Sentencia Generales de Supreme Court (Panama), Sala 4ª de Negocios Generales, 2 de Abril de 2008

PonenteHarley J. Mitchell D.
Fecha de Resolución 2 de Abril de 2008
EmisorSala Cuarta de Negocios Generales

VISTOS:

El Licenciado Nolasco Frías, ha presentado en su calidad de apoderado especial del señor W.C.C.R.,solicitud a la Sala Cuarta de Negocios Generales para el reconocimiento y ejecución de la sentencia de divorcio proferida por la Corte Superior del Estado de Arizona de los Estados Unidos de América, por la cual se declara disuelto el vínculo matrimonial que lo mantiene unido a la señora A.L.Á.A..

ANTECEDENTES

Los señores W.C.C.R.A.L.Á.A., contrajeron matrimonio el día veinticuatro (24) de septiembre de mil novecientos setenta y nueve (1979), en el Juzgado Primero Municipal, Corregimiento de Barrio Norte, Distrito de Colón, Provincia de C.. Dicho matrimonio se encuentra inscrito al Tomo número 201 de matrimonios de la Provincia de Colón, Partida número 552.

Posteriormente se produce la disolución del vínculo matrimonial mediante sentencia de fecha nueve (9) de mayo mil novecientos noventa y cuatro (1994), dictada por la Corte de Circuito del Condado de Russell, Estado de Alabama, Estados Unidos de América.

En base a lo anterior, el apoderado judicial solicita que se reconozca y se ejecute en la República de Panamá, la sentencia extranjera en estudio toda vez, que la misma cumple con lo establecido en el artículo 1419 del Código Judicial.

OPINIÓN DE LA PROCURADURÍA

Admitida la solicitud presentada ante esta Corporación, se le corrió traslado al señor P. General de la Nación, Encargado, quién en su Vista No.1 de 2 de enero de 2008, manifiesta que la ausencia de notificación a la parte demandada, lamentablemente, a la luz de lo que dispone el artículo 1419 del Código Judicial lo lleva a pronunciarse forma no favorable a la petición, ya que la trascendencia de la imperatividad de la notificación a la parte demandada, cuya opinión deberá tomarse en cuenta al momento de proferir una decisión.

DECISIÓN DE LA SALA

El ordenamiento jurídico vigente, exige para la ejecución en nuestro país de una sentencia dictada en el extranjero: que la misma haya sido dictada a consecuencia del ejercicio de una pretensión personal; que no haya sido dictada en rebeldía, entendiéndose por tal, el caso en que la demanda no haya sido personalmente notificada al demandado, dentro de la jurisdicción del Tribunal de la causa, a menos que el demandado rebelde solicite la ejecución; que la obligación para cuyo cumplimiento se haya procedido sea lícita en Panamá; y, que copia de la sentencia sea auténtica.

La Sala, comparte la opinión esbozada por el señor P. General de la Nación, Encargado, ya que es del criterio que la presente solicitud no cumple con lo dispuesto en el numeral 2 del artículo 1419 del Código Judicial de la República de Panamá que dice:

ARTÍCULO 1419:

...

Sin perjuicio de lo que se dispone en tratados especiales, ninguna sentencia dictada en país extranjero podrá ser ejecutada en Panamá, si no reúne los siguientes requisitos:

  1. Que no haya sido dictada en rebeldía, entendiéndose por tal, para los efectos de este artículo, el caso en que la demanda no haya sido personalmente notificada al demandado, habiéndose ordenado la notificación personal por el tribunal de la causa, a menos que el demandado rebelde solicite la ejecución

    ...@

    Esta Colegiatura arriba a la conclusión que la sentencia aportada al dossier por el apoderado judicial de W.C.C., adolece de la notificación de la parte demandada, ya que no concurrió personalmente, ni mediante apoderado al proceso en mención.

    Por otra parte, es preciso señalar que la causal señalada por el recurrente no se encuentra tipificada en nuestro ordenamiento jurídico, pero podría asimilarse a la causal de mutuo consentimiento, ya que existe un acuerdo de manutención de los hijos de los cónyuges, como bien lo ha planteado el señor P. General de la Nación, Encargado, por lo que procederemos a declarar el no reconocimiento de la sentencia cuya ejecución se pretende.

    En mérito de lo antes expuesto, los Magistrados que integran la SALA CUARTA DE NEGOCIOS GENERALES DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, DECLARAN NO EJECUTABLE en la República de Panamá, la sentencia de divorcio proferida por la Corte Superior del Estado de Arizona de los Estados Unidos de América, por la cual se declara disuelto el vínculo matrimonial entre el señor W.C.C.R. y ANA LUZ ÁVILA ANDRADE.

    N. y cúmplase.

    HARLEY J. MITCHELL D.

    ESMERALDA AROSEMENA DE TROITIÑO -- VICTOR L. BENAVIDES P.

    CARLOS H. CUESTAS G. (Secretario)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR