Sentencia Contencioso de Corte Suprema de Justicia (Pleno), Sala 3ª de lo Contencioso Administrativo, 29 de Enero de 2008

Ponente:Victor L. Benavides P.
Fecha de Resolución:29 de Enero de 2008
Emisor:Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo

VISTOS:

El Procurador de la Administración ha interpuesto recurso de apelación contra el Auto de veinte (20) de noviembre de 2007, mediante el cual el M.S. admitió y denegó pruebas dentro del proceso contencioso administrativo de plena jurisdicción interpuesto por la firma A., F. &F., en representación de Bahía Las Minas Corp., para que se declare nula por ilegal la Resolución N° JD-5399 de 6 de julio de 2005, emitida por la Junta Directiva del Ente Regulador de los Servicios Públicos, el acto confirmatorio y para que se hagan otras declaraciones.

Mediante Vista No. 932 de 4 de diciembre de 2007, la Procuraduría de la Administración sustentó recurso de apelación ante el resto de los Magistrados que integran la Sala solicitando que "se modifique el auto de 20 de noviembre de 2007 (Cfr. F. 57), en el sentido de denegar, por inconducente, la prueba pericial sobre los libros y archivos de Bahía Las Minas Corp. y del Centro Nacional de Despacho..." A este respecto, el señor Procurador de la Administración manifiesta lo siguiente:

La sustentación del recurso anunciado, gira en torno a la admisión del peritaje propuesta por la parte actora sobre los libros y archivos de Bahía Las Minas Corp. y del Centro Nacional de Despacho, el cual a nuestro juicio es a todas luces improcedente, toda vez que la finalidad perseguida por dicho petente es determinar qué resultado financiero habría obtenido la demandante si en las semanas 10,11 y 12 de 2004 hubiese mantenido la misma oferta de capacidad que tenía en la semana 9 de ese mismo año. En los términos en que ha sido propuesta esta prueba, resulta evidente que la misma tiene sustento en un evento incierto e irreal, cuya razón de ser, conducencia o eficacia respecto a la comprobación de los hechos argumentados por la demandante en la defensa de sus intereses, no ha sido especificada, por lo que en atención a lo dispuesto en el artículo 783 del Código Judicial, la pericia objetada debe resultar inadmisible.

Por su parte, la firma A., F. &F. se opuso al recurso de apelación interpuesto por la Procuraduría de la Administración exponiendo lo siguiente:

El auto apelado admitió el peritaje que fuera solicitado en la demanda, el cual tiene por objeto determinar qué resultado financiero habría obtenido BLM si en las semanas 10, 11 y 12 del año 2004 hubiese mantenido la misma declaración de disponibilidad que tenía en la semana 9. No queda clara la motivación que anima al Procurador en su apelación. Señala en su escrito que la prueba solicitada tiene sustento en un evento incierto e irreal. Ahora bien, consideramos que el hecho de que la prueba solicitada recaiga sobre un evento hipotético no tiene nada de particular. El propio Código Judicial, dentro del capítulo referente a peritaje, en el artículo 981, numeral 3 establece que un peritaje puede tener por objeto comprobar si un hecho pudiere realizarse de determinada manera. En la prueba pericial solicitada se pretende determinar qué hechos hubieren podido producirse si BLM hubiese mantenido una determinada declaración de disponibilidad de generación. Esos hechos son los resultados financieros que se habrían dado en el evento de mantenerse una determinada disponibilidad de generación. La relevancia de esta prueba es evidente, y la misma se desprende de la lectura de los hechos de la demanda y de las disposiciones violadas. En efecto, el argumento fundamental esgrimido por BLM para impugnar los actos administrativos demandados en el presente proceso, es que para dicha empresa era indispensable reducir su declaración de disponibilidad de generación, dada la limitación de combustible que afrontaba en esos días, y dados los compromisos financieros que debía atender en ese momento, con el fin de evitar pérdidas financieras de gran cuantía. Con la prueba pericial solicitada, BLM persigue demostrar al Tribunal las consecuencias financieras adversas que se habrían desprendido del hecho de mantener la declaración de disponibilidad que venía ofertando en las semanas anteriores.

Al resolver el presente recurso de apelación, el resto de los Magistrados que integran la Sala consideran correcto el proceder del Magistrado Sustanciador al admitir las pruebas en cuestión, pues estimamos que son conducentes y eficaces en su ayuda para aclarar el proceso. Ante esto, el artículo 783 del Código Judicial establece:

"Artículo 783: La pruebas deben ceñirse a la materia del proceso y son inadmisibles las que no se refieran a los hechos discutidos, así como las legalmente ineficaces.

El Juez puede rechazar de plano aquellos medios de prueba prohibidos por la ley, notoriamente dilatorios o propuestos con el objeto de entorpecer la marcha del proceso; también puede rechazar la práctica de pruebas obviamente inconducentes o ineficaces."

Del análisis del expediente judicial, consideramos que el Auto de veinte (20) de noviembre de 2007, ha sido formulado cumpliendo con todos los preceptos legales que normalizan lo relacionado a la admisión y presentación de pruebas. En este sentido, esta Superioridad no encuentra motivo alguno para reformar la decisión apelada, toda vez que la prueba pericial sobre los libros y archivos de BML y del Centro Nacional de Despacho a efectos de determinar qué resultado financiero habría obtenido Bahía Las Minas si en las semanas 10, 11 y 12 del año 2004, hubiese mantenido la misma oferta de capacidad que tenía en la semana 9, a nuestro juicio cumple con los requisitos establecidos por nuestro ordenamiento jurídico y por tanto, corresponde admitir la misma en derecho a fin de permitir que consten en el presente proceso. Debemos dejar claro que no corresponde en esta etapa procedimental atender la valoración de esta prueba. Lo antes dicho encuentra su sustento en Auto de 24 de enero de 2007 (PROGRESO - ADMINISTRADORA NACIONAL DE FONDOS DE JUBILACIONES, PENSIONES Y CESANTÍAS, S. A.) en donde el resto de los Magistrados indicó lo siguiente:

Del análisis del expediente contentivo del proceso de marras, se puede observar que, en virtud del principio del debido proceso consagrado en nuestra legislación, se admitirán las pruebas solicitadas por el demandante, a fin de que el mismo tenga la oportunidad de hacer los descargos correspondientes a dichas acusaciones ante esta Sala. La importancia que tengan las nuevas pruebas dentro del proceso es un aspecto que corresponde valorar en una etapa diferente, es decir, cuando el expediente se encuentre en estado de resolver.

De igual manera, resulta importante resaltar que esta Superioridad previamente se ha pronunciado sobre un tema similar que guarda relación con Bahía Las Minas, así mediante Auto de 28 de septiembre de 2005 el resto de los Magistrados confirmó el auto que admitía una serie de pruebas dentro de las que se encontraba la prueba pericial sobre los libros y archivos de BML y del Centro Nacional de Despacho. A continuación, procedemos a transcribir lo medular del Auto in comento:

...

  1. EDEMET solicita se rechacen las siguientes pruebas de BAHIA LAS MINAS:

    ...

    Se rechace la Prueba Pericial sobre libros y archivos de BLM y el CND, admitida en el Punto C del auto de pruebas (f.2288), para determinar pérdidas de ingresos de Bahía Las Minas como consecuencia de las liquidaciones de ventas de energía asociada efectuadas por el CND para esa empresa, pues considera que debió ordenarse una inspección judicial, y no una prueba pericial, por recaer sobre libros de comercio de un tercero (CND); porque la pregunta a) del peritaje es inconducente y sugerente; porque la pregunta b) fue adicionada extemporáneamente, y está contenida en la Diligencia Exhibitoria también solicita al CND.

    1. OPOSISÓN DE BAHÍA LAS MINAS A LA APELACIÓN DE EDEMET.

      ...

      En cuanto a los peritajes sobre los libros y archivos del CND, se ha indicado que estas pruebas han sido aceptadas por el CND y practicadas en todos los otros procesos relacionados con este caso, habida cuenta que el CND es una entidad que presta un servicio público cuya información debe ser accesible a todos los agentes del mercado eléctrico. Se añade, que la determinación sobre daños o pérdidas sufridas por BLM es un punto central de la demanda que nos ocupa, y de allí la pertinencia del peritaje.

      1. DECISION DEL TRIBUNAL AD-QUEM

      ...

    2. En cuanto a las pruebas de BAHIA LAS MINAS que EDEMET ha solicitado se rechacen, por estimarlas inconducentes, sugerentes, o irrelevantes, el resto de la Sala considera, luego de una cuidadosa ponderación del material, que debe mantener la decisión del Magistrado Sustanciador, habida cuenta que el proceso de marras, por su alto grado de tecnicidad, requiere de las pruebas aducidas y aportadas para permitir a la Sala una comprensión amplia y efectiva de las complejas cuestiones que se debaten.

      En ese contexto, la información relativa, entre otros aspectos a: las compras directas de energía; las reglas comerciales del mercado mayorista de electricidad, los informe de vigilancia y las pérdidas que según BAHIA LAS MINAS ha sufrido, son todas de relevancia e ilustrativas para la mejor compresión de la litis. Este criterio ha sido además reafirmado por la Sala Tercera, en grado de apelación, en los autos de 21 de marzo de 2003 y 4 de abril de 2003, entre otros.

      ...

      Finalmente, el resto de la Sala observa que el auto de pruebas fijó una fianza de mil balboas que debe consignarse para la práctica de las pruebas periciales en las oficinas del Centro Nacional de Despacho (CND), y de la Empresa de Distribución Eléctrica Metro-Oeste S.A., (EDEMET), razón por la cual consideramos viable la práctica de dicha pruebas.

      ...

  2. Conclusiones

    Luego de examinar minuciosamente los escritos de pruebas, concluimos que el auto de 24 de marzo de 2005 emitido por el Sustanciador, refleja un criterio amplio y flexible de oportunidad probatoria para todas las partes involucradas, que el resto de la Sala estima procedente, máxime cuando la materia a decidir además de su alta complejidad técnica, involucra a una serie de eventos y sectores relacionados con el mercado mayorista de electricidad, que hace necesario contar con los elementos que ilustren al Tribunal sobre todos los aspectos que incidirán en la decisión.

    Le corresponderá a la Sala Tercera en pleno, al momento de pronunciarse en el mérito, otorgar el justo valor a cada uno de los elementos probatorios que componen este negocio.

    ...

    En consecuencia, el resto de los Magistrados que integran la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, CONFIRMAN el Auto de 20 de noviembre de 2007, mediante la cual se admite la prueba pericial sobre los libros y archivos de BML y del Centro Nacional de Despacho dentro del proceso contencioso administrativo de plena jurisdicción interpuesto por la firma A., F. &F., en representación de Bahía Las Minas Corp., para que se declare nula por ilegal la Resolución N° JD-5399 de 6 de julio de 2005, emitida por la Junta Directiva del Ente Regulador de los Servicios Públicos.

    N..

    VICTOR L. BENAVIDES P.

    WINSTON SPADAFORA FRANCO

    JANINA SMALL (Secretaria)