Sentencia Civil de Corte Suprema de Justicia (Panama), 1ª de lo Civil, 11 de Febrero de 2010

Fecha de Resolución11 de Febrero de 2010
EmisorPrimera de lo Civil

VISTOS:

Para resolver la admisibilidad, la Sala Primera de la Corte Suprema de Justicia, conoce del recurso de casación interpuesto por el licenciado C.Q.A., en nombre de COOPERATIVA DE TRANSPORTE JOAQUINA H. DE TORRIJOS, R.L.., contra la resolución proferida por el Tribunal Superior del Segundo Distrito Judicial, de 28 de mayo de 2009, que resolvió en segunda instancia el proceso ordinario promovido por el recurrente.

Luego del reparto correspondiente, se fijó en lista por el término de seis (6) días, tal como lo presupone el artículo 1179 del Texto Único del Código Judicial, para que las partes presentaran sus alegatos sobre la admisibilidad del recurso y su correspondiente réplica, término que fuere utilizado por la demandada y demandante, respectivamente, tal como resulta perceptible de fojas 487 a 490.

Constatado que el recurso fue anunciado y presentado en tiempo oportuno, por la persona hábil (demandante) y que la resolución impugnada es recurrible en casación, a la luz del artículo 1163 numeral 2 y el artículo 1164 numeral 1, procede constatar si el recurso reúne los requisitos formales consagrados en el artículo 1175 del Código Judicial.

Causal de Fondo

El recurrente anunció como única modalidad en la causal de fondo, "Infracción de normas sustantivas de derecho por el concepto de error de derecho en cuanto a la apreciación de la prueba, que ha influido sustancialmente en lo dispositivo de la resolución recurrida."

Debemos recordar que "en nuestro sistema, se produce cuando el elemento probatorio se examina, se toma en cuenta, se le analiza, pero no se le atribuye el valor, la eficacia probatoria, los efectos, que conforme a la Ley le corresponde." (FABREGA, J.. Casación y Revisión Civil, Penal y Laboral, Segunda Edición, Panamá, Sistemas Jurídicos, S.A., 2001, pág. 111).

La modalidad invocada adolece de defectos en la exposición de motivos, los que pasamos a explicar.

Los motivos expuestos por el recurrente son cuatro (4) y los mismos se leen así:

PRIMER MOTIVO: El Tribunal Superior al apreciar las pruebas documentales de fojas 156-178 del expediente, le niega la fuerza que le reconoce la ley, consistente en el contrato de seguros, sus renovaciones y los endosos emitidos celebrados entre la COMPAÑÍA INTERNACIONAL DE SEGUROS, S.A. y mi mandante LA COOPERATIVA DE TRANSPORTE JOAQUINA H. DE TORRIJOS, R.L., los cuales detallo:

1. PÓLIZAS DEL TANQUE CISTERNA Marca: Tanque Hiel, Motor: 925048, año 1973, placa: 950484.

A. P. 001-01-0135074, con vigencia de 16 de febrero de 2000 hasta 16 de febrero de 2001.

· Cláusula de Exclusión de derrame de 11 de mayo de 2000.

B. Póliza 001-05-0000974-00-000, con vigencia de 16 de febrero de 2001 hasta 16 de febrero de 2002.

· Cláusula de Exclusión de derrame 16 de febrero de 2001.

C. Póliza (Renovación de Automóvil) No.001-05-0000974-01-000, con vigencia de 16 de febrero de 2002 hasta 16 de febrero de 2003.

D. Póliza (Renovación de Automóvil) No. 001-05-0000979-02-000, con vigencia de 16 de febrero de 2003 hasta 16 de febrero de 2004.

E. Póliza (Renovación de Automóvil) No.030-005-050000974-002001, con vigencia de 16 de febrero de 2004 hasta 16 de febrero de 2005.

F. Póliza (Renovación de Automóvil) No.030-005-050000974-0002002, con vigencia de 16 de febrero de 2005 hasta 16 de febrero de 2006.

2. PÓLIZAS DE LA M.M.: K.M., Motor: 11551570, año 1990, placa: 951610.

A. P. 001-01-0133183, con vigencia de 8 de febrero de 2000 hasta 8 de febrero de 2001.

B. Póliza 001-05-0000958-00-000, con vigencia de 8 de febrero de 2001 hasta 8 de febrero de 2002.

C. Póliza (Renovación de Automóvil) No.001-05-0000958-02-000, con vigencia de 8 de febrero de 2002 hasta 8 de febrero de 2003.

D. Póliza (Renovación de Automóvil) No.001-05-0000958-02-000, con vigencia de 8 de febrero de 2003 hasta 8 de febrero de 2004.

E. Póliza (Renovación de Automóvil) No.030-005-050000958-002001, con vigencia de 8 de febrero de 2004 hasta 8 de febrero de 2005.

F. Póliza (Renovación de Automóvil) No.030-005-050000958-002002, con vigencia de 8 de febrero de 2005 hasta 8 de febrero de 2006.

3. POLIZAS DE TANQUE CISTERNA Marca: Tanque Heil, Motor: 925048, año 1973, Tipo de Mercancía: Combustible, placa: 950484

A. Póliza (Renovación de Transporte) No. 032-005-050000142-001007, con vigencia de 7 de febrero de 2005 hasta 7 de febrero 2006.

· Cláusula de exclusión de armas químicas y biológicas

· Cláusula de exclusión por contaminación radioactiva

· Endoso de exclusión de terrorismo.

El Tribunal Ad-quem, le (sic) resto valor al contrato de seguros, sus renovaciones y los endosos de exclusión al considerar, que por haberse dictado el Decreto de Gabinete Nº36 de 17 de septiembre de 2003 y la Resolución Nº13 de junio de 2004 de la Dirección de Hidrocarburos y Energías Alternativas, en donde se obliga a los transportistas de combustible a contratar un seguro de responsabilidad civil sobre derrame de combustible, los seguros o pólizas existentes a la fecha o anteriores a dicho Decreto, sobre responsabilidad civil contra daños a terceros en las pólizas objetos de esta demanda, contratadas con la empresa demandada, no cubren el riesgo, a pesar que dichas pólizas fueron renovándose anualmente y cubría el riesgo de derrame de combustible por no haberse excluido dicho riesgo para la fecha del siniestro, como venía haciendo la empresa aseguradora.

Si se hubiera valorado correctamente la prueba se hubiera llegado a la conclusión que el riesgo de derrame de combustible está incluido en el seguro y por lo tanto se hubiera obligado a la compañía aseguradora a pagar el daño reclamado, por lo que el error probatorio influyó sustancialmente en el fallo.

SEGUNDO MOTIVO: El Tribunal Ad-quem, no valoró en forma adecuada los endosos de exclusiones que aparecen a fojas 158-160 y que produjo la confusión al hacer pensar a mi M. que estaba cubierto el riesgo de derrame de combustible, puesto que si no existe el endoso de exclusión específico sobre derrame de combustible para la fecha del siniestro, y como dicha póliza era anterior a la exigencia de adquirir un seguro de responsabilidad civil por derrame de combustible, mi M. entendía que estaba cubierto el riesgo, por ello el Estado le otorgó el permiso de transportar combustible, como lo viene haciendo la COOPERATIVA que represento.

Si se hubiera valorado adecuadamente la prueba, la sentencia hubiese llegado a la conclusión de que la empresa (sic) demanda debía pagar el riesgo reclamado por lo que el error probatorio influyó en lo sustancial de la sentencia.

TERCER MOTIVO: Al examinar la prueba testimonial, rendida por los señores: FANNY DE JAVILLO, a fojas 312; A.M.A., a fojas 316, la sentencia impugnada, las valora incorrectamente, pues no le da la fuerza probatoria que tienen. Dichos testigos gerente y presidente respectivamente de LA COOPERATIVA DE TRANSPORTE JOAQUINA H. DE TORRIJOS, R.L., dan cuenta de que siempre entendieron que la empresa estaba protegida del riesgo de derrame de combustible con la pólizas que vencían el 7 de febrero de 2006, que originó el reclamo, dado que la compañía de seguros demandada no había extendido los endosos de exclusión, y tampoco le había ofrecido ningún producto relacionado con el riesgo de derrame de combustible.

El error probatorio llevó al Ad-quem, a no considerar los actos coetáneos y posteriores a la celebración del contrato de seguros violando normas de derecho que han influido en lo sustancial de la sentencia impugnada.

CUARTO MOTIVO: El Tribunal Ad-Quem, al apreciar la prueba documental de fojas 57, 58, del expediente, consistente en el nuevo contrato de seguro póliza de derrame de combustible, póliza No. 040-005-000000012, con vigencia de 12 de septiembre de 2006 al 12 de septiembre de 2007, adquirida por mi M. a la misma compañía demandada, en fecha posterior a la que se produjera el riesgo reclamado en este proceso, y que no guarda relación con el periodo de la póliza de seguro contra terceros que la parte demandada declinó y que es objeto de la litis, erróneamente da por existente la aplicación de la teoría de los actos propios realizado por mi M., sin tomar en cuenta que hasta esa fecha mi mandante siempre pensó que estaba protegido ese riesgo con la póliza de seguro vigente, en el renglón de daños a tercero. Y que ante la negativa de reconocer que el riesgo estaba cubierto, vencida la póliza declinada, no tuvo otra alternativa de adquirir el seguro ofrecido por la empresa asegurada.

El error probatorio llevó al Ad-quem, a aplicar la teoría de los actos propios en contra de mi mandante, por lo que violó normas de derecho sustantivo que han influido en lo sustancial de la sentencia impugnada.

En la exposición del primer motivo, la Sala observa que el censor omitió detallar la foliatura de cada medio probatorio cuya valoración es atacada por medio del presente recurso.

En el segundo motivo, el casacionista incurrió en el mismo error advertido en el primer motivo. Además, se debió citar cada prueba por separado.

Aunado a ello, este Cuerpo Colegiado nota que el casacionista enuncia pruebas que se encuentran dentro de las citadas en el primer motivo.

De la lectura de los motivos tercero y cuarto se desprenden los distintos cargos de injuricidad, atacando directamente el testimonio de F. de Javillo y A.M.A., además de la prueba documental perceptible de fojas 57 a 58 del expediente.

En lo que respecta al siguiente apartado, el recurrente citó los artículos 781, 917, 986, 858 y 836 del Código Judicial; artículos 994, 1016, 214 y 5 del Código de Comercio; artículos 976, 1106, 1132, 1133 y 1139 del Código Civil; artículo 64 de la Ley 29 de 1995 y artículo 106 de la Ley 17 de 1997.

Vemos que las normas citadas como infringidas resultan congruentes con la causal invocada y los motivos expuestos.

Siendo las deficiencias advertidas subsanables, procede ordenar la corrección del recurso.

En mérito de lo expuesto, la Corte Suprema, SALA DE LO CIVIL, administrando justicia, en nombre de la República y por autoridad de la Ley, ORDENA LA CORRECCIÓN del recurso de casación, promovido por el licenciado C.G.Q., quien actúa en calidad de apoderado judicial de la COOPERATIVA DE TRANSPORTE JOAQUINA H. DE TORRIJOS, R.L., dentro del proceso ordinario promovido contra COMPAÑÍA INTERNACIONAL DE SEGUROS, S.A..

Para tales efectos, se le concede a la recurrente el término de cinco (5) días, conforme al artículo 1181 del Código Judicial.

N.,

HARLEY J. MITCHELL D.

OYDÉN ORTEGA DURÁN -- ALBERTO CIGARRUISTA CORTEZ

SONIA F. DE CASTROVERDE (Secretaria)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR