre las comisiones y la prima de antigüedad que nace de una errónea lectura de la pretensión del actor. Por tanto, las consideraciones expresadas, llevan a esta S. a concluir que el cálculo de la liquidación que aceptó el Tribunal laboral de segunda instancia como correcto sin revisarlo, no responde a la realidad demostrada en el expediente, ya que tal liquidación se hizo de una información suministrada por la empresa, que no era la adecuada, al hacerse sobre salarios inconsistentes con la certificación de sueldos emitida por la entidad oficial. Bajo este panorama, estima la S. que los artículos 224 y 226 del Código de Trabajo, tal como expresa el letrado, han sido infringidos por violación directa, toda vez que el Tribunal no los aplicó al caso, a pesar que los presupuestos de los mismos son congruentes con la situación fáctica de la relación de trabajo entre las partes, porque la prima de antigüedad a la fecha de terminación de la relación de trabajo, en abril de 2012, es un derecho adquirido. Señalado lo anterior, debe esta S. en sede de Casación Laboral establecer de conformidad al artículo 224 del Código de Trabajo, el siguiente cálculo: B/.17,347.24 / 52 = 333.600769 1 SEMANA B/.333.60 X 19 AÑOS = B/.6,338.41 PROPORCIONAL B/.333.60 / 12 = 27.8 TOTAL A COBRAR =B/.6,366.21 MENOS PRIMA RECIBIDA =B/.5,490.69 DIFERENCIA A PERCIBIR =B/. 875.52 Frente a este escenario jurídico, el Tribunal de Casación concluye que, los cargos son suficientes en cuanto alcanzan a probar la ilegalidad de la decisión recurrida, y por ello, están llamados a prosperar. En mérito de lo expuesto, la S. Tercera de lo Laboral de la Corte Suprema, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, CASA PARCIALMENTE la Sentencia de 29 de agosto de 2014, dictada por el Tribunal Superior de Trabajo del Primer Distrito Judicial, dentro del proceso laboral: G.L.B. -VS- UNIVERSIDAD DEL ISTMO, S.A., en el sentido de CONDENAR a la empresa UNIVERSIDAD DEL ISTMO, S.A., al pago de la suma de OCHOCIENTOS SETENTA Y CINCO BALBOAS CON CINCUENTA CON 52/100 (B/.875.52) concepto de diferencia de prima de antigüedad. N., ABEL AUGUSTO ZAMORANO VICTOR L. BENAVIDES P. -- EFRÉN C. TELLO C KATIA ROSAS (Secretaria)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR