Sentencia Generales de Corte Suprema de Justicia (Panama), 4ª de Negocios Generales, 8 de Marzo de 2022

PonenteMaría Eugenia López Arias
Fecha de Resolución 8 de Marzo de 2022
EmisorCuarta de Negocios Generales

Tribunal: Corte Suprema de Justicia, Panamá

Sala: Cuarta de Negocios Generales

Ponente: María Eugenia López Arias

Fecha: 08 de marzo de 2022

Materia: Exequator / reconocimientos de sentencias extranjeras

Divorcio

Expediente: 1140612021

VISTOS:

El Licenciado EZEQUIEL A. ACEVEDO H., apoderado judicial de la señora V.E.A.F., solicita el reconocimiento y ejecución de la sentencia extranjera de divorcio N° 500-12-345028-199, fechada 02 de octubre de 2020, dictada por el Tribunal Superior (División de Familia), Provincia de Quebec, Distrito de Montreal, Canadá, mediante la cual se disuelve el vínculo matrimonial que la unía legalmente a GILLES DESSUREAULT.

ANTECEDENTES

El Licenciado EZEQUIEL A.A.H., fundamenta su solicitud en los siguientes hechos:

"Primero: V.E.A.F., y, GILLES DESSUREAULT contrajeron Matrimonio Civil el 14 de diciembre de dos mil doce (2012), en la Notaria Primera de Circuito de Coclé, Corregimiento de Penonomé, Distrito de Penonomé, Provincia de Coclé, Republica de Panamá, cuya inscripción aparece en Tomo 207 de matrimonios de la Provincia de Coclé, Partida número 1785, de la Dirección Nacional del Registro Civil.

Segundo

Los cónyuges V.E.A.F., y, GILLES DESSUREAULT demandaron el divorcio de su matrimonio en la Corte Superior, de Canadá, Provincia de Quebec, Distrito de Montreal, Localidad de Montreal, No. Expediente o de dossier 500-12-345028-199, que disuelve el matrimonio fechado 2 de noviembre de 2020.

Tercero

Para la validez del divorcio o disolución del matrimonio mencionado se requiere el trámite de reconocimiento de la sentencia extranjera y su respectiva inscripción."

Como prueba, fueron aportadas con la solicitud, el Certificado de Matrimonio identificado como N.° Ins:2-207-1785, expedido por la Dirección Nacional del Registro Civil, con el respectivo pago de impuestos de timbres fiscales, la Sentencia No: 500-12-345028-199 de 02 de octubre de 2020, y el Certificado de Divorcio de 3 de noviembre de 2020, debidamente legalizados y traducidos al idioma español por un Traductor Público Autorizado de Panamá.

OPINIÓN DE LA PROCURADURÍA

Admitida la solicitud de exequatur, mediante Providencia de veintidós (22) de diciembre de dos mil veintiuno (2021), se dispuso correr traslado al señor P. General de la Nación, Encargado, quien mediante Vista N° 03 de catorce (14) de enero de dos mil veintidós (2022), recomienda "...acceder a la petición de reconocimiento y ejecución en la República de Panamá, de la sentencia de divorcio pronunciada por el Tribunal Superior (División de Familia), Provincia de Quebec, Distrito de Montreal, Canadá, por medio de la cual se declara disuelto el vínculo matrimonial habido entre GILLES DESSUREAULT y V.E.A.F. toda vez que la misma es viable jurídicamente, por cumplir con los requisitos que exige nuestro ordenamiento legal." (fs. 38-39)

CONSIDERACIONES DE LA SALA

Cumplido con el procedimiento para la homologación de sentencias extranjeras, el numeral 2 del artículo 100 del Código Judicial, faculta a la Sala Cuarta de Negocios Generales de la Corte Suprema de Justicia, para examinar las resoluciones judiciales pronunciadas en país extranjero, a efecto de decidir si pueden o no, ser ejecutables en la República de Panamá.

En efecto, para que una sentencia extranjera se reconozca y declare ejecutable en la República de Panamá, debe cumplir con los requisitos contemplados en el artículo 156 del Código de Derecho Internacional Privado de la República de Panamá, adoptado mediante Ley N° 61 de 07 de octubre de 2015, en congruencia con los artículos 877 y 1419 del Código Judicial, por lo que esta Sala, pasa a examinar si la sentencia extranjera N° 500-12-345028-199 de dos (02) de octubre de dos mil veinte (2020), dictada por el Tribunal Superior (División de Familia), Provincia de Quebec, Distrito de Montreal, Canadá, cumple con los requisitos exigidos por nuestro ordenamiento jurídico.

De lo antes señalado, el numeral 1 del artículo 156 del Código de Derecho Internacional Privado de la República de Panamá establece lo siguiente:

Artículo 156. Sin perjuicio de lo que se dispone en tratados especiales, ninguna sentencia dictada en país extranjero podrá ser ejecutada en Panamá, si no reúne los siguientes requisitos.

1. Que la sentencia haya sido dictada por un tribunal competente, es decir, que no haya conculcado la competencia privativa de los tribunales panameños. Se entiende que la competencia sobre bienes inmuebles ubicados en la República de Panamá es de competencia privativa de los jueces panameños.

Al entrar al análisis del citado artículo, se observa que la sentencia extranjera cumple con este requisito, ya que la documentación se encuentra debidamente legalizada, por lo que se desprende que el Tribunal Superior (División de Familia), Provincia de Quebec, Distrito de Montreal, de Canadá, es competente para conocer de los procesos de divorcio.

Siguiendo con el análisis, para el reconocimiento de una sentencia extranjera de divorcio, en nuestro país se requiere que cumpla además con lo consagrado en el artículo 1419 del Código Judicial, que señala:

"Artículo 1419. ...

Sin perjuicio de lo que se dispone en tratados especiales, ninguna sentencia dictada en país extranjero podrá ser ejecutada en Panamá, si no reúne los siguientes requisitos:

1. Que la sentencia haya sido dictada a consecuencia del ejercicio de una pretensión personal...

2. Que no haya sido dictada en rebeldía, entendiéndose por tal, para los efectos de este artículo, el caso en que la demanda no haya sido personalmente notificada al demandado, habiéndose ordenado la notificación personal por el tribunal de la causa, a menos que el demandado rebelde solicite la ejecución;

3. Que la obligación para cuyo cumplimiento se haya procedido sea lícita en Panamá; y

4. Que la copia de la sentencia sea auténtica.

Se entiende por sentencia la decisión que decide la pretensión."

Como primer presupuesto, enmarcado en el numeral 1 del artículo arriba citado, es que la sentencia sea dictada en ejercicio de una acción personal; por tanto, la sentencia extranjera cumple con este presupuesto, toda vez que ha sido dictada como consecuencia de una pretensión personal incoada por los señores V.E.A.F. y GILLES DESSUREAULT, cuyo objetivo era disolver el vínculo matrimonial que los unía.

De igual forma, consta en la sentencia de divorcio aportada, que ambas partes son "solicitantes conjuntos" del proceso de divorcio, y culmina con el consentimiento firmado por las partes el uno (01) de noviembre de dos mil diecinueve (2019), por lo que la sentencia no ha sido dictada en rebeldía y de esta forma se cumple con lo preceptuado en el numeral 2 del artículo 1419 del Código Judicial. (fs. 18-24)

En cuanto a que la obligación para cuyo cumplimiento se haya procedido sea lícita en Panamá, se observa que la sentencia en estudio no indica una causal específica por la que se dicta el divorcio, pero sí se indica que el divorcio se llevó a cabo en virtud de un acuerdo de voluntades, por lo que podemos concluir que la causal del divorcio se asemeja a la del mutuo consentimiento que en nuestro ordenamiento jurídico se encuentra establecida en el numeral 10 del artículo 212 del Código de Familia, modificado mediante Ley N° 269 de 30 de diciembre de 2021 que al tenor señala:

Artículo 212. Son causales de divorcio:

1....

10. El mutuo consentimiento de los cónyuges siempre que se cumplan los siguientes requisitos:

1) Que los cónyuges sean mayores de edad (numeral declarado inconstitucional)

2) Que el matrimonio tenga como mínimo un año de celebrado; y

3) Que las partes ratifiquen su solicitud de divorcio transcurrido dos meses desde la presentación de la demanda de divorcio y antes de seis meses de la citada presentación.

De manera que la sentencia en estudio no entra en conflicto con el orden público interno, y además, se ajusta a lo señalado en el numeral 3 del citado artículo 1419 del Código Judicial, toda vez que para nuestra legislación se establece como requisito para esta causal que el matrimonio haya tenido como mínimo un (01) año de celebrado, y el matrimonio de los solicitantes conjuntos se llevó a cabo el catorce (14) de diciembre de dos mil doce (2012) y se decidió el divorcio mediante sentencia de dos (02) de octubre de dos mil veinte (2020), entrando en vigor mediante Certificado de Divorcio el dos (02) de noviembre de dos mil veinte (2020) respectivamente, además existe un consentimiento firmado por las partes denominado Consentimiento Sobre Medidas Accesorias en temas relacionados a pensión alimenticia, división de propiedades, plan de pensiones, liquidación de patrimonio, entre otros.

Es importante resaltar que, durante el vínculo matrimonial no se concibieron ni se adoptaron hijos.

En cuanto a lo establecido en el artículo 877 del Código judicial que al tenor señala:

Artículo 877. Salvo lo dispuesto en convenios internacionales los documentos extendidos en país extranjero serán estimados como prueba, según los casos, si se presentaren autenticados por el funcionario diplomático o consular de Panamá con funciones en el lugar de donde proceda el documento y a falta de ellos, por el representante diplomático o consular de una nación amiga. En este último caso, se acompañará un certificado del Ministerio de Relaciones Exteriores en que conste que en el lugar de donde procede el documento no hay funcionario consular o diplomático de Panamá. Se presume, por el hecho de estar autenticados así, que los documentos están expedidos conforme a la ley local de su origen, sin perjuicio de que la parte interesada compruebe lo contrario. Si los documentos procedentes del extranjero estuvieren escritos en lengua que no sea el español, se presentarán traducidos o se solicitará su traducción por intérprete público y en defecto de éste, por uno ad hoc, nombrado por el tribunal.

La sentencia extranjera de divorcio presentada cumple con los requisitos del artículo 877 del Código Judicial ya que se encuentra autenticada por el funcionario diplomático o consular de Panamá, con funciones en el lugar de donde procede el documento y también cuenta con la traducción al idioma español por Traductor Público Autorizado.

Una vez examinadas las piezas que conforman el expediente, en cuanto a la solicitud y los documentos que la acompañan, concluimos que la sentencia cumple con los requisitos exigidos por la Ley panameña para que sea reconocida y ejecutada en nuestro territorio, concordando con la opinión emitida por el Procurador General de la Nación.

PARTE RESOLUTIVA

En consecuencia, la SALA CUARTA DE NEGOCIOS GENERALES DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, RECONOCE Y DECLARA EJECUTABLE en nuestro país la Sentencia Extranjera de Divorcio N° 500-12-345028-199 fechada 02 de octubre de 2020, emitida por el Tribunal Superior (División de Familia), Provincia de Quebec, Distrito de Montreal, Canadá, mediante la cual se disuelve el vínculo matrimonial que existía entre la señora V.E.A.F. cedulada 8-494-411 y GILLES DESSUREAULT con pasaporte N° QF757340.

SE AUTORIZA a la Dirección Nacional del Registro Civil de la República de Panamá, que realice las anotaciones e inscriba en los libros correspondientes la sentencia de divorcio antes señalada en los mismos términos que en ella se indica; previa anotación de la salida en el libro correspondiente.

Fundamento de Derecho

Artículo 156 de la Ley N° 61 de 07 de octubre de 2015, que adopta el Código Internacional Privado de la República de Panamá, numeral 2 del artículo 100, artículos 877 y 1419 del Código Judicial y numeral 10 del artículo 212 del Código de Familia.

N. y CÚMPLASE,

MARÍA EUGENIA LÓPEZ ARIAS

CARLOS ALBERTO VÁSQUEZ REYES -- OLMEDO ARROCHA OSORIO

YANIXSA Y. YUEN C. (Secretaria General)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR