Sentencia Contencioso de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 3ª de lo Contencioso Administrativo y Laboral, 25 de Marzo de 2003

Ponente:Winston Spadafora Franco
Fecha de Resolución:25 de Marzo de 2003
Emisor:Tercera de lo Contencioso Administrativo y Laboral
RESUMEN

DEMANDA CONTENCIOSO DE PLENA JURISDICCIÓN, INTERPUESTA POR EL LCDO. CARLOS J. GEORGE B., EN REPRESENTACIÓN DE BRIGIDO GONZALEZ, PARA QUE SE DECLARE NULA POR ILEGAL, LA NOTA NO.PYS-797-2000 DE 15 DE MAYO DE 2000, DICTADO POR EL JEFE DEL DEPARTAMENTO DE PENSIONES Y SUBSIDIOS DE LA CAJA DE SEGURO SOCIAL, EL ACTO CONFIRMATORIO Y PARA QUE SE HAG... (ver resumen completo)

 
CONTENIDO

VISTOS:

El licenciado C.J.G.B., en representación de B.G., ha interpuesto demanda contencioso administrativa de plena jurisdicción para que se declare nula por ilegal, la Nota Nº P.Y.S-797-2000 de 15 de mayo de 2000, dictada por el Jefe del Departamento de Pensiones y Subsidios de la Caja de Seguro Social y el acto confirmatorio.

La parte actora solicita además, que como consecuencia de la declaración anterior, el monto de su pensión de vejez se corrija y se ordene el pago retroactivo de la suma que resulte del cálculo que se haga en base a 64 meses o cuotas cotizadas y no a 84.

  1. EL ACTO IMPUGNADO

    Mediante la Nota P.Y.S. 797-2000 de 15 de mayo de 2000, el funcionario demandado le comunicó al señor GONZALEZ que su pensión de vejez normal se le calculó debidamente, así: "...analizando de enero a diciembre y de ahí los siete (7) mejores años. Este total se dividió entre ochenta y cuatro (84) meses equivalente a 7 años...", por lo que el salario promedio mensual de seiscientos once balboas con treinta y cuarto centésimos (B/.611.34) multiplicado por 60% dio como resultado el monto de una pensión por trescientos sesenta y seis balboas con ochenta centésimos (B/. 366.80) (fs. 1-2).

    Al admitirse la presente demanda se corrió en traslado a la señora Procuradora de la Administración quien, mediante la Vista Fiscal Nº 246 de 1 de junio de 2001 (fs. 26-33), solicitó a esta S. no acceder a las pretensiones de la actora porque carecen de sustento jurídico.

    Además, se requirió al funcionario demandado para que rindiera el informe de conducta a que se refiere el artículo 33 de la Ley 33 de 1946, lo que hizo oportunamente (fs. 22-24).

  2. NORMAS VIOLADAS Y EL CONCEPTO DE LA INFRACCIÓN

    A juicio del demandante, el acto que impugna, expedido por el Jefe del Departamento de Pensiones y Subsidios de la Caja de Seguro Social es nulo, porque ha violado los artículos 54, 62 y 73 del Decreto-Ley Nº 14 de 1954, que establecen lo siguiente:

    Decreto-Ley Nº 14 de 1954.

    Artículo 54. Se tomará como salario base mensual para el cómputo de las pensiones, el promedio de los salarios correspondientes a los siete (7) mejores años de cotizaciones acreditadas en la cuenta individual.

    Si tratándose de pensión de invalidez el asegurado no llegare a tener siete (7) años de cotizaciones, se tomará el promedio de los sueldos correspondientes a los meses de cotizaciones que tuviese acreditadas.

    Para los efectos de método de cálculo se aplicará el reglamento correspondiente, de acuerdo a las recomendaciones del Consejo Técnico.

    Artículo 62. Para los efectos del Seguro Social privarán las siguientes definiciones:

    ...l) Sueldo base mensual: El promedio que resulte para cada asegurado al dividir el total de los sueldos sobre los cuales haya cotizado como empleado obligatorio y los ingresos o utilidades sobre los cuales haya cotizado como voluntario, por el número de meses cotizados, referidos a una misma unidad de tiempo; y

    Artículo 73. Las prestaciones en dinero concedidas por la Caja podrán ser revisadas por causa de errores de cálculo, falta en las declaraciones, alteración en los datos pertinentes, falsificación de documentos o por cualquier otro error u omisión en el otorgamiento de tales prestaciones. Cuando de la revisión resultaren reducidas tales prestaciones o revocadas las ya concedidas, los beneficiarios no estarán obligados a devolver las sumas recibidas en exceso, a menos que hubieren sido pagadas a base de documentos, declaraciones o reclamos fraudulentos o falsos. En este caso la Caja exigirá la devolución de las cantidades ilícitamente percibidas, sin perjuicio de la responsabilidad penal a que hubiere lugar".

    En cuanto al artículo 54 del Decreto-Ley 14 de 1954, la parte actora señaló que fue violado por interpretación errónea, toda vez que su pensión de vejez debió calcularse sólo en base a los 7 mejores años de cotizaciones acreditados a su cuenta individual, es decir, sin aplicarse el Reglamento de Cálculo por ser éste último contrario a la Ley. Agrega, que el párrafo primero del referido artículo consagra una regla matemática en beneficio del asegurado, caso contrario a lo que establece dicho Reglamento.

    De igual manera, explica el demandante que el artículo 62 del Decreto-Ley 14 de 1954 se infringió por violación directa por omisión, porque el Departamento de Pensiones y Subsidios tomó como base para el cálculo de su pensión de vejez el año fiscal, y no los 7 años de que trata el artículo 54 de la Ley Orgánica de la Caja de Seguro Social, por lo que en su opinión el esquema salarial suma 64 meses, más no 84.

    En cuanto al artículo 73 del Decreto-Ley 14 de 1954, el accionante alega que su infracción se dio por omisión o falta de aplicación, toda vez que la Caja de Seguro Social está facultada para revisar por motivos de errores de cálculo la prestaciones que se le concedan a los asegurados, por ende, ante el error aritmético que se cometió en el cálculo de la pensión de vejez del señor B.G., la Dirección Nacional de Prestaciones Económicas debe hacer un nuevo proceso administrativo a fin de enmendar el mismo.

  3. INFORME DE LA FUNCIONARIA DEMANDADA.

    Para la Jefa del Departamento de Pensiones y Subsidios de la institución demandada, las pretensiones del señor B.G. carecen de fundamento legal, ya que las actuaciones de la administración se han enmarcado, en este caso, dentro de lo estipulado en la Ley Orgánica de la institución (fs. 16 a 20).

    La funcionaria demandada indicó que para el cálculo de las pensiones de vejez, "en acatamiento al artículo 54 de la Ley Orgánica y al Artículo 3º del reglamento de cálculo, antes citado; los sueldos percibidos por el demandante, durante sus siete (7) mejores años cotizados a la Caja de Seguro Social, deben ser divididos entre ochenta y cuatro (84) meses, para así obtener el salario promedio para el cálculo de la pensión de vejez".

    En consecuencia, advierte que al haberse computado el monto de la pensión de vejez del señor B.G., en base a los siete mejores años calendarios, aún cuando no cotizó los doce meses de cada uno y dividirse entre 84 meses, el salario promedio mensual dio como resultado B/.611.34, correspondiéndole un 60%, el cual asciende a B/366.80, siendo ésta última suma la que en estricto derecho le corresponde en concepto de pensión de vejez normal.

  4. OPINIÓN DE LA PROCURADURÍA DE LA ADMINISTRACIÓN.

    La señora Procuradora de la Administración sostiene que los cargos de ilegalidad alegados por el demandante deben ser desestimados, por cuanto que se encuentra debidamente acreditado en el expediente, que la Caja de Seguro Social no cometió error alguno al calcular el monto de la pensión de vejez del señor B.G..

    Al respecto, señala la representante del Ministerio Público que el artículo 54 de la Ley Orgánica de la Caja de Seguro Social, establece en forma clara que el salario base mensual para el cómputo de las pensiones, equivale al "promedio de los salarios correspondientes a los siete mejores años de cotizaciones acreditadas en la cuenta individual". Agrega, que de conformidad con el artículo 10 del Código Civil, la palabra años a que se refiere dicho texto, debe interpretarse en su sentido natural, entiéndase por ello, años calendarios, es decir, doce meses, que conlleva a que "los 7 años deben multiplicarse por los doce meses, y el resultado son 84 meses", por lo que no existe error alguno en el cálculo de la prestación económica en concepto de pensión de vejez, que se le otorgó al señor B.G..

  5. CONSIDERACIONES DE LA SALA.

    Cumplido el procedimiento legal y vistos los argumentos de las partes en conflicto, la Sala procede a resolver el fondo de la controversia, previas las siguientes consideraciones.

    Con vista en la solicitud de pensión de vejez normal presentada por el demandante, el 28 de julio de 1999, la institución demandada le reconoció esta prestación mediante la Resolución Nº DNDP 18087 de 4 de octubre de 1999 (fs. 80-81 del expediente administrativo), en virtud de que cumplía para esa fecha con los requisitos legales exigidos en materia de edad y cotizaciones, por el artículo 50 de la Ley Orgánica de la institución.

    Ahora bien, el acto impugnado en este proceso lo constituye la Nota Nº P.Y.S. 797-2000 de 15 de mayo de 2000, dictada por el Jefe del Departamento de Pensiones de la Caja de Seguro Social (fs. 1 del expediente contencioso), mediante la cual no se accedió a la petición del señor B.G. de modificar el monto de su pensión de vejez bajo la alegación de que se había cometido un error aritmético por parte de la administración de dicha entidad (Ver fojas 91-94).

    El actor estima que el acto impugnado conculca los artículos 54, 62 y 73 del Decreto Ley Nº 14 de 1954. Según el demandante, del texto de las dos primeras normas, se desprende que para establecer el monto de la pensión de vejez se debe tomar como "base matemática los 7 mejores años de cotizaciones acreditadas en la Cuenta individual del asegurado, y no como lo ha hecho la institución que emplea erróneamente el Año Fiscal, que divide el total de ingresos de 7 años los multiplica por 84 meses, sin tomar en consideración que los mencionados 7 años sólo suman 64 meses o cuotas, ignorando el alcance y contenido del artículo 54 de la Ley Orgánica que es el parámetro fundamental del cálculo de la Pensión." Por tanto, agrega que el Departamento de Pensiones y Subsidios de la Caja de Seguro Social, debió acceder a su petición de corrección del monto de la pensión de vejez que se le otorgó por la suma de B/.366.80, con fundamento en lo dispuesto en el artículo 73 de la mencionada Ley.

    Por su parte, la señora Procuradora de la Administración opina que la Nota impugnada no es contraria a derecho, pues sostiene que los 7 mejores años de que trata el artículo 54 de la Ley Orgánica de la Caja de Seguro Social, se refieren a años calendarios, razón por la cual la multiplicación de esos 7 años por doce meses dan como resultado los 84 meses, que permiten hacer la operación matemática que refleja el cálculo del salario promedio mensual del asegurado.

    En atención a lo expuesto, la Sala debe deslindar en el caso en examine, si para el correcto cálculo de la pensión de vejez, los siete mejores años de cotizaciones de los asegurados, implican una operación matemática en la cual deben considerarse 84 meses o menos. Siendo esto así, nos referiremos, en primer lugar a las distintas acepciones del término año.

    "Año: "Período de doce meses a contar desde el 1º de enero hasta el 31 de diciembre, ambos inclusive. Lapso cualquiera de doce meses o 365 días seguidos". (CABANELLAS, G.. DICCIONARIO JURÍDICO ELEMENTAL. Editorial H.. Argentina, 1998. Pág.35)

    M.O., define año como "Período de doce meses, a contar desde el 1º de enero hasta el 31 de diciembre, ambos inclusive. Período de doce meses, a contar desde un día cualquiera". (DICCIONARIO DE CIENCIAS JURÍDICAS, POLÍTICAS Y SOCIALES. Editorial Heliasta, 1998. P.. 90)

    En este sentido, este Tribunal estima oportuno mencionar que los artículos 10 y 34e, del Capítulo III del Código Civil Panameño que regula lo referente a la Interpretación y Aplicación de la Ley, expresan lo siguiente:

    "Artículo 10. Las palabras de la Ley se entenderán en su sentido natural y obvio, según el uso general de las mismas palabras; pero cuando el legislador las haya definido expresamente para cierta materias, se les dará en estos casos su significado legal".

    Artículo 34e. Todos los plazos de días, meses o años de que se haga mención en las leyes o en los decretos del Poder Ejecutivo, o en las decisiones de los Tribunales de Justicia, se entenderá que han de ser completos; y correrán además, hasta la media noche del último día del plazo..."

    Las definiciones e interpretaciones antes vistas, llevan a la Sala a concluir que el término año implica el cómputo de 12 meses.

    Así las cosas, esta Superioridad advierte que de conformidad con el artículo 54 de Ley Orgánica de la Caja de Seguro Social, para calcular el monto de la pensión de vejez, se toma como salario base mensual los siete (7) mejores años de cotizaciones acreditados en la cuenta individual del asegurado y para la cuantificación de dicho cálculo debe tenerse como fundamento legal, lo dispuesto en el artículo 3 del Reglamento para el Cálculo de las pensiones de invalidez, vejez y muerte de la Caja de Seguro Social, cuyo texto es el siguiente:

    "Artículo 3. El monto total de salarios devengados en los siete (7) mejores años de cotizaciones seleccionados de acuerdo con este Reglamento, se dividirá entre ochenta y cuatro (84) meses.

    El promedio obtenido por este método, será el salario base mensual sobre el cual se calculará la pensión correspondiente".

    Analizado el contenido de las mencionadas normas, vemos que no existe contradicción alguna entre ellas, toda vez que al no existir dudas en cuanto a que la palabra "años" a que nos hemos estado refiriendo a lo largo de esto proceso significa, año calendario, es decir, lo devengado dentro de un período de doce (12) meses, independientemente de que en uno u otro mes el asegurado no se haya percibido ingreso o cotizado cuotas, ha quedado claro para este Tribunal que para determinar correctamente el cálculo de las pensiones de vejez de los asegurados, hay que dividir la suma de los siete (7) mejores años de cotizaciones entre ochenta y cuatro meses (84).