Sentencia Civil de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 1ª de lo Civil, 26 de Marzo de 2014

Ponente:Oydén Ortega Durán
Fecha de Resolución:26 de Marzo de 2014
Emisor:Primera de lo Civil
 
CONTENIDO

VISTOS:

Ha ingresado al conocimiento de esta Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia, el conflicto de competencia suscitado entre el JUZGADO SEGUNDO DE NIÑEZ Y ADOLESCENCIA DEL PRIMER CIRCUITO JUDICIAL DE PANAMÁ y el JUZGADO SEGUNDO MUNICIPAL DE FAMILIA DEL SEGUNDO CIRCUITO JUDICIAL DE PANAMÁ, dentro del Proceso Especial de Alimentos Voluntario interpuesto por JOSÉ FÉLIX BARRIOS MORENOcontra IRIS TEJEIRA HERRERA, a favor de su menor hijo F.A.B.T.

Con fundamento en lo dispuesto en el numeral 3 del artículo 92 del Código Judicial, la Sala procede a dirimir el presente conflicto de competencia, toda vez que los citados Juzgados no tienen otro superior común.

Las constancias del Proceso revelan que mediante Auto No.507-12F de 14 de mayo de 2012, el referido Juzgado Segundo de Niñez y Adolescencia admitió la solicitud de "Pensión Alimenticia Voluntaria promovida por JOSE FÉLIX BARRIOS MORENO contra IRIS YANELIS TEJEIRA HERRERA y a favor del menor de edad BARRIOS TEJEIRA FERNANDO ANDRE." (fs.4).

A consecuencia de lo anterior, dicho Tribunal señaló como fecha de audiencia el día 19 de octubre de 2012; ordenándose realizar la evaluación socio económica en el hogar de ambas partes, para cuya diligencia se comisionó a las Trabajadoras Sociales del Despacho realizar tales evaluaciones antes de la celebración del acto oral. Dicho Auto No.507-12 F, les fue notificado personalmente a los padres del referido menor (fs.5 vuelta).

A consecuencia de dicha audiencia, el referido Juzgado Segundo de Niñez y Adolescencia, emite el Auto No.957-12F y en las consideraciones de rigor, expuso lo siguiente:

"Iniciado el acto oral el día 19 de octubre de 2012, el Tribunal en primera instancia llama a las partes a un avenimiento. Observa el Tribunal al examinar la solicitud de alimentos voluntaria presentada por el señor Barrios así como en los informes confecciones (sic) por la Trabajadora Social del Equipo Interdisciplinario de este Tribunal, que con anterioridad a este proceso existió proceso de Pensión Alimenticia a favor del mismo menor en donde son las mismas partes ante el Juzgado Seccional de Familia del Segundo Circuito Judicial de Panamá, con sede en San Miguelito, en donde dicho Tribunal estableció una cuantía de alimentos inicialmente por la suma de B/120.00 mensuales, el cual fue objeto de apelación rebajándose la cuantía en la suma de B/80.00 mensuales. Al constatar dicha información con ambas partes llámese a los señores José Barrios e Iris Tejeira, en donde afirman y aportan certificación emitida por el Juzgado Segundo Municipal de Familia del Segundo Circuito Judicial de Panamá, Distrito de San Miguelito, que se (sic) encontraba radicado el expediente No.324-06 del proceso especial de alimentos incoado por Iris Tejeira en contra de José Barrios y el cual fue desistido por la parte actora y se le dio salida bajo el número 92-08 del 9 de abril de 2008."....

En la parte resolutiva del referido Auto No.957-12F, dicho Juzgado de Niñez y Adolescencia, resolvió lo siguiente:

PRIMERO: Inhibirse de seguir conociendo el presente proceso de alimentos voluntaria promovida por el señor José Félix Barrios Moreno en contra de Iris Janelis Tejeira Herrera y a favor de su menor hijo FERNANDO ANDRE BARRIOS TEJEIRA.

SEGUNDO: Declinar el presente proceso al Juzgado Segundo Municipal de Familia del Segundo Circuito Judicial con sede en San Miguelito, como autoridad competente por haber conocido con anterioridad el proceso de alimentos a favor del menor FERNANDO ANDRE BARRIOS TEJEIRA, remitiendo todo lo actuado para la (sic) que en derecho corresponda.

TERCERO: Ordena la salida del presente negocio en el libro respectivo.

DERECHO: Artículo 238, 239, del Código Judicial.

Así las cosas, el Juzgado Segundo Municipal de Familia del Segundo Circuito Judicial de Panamá, al recibir el Proceso de Alimentos al que se hace referencia, emitió el Auto No.1737 de primero de noviembre de 2012, en el cual rehusó avocar el conocimiento del Proceso aludido, fundándose, esencialmente, en el siguiente criterio:

"Del análisis de los motivos por el cual nos fue remitido el presente expediente observamos que el Juzgado de Niñez y Adolescencia de Panamá ha declinado competencia tomando en cuenta que en este despacho existió proceso de alimentos ente las mimas pares, no obstante el mismo fue archivado, toda vez que la parte demandante, la señora IRIS YANELIS TEJEIRA HERRERA; desistió del proceso en mención siendo admitido dicho desistimiento mediante Auto No.296 de fecha 18 de marzo de 2008.

Por lo cual, en nuestro despacho no consta en la actualidad un proceso activo entre estas partes, para que el presente proceso de alimentos sea declinado con base en el artículo 238 del Código Judicial que a su letra dice:

Artículo 238: Competencia privativa es la que corresponde a dos o más tribunales de modo que el primero que aprehende el conocimiento del proceso PREVIENE O IMPIDE A LOS DEMÁS CONOCER DEL MISMO ( lo resaltado es nuestro).

Y si posteriormente el señor JOSÉ FÉLIX BARRIOS MORENO presentó formal demanda de pensión alimenticia ante el Juzgado de Niñez y Adolescencia de Panamá, el cual fue admitido mediante Auto No.507-12 F de fecha 14 de mayo de 2012, tal como consta a foja 4 del expediente, el Juzgado Primero de Niñez y Adolescencia de Panamá es quien tiene la competencia sobre dicho proceso y por ende debe decidir sobre dicha causa, ya que como ha quedado comprobado el proceso de pensión alimenticia instaurado por la señora IRIS YANELIS TEJEIRA HERRERA que existía ante este tribunal se encuentra archivado.

Por otra parte si bien nuestra normativa establece que los derechos familiares son "irrenunciables", queda claro que el desistimiento del proceso de pensión alimenticia no entraña una renuncia de derechos, ya que las partes pueden volver a accionar la maquinaria judicial cuando así lo tengan a bien y así se ha pronunciado la Sala de lo Civil de nuestra Corte Suprema de Justicia, cuando en fallo de 26 de agosto de 2011 señaló al resolver conflicto de competencia entre el Juzgado Primero Municipal de Familia de San Miguelito y el Juzgado de Niñez y Adolescencia del Segundo Circuito Judicial de Panamá lo siguiente:

Como a pesar de todo, subsiste el derecho a reclamar alimentos, puesto que es un derecho irrenunciable (Artículo 4, en concordancia con el 385 del Código de la Familia), y también dado que el desistimiento del proceso "no afecta los derechos del demandante ni impide nueva interposición de la demanda por la misma vía o por otra vía (Artículo 1094 del Código Judicial), es que el Juzgado de Niñez y Adolescencia del Segundo Circuito Judicial, debe conocer de esta nueva demanda de alimentos, porque así lo ha deseado el activador de la jurisdicción, y porque el asunto es de su competencia.(Artículo 754 del Código de la Familia)."

CRITERIO DE LA SALA

Una vez expuestos los argumentos vertidos tanto por el Juzgado Segundo de Niñez y Adolescencia y por el Juzgado Segundo Municipal de Familia del Segundo Circuito Judicial, la Sala procede a resolver el conflicto surgido entre estos, para lo cual es necesario tener en cuenta los anteriores precedentes esbozados por esta Colegiatura, especialmente, el contenido en la Sentencia de 26 de agosto de 2010 que resolvió un caso similar, por lo que resulta procedente transcribir los párrafos pertinentes contenidos en dicha decisión.

"Expuestos los argumentos de ambos despachos judiciales, estima la Sala que el presente conflicto de competencia ronda en torno a si en un proceso de alimentos, es posible la figura del desistimiento, habida cuenta de la naturaleza del derecho que se reclama. Por otro lado, si producto de ese desistimiento, el juzgado pierde la competencia preventiva para decidir sobre el tema o, por el contrario, debe seguir conociendo de la reclamación aun cuando se presente una nueva demanda en un tribunal distinto.

Es un hecho cierto, porque así consta en autos (f.18), que el proceso de alimentos que en un inicio presentara PETY MARIBEL HERNÁNDEZ ante el Juzgado Municipal de Familia, fue desistido; y dicho desistimiento fue admitido por la Juez del conocimiento. Este antecedente judicial no puede ser variado en sede de un conflicto de competencia, puesto que no es esto lo que se debate en esta instancia. La Sala se limita en esta ocasión a señalar, en base a las particularidades del caso, quien es el competente para dilucidar el presente proceso de alimentos.

No es viable, pues, que la Sala se disponga a emitir concepto sobre una resolución judicial proferida y ejecutoriada en un proceso ya archivado, puesto que excedería la competencia otorgada legalmente en estos casos.

Sobre la base anterior , el desistimiento presentado y admitido por la Juez de Familia tiene el erecto legal de servir como un medio excepcional de terminación del proceso, con la consecuencia que dispone a su vez el artículo 239 del Código Judicial, que a la letra dice:

Artículo 239: La competencia se pierde en un proceso determinado:a. Cuando se decide que el proceso corresponde a otro tribunal; yb. Por la terminación del proceso, diligencia, recurso o comisión.(Subraya la Sala).

Como a pesar de todo, subsiste el derecho a reclamar alimentos, puesto que es un derecho irrenunciable (Artículo 4, en concordancia con el 385 del Código de la Familia), y también dado que el desistimiento del proceso "no afecta los derechos del demandante ni impide una nueva interposición de la demanda por la misma vía o por otra vía" (Artículo 1094 del Código Judicial), es que el Juzgado de Niñez y Adolescencia del Segundo Circuito Judicial, debe conocer de esta nueva demanda de alimentos, porque así lo ha deseado el activador de la jurisdicción, y porque el asunto es de su competencia (Artículo 754 del Código de la Familia).

PARTE RESOLUTIVA

Por lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia, SALA DE LO CIVIL, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, FIJA LA COMPETENCIA del proceso de alimentos incoado por NICASIO LORENZO WHALKER a favor de sus hijas habidas con PETY MARIBEL HERNÁNDEZ CASTILLO, en el Juzgado de Niñez y Adolescencia del Segundo Circuito Judicial de Panamá."

Expuestas las generalidades del caso y los argumentos que originaron el Conflicto sometido a la decisión de esta Superioridad, debe la Sala concluir que el conocimiento del presente Proceso de Alimentos le compete al referido Juzgado Segundo de Niñez y Adolescencia, por las razones expuestas con anterioridad y atendiendo a la doctrina jurisprudencial establecida por esta Colegiatura, por lo que así debe resolverse.

En razón a lo expuesto, la Sala estima, que le asiste razón al Juez a cargo del Juzgado Segundo Municipal de Familia del Segundo Circuito Judicial, ya que existen suficientes elementos que determinan la competencia del JUZGADO SEGUNDO DE NIÑEZ Y ADOLESCENCIA DEL SEGUNDO CIRCUITO JUDICIAL DE PANAMÁ, principalmente, el anterior conocimiento de un Proceso previo de Alimentos en el cual participaron las mismas partes JOSÉ FÉLIX BARRIOS MORENO e IRIS YANELIS TEJEIRA a favor del menor habido entre ambos; todo lo cual tiene sustento legal en lo establecido en el literal b) del Artículo 239 del Código Judicial, según el cual, "la competencia se pierde en un proceso determinado,"..."por la terminación del proceso, diligencia, recurso o comisión" y en tal virtud así se procede a fijarla.

En mérito de lo anterior, LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, SALA PRIMERA DE LO CIVIL, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, FIJA LA COMPETENCIA para conocer el Proceso de Alimentos existente entre JOSE FÉLIX BARRIOS MORENO e IRIS YANELIS TEJEIRA y a favor de su menor hijo F.A.B.T., en el JUZGADO SEGUNDO DE NIÑEZ Y ADOLESCENCIA DEL PRIMER CIRCUITO JUDICIAL DE PANAMÁ.

Notifíquese Y DEVUÉLVASE,

 

OYDÉN ORTEGA DURÁN

HERNÁN A. DE LEÓN BATISTA -- HARLEY J. MITCHELL D.

SONIA F. DE CASTROVERDE (Secretaria)