Sentencia Civil de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 1ª de lo Civil, 26 de Mayo de 2009

Ponente:Oydén Ortega Durán
Fecha de Resolución:26 de Mayo de 2009
Emisor:Primera de lo Civil

VISTOS:

El Licdo. D.E.C.G., apoderado judicial del señor J.M.V.F. (Q.E.P.D.), ateniéndose a lo normado en el último párrafo del artículo 1152 del Código Judicial (que indica que si el funcionario inferior no expide las copias que debe conceder forzosamente, el recurrente puede ir dentro de los 6 días de la solicitud de dichas copias con un escrito de sustentación del recurso), ha interpuesto recurso de hecho contra la Resolución de 28 de mayo de 2008, dictada por el Tribunal Superior del Cuarto Distrito Judicial de Panamá, que rechazó de plano por improcedente, el recurso de apelación anunciado contra la Resolución de 25 de abril de 2008, dictado por esa misma Colegiatura.

Esta última Resolución, decretó la nulidad de fojas 1315 a 1336 del expediente, pese a no ser competente para decretar dicha nulidad, por la naturaleza del recurso en sí.

Los hechos principales del recurso cuentan que el Juzgado Primero de Circuito de la Provincia de H., mediante la Sentencia N° 21 de 18 de mayo de 2004, decidió el Proceso Ordinario propuesto por D.C.B. Contra la Sucesión Intestada de JOSÉ MARÍA VAL FERNÁNDEZ (Q.E.P.D.), elevando a embargo hasta la suma de B/, 355,982.50, el secuestro decretado por ese Despacho Judicial contra los bienes de la sucesión del difunto JOSÉ MARÍA VAL FERNÁNDEZ, perjudicando (según el recurrente) a los herederos legítimos, toda vez que dicho Juzgado mantuvo la competencia del Proceso de Sucesión Intestada

Esta sentencia Circuital fue confirmada por el Tribunal Superior de Justicia del Cuarto Distrito Judicial de Panamá, mediante sentencia de 19 de diciembre de 2005.

En dicha sentencia y su ejecución, se condenó a la Sucesión del difunto JOSÉ MARÍA VAL FERNÁNDEZ (Q.E.P.D.) al pago de "supuestos derechos" de la demandante D.C.B., afectando bienes pendientes de inventario y avalúo que no han sido adjudicados, y que están secuestrados por orden del Juzgado Primero de Circuito de H..

En el decurso de este negocio, el Juzgado Primero de Circuito de H. dictó el Auto N° 763 de 2 de octubre de 2007, que decretó la nulidad relativa del Auto N° 205 de marzo de 2006, corregido por el Auto N° 780 de 13 de septiembre de 2006, en cuanto a los intereses legales hasta esa fecha, por la suma de B/.12,500.00 y costas de ejecución por la suma de B/. 46,432.50; dejó sin efecto el embargo sobre los bienes inmuebles, derechos posesorios y certificados de acciones que el causante mantiene en el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, S. A. (B.B.V.A.) y en la Sociedad Pesa Holding Corporation, manteniendo la decisión en todo lo demás, quedando la ejecución en la suma de B/. 308,300.00.

Luego, mediante Auto de 25 de febrero de 2008, el Tribunal Superior del Cuarto Distrito Judicial dejó sin efecto el Auto N° 763 de 2 de octubre de 2007 dictado por el Juzgado Primero de Circuito de H. (que a su vez había decretado la nulidad relativa del Auto N° 205 de marzo de 2006), y dejó sin efecto la nulidad relativa del Auto N° 781 de 13 de septiembre de 2006, que aprobó la liquidación de los gastos por Secretaría, ignorando las disposiciones del Proceso de Sucesión Intestada de JOSÉ MARÍA VAL FERNÁNDEZ (Q.E.P.D.).

Contra esa Resolución de 25 de febrero de 2008 dictada por el Tribunal Superior del Cuarto Distrito Judicial, el recurrente de hecho anunció y sustentó recurso de casación, trámites éstos que fueron declarados nulos por dicho Tribunal mediante el Auto de 25 de abril de 2008 (previa petición hecha en ese sentido por la demandante del proceso ordinario por no pago de costas), y que según el actor, afectan el proceso de Sucesión Intestada, que no es parte de la controversia.

La esencia del recurso de hecho que nos ocupa estriba en que el apoderado judicial de la Sucesión Intestada de JOSÉ MARÍA VAL FERNÁNDEZ (Q.E.P.D.) anunció recurso de casación contra el Auto de 25 de febrero de 2008 dictado por el Tribunal Superior del Cuarto Distrito Judicial de Panamá, se corrió el término de 10 días para que sustentara el recurso, presentando éste el escrito de sustentación correspondiente. Luego, por solicitud de la parte demandante del Proceso Ordinario en que se elevó a embargo bienes de la masa hereditaria de la Sucesión Intestada de marras, para que el representante de la Sucesión Intestada no fuera oído por no haber consignado las costas de aquel proceso ordinario. En tales circunstancias, dicho Tribunal decretó la nulidad de lo actuado de foja 1315 a 1336 (anuncio y sustentación del Recurso de Casación), cuando ya había perdido la competencia del caso, por imponerse el envío del Recurso de Casación ya sustentado y del expediente, a esta Sala de la Corte Suprema de Justicia.

Contra esta última Resolución del Ad-Quem de 25 de abril de 2008, que decretó la nulidad de lo actuado de foja 1315 a 1336, el aquí recurrente anunció y sustentó recurso de apelación, que rechazó de plano el Ad-Quem por improcedente.

Sostiene el recurrente que al formalizar el recurso de casación contra el Auto de 25 de febrero de 2008 dictado por el Tribunal Superior del Cuarto Distrito Judicial, la demandante del proceso ordinario no había pedido que la parte demandada (Sucesión Intestada de JOSÉ MARÍA VAL FERNÁNDEZ (Q.E.P.D.)) no fuera oída por el no pago de costas, razón por la que (a juicio del recurrente) dicho Tribunal no debió emitir la Resolución recurrida, es decir, la que declaró la nulidad de lo actuado de fs. 1315 a 1336 (anuncio y formalización del recurso de casación) del expediente.

CRITERIO DE LA SALA

Expuestos los antecedentes del caso, es menester verificar el cumplimiento de los requisitos establecidos, primero por el artículo 1152, y luego por el artículo 1156, ambos del Código Judicial.

En cuanto al cumplimiento de la primera norma, consta en el dossier que el recurrente presentó la solicitud de copias al Tribunal Superior del Cuarto Distrito Judicial, para presentar el recurso de hecho de marras, con fecha de recibido 9 de junio de 2008 (fs. 2-3 del dossier). Igualmente consta que el Licdo. C.G. adujo que el Tribunal Superior no le facilitó las copias pedidas, acudiendo a la Secretaría de esta Sala de la Corte Suprema, con escrito en que presenta la copia de ese memorial en que solicitó las copias al Tribunal Superior del Cuarto Distrito Judicial de Panamá para presentar el recurso de hecho.

Recibida dicha actuación, la Secretaría de la Sala de lo Civil de la Corte Suprema recibió el negocio, lo repartió al Magistrado Sustanciador, y anunció mediante edicto fijado por cinco (5) días en la Secretaría de la Sala, el término de tres (3) días para que las partes interesadas alegaran respecto al Recurso de Hecho, término acogido por el recurrente, quien presentó dentro del mismo, su escrito de sustentación del recurso que nos ocupa.

Se observa que la actuación señalada cumple lo normado en el último párrafo del artículo 1152 del Código Judicial, que señala que cuando el juez no expida las copias solicitadas en el término de seis (6) días, el recurrente puede concurrir al superior presentando copia del memorial en que pidió las copias, con nota de su presentación, procedimiento al que se acogió el petente.

Los requisitos establecidos en el artículo 1156 del Código Judicial, son los siguientes: a) la resolución debe ser recurrible, b) que el recurso se haya presentado oportunamente y lo haya negado expresa o tácitamente el juez, c) que la copia se pida y retire en los términos señalados, y d) que se ocurra con ella al superior en su oportunidad.

Respecto al primer requisito, es decir, que la Resolución sea recurrible, ocurre que la resolución que se recurre de hecho es la resolución de 28 de mayo de 2008 proferida por el Tribunal Superior del Cuarto Distrito Judicial que negó por improcedente el recurso de apelación contra la Resolución de 25 de abril de 2008, que declaró la nulidad de lo actuado a fs. 1315-1336 del infolio (anuncio y sustentación del recurso de casación contra el Auto de 25 de febrero de 2008 del Tribunal Superior del Cuarto Distrito Judicial).

Al respecto, la Sala advierte que según lo normado por el artículo 1152 del Código Judicial, el Recurso de Hecho se interpone contra la resolución mediante la que el juez niega el Recurso de apelación, o contra la decisión de los Tribunales Superiores de negar el término para la formalización del Recurso de Casación, ocurriendo que la resolución recurrida de hecho no tipifica ninguna de las resoluciones apelables listadas en el artículo 1131 del Código Judicial, y que a continuación transcribimos:

"1131. (1116) El recurso de Apelación tiene por objeto que el superior examine la decisión dictada por el juez de primera instancia y la revoque o reforme.

Son apelables, además de la sentencias, las resoluciones dictadas en primera instancia:

  1. ......" (Subraya de la Corte)

Además de las resoluciones dictadas por los Tribunales Superiores de Distrito Judicial que niegan el término para la formalización del Recurso de Casación, las resoluciones contra las que cabe el Recurso de Hecho, son las establecidas en esta norma; tal como el numeral 8 de la excerta en mención, que incluye como apelables, "Cualquier auto que, por su naturaleza, cuando fuere expedido por el resto de la Sala del Tribunal Superior, sea susceptible del recurso de Casación".

Ocurre que la decisión recurrida fue dictada por el Pleno del Tribunal Superior del Cuarto Distrito Judicial y no por "el resto" de dicho Tribunal, como ocurre en los casos de admisión de pruebas en segunda instancia, que si son negadas por el Sustanciador, pueden ser apeladas "ante el resto" de dicho Tribunal, lo que (como ya señalados) no ocurre en este caso; ello, sin perjuicio de que la Resolución impugnada no es recurrible en Casación.

Por esta razón, a juicio de este Colegio Judicial, dicha decisión que el recurrente impugna mediante el presente Recurso de Hecho, noestá contenida en esta norma, y por lo tanto está descalificada para ser recurrida en apelación, y por tanto, de hecho.

En consecuencia, la Sala considera innecesaria la verificación del cumplimiento de los demás requisitos establecidos por el artículo 1156 del Código Judicial.

En mérito de lo anterior, la Corte Suprema, SALA DE LO CIVIL, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, NO ADMITE el recurso de hecho presentado por el apoderado judicial de MARÍA TERESA VAL MEIJE, parte actora de la Sucesión Intestada de JOSÉ MARÍA VAL FERNÁNDEZ (Q.E.P.D.) contra la Resolución de 28 de mayo de 2008 dictada por el Tribunal Superior del Cuarto Distrito Judicial de Panamá, dentro del proceso ordinario de mayor cuantía incoado por D.C. BRAVO contra la Sucesión Intestada de JOSÉ MARÍA VAL FERNÁNDEZ, presentada por TERESA MARÍA VAL MEIJE.

Las obligantes costas del recurso se fijan en la suma de setenta y cinco B/. (B/. 75.00) balboas.

C., N. y Devuélvase

OYDÉN ORTEGA DURÁN

ALBERTO CIGARRUISTA CORTEZ -- HARLEY J. MITCHELL D.

SONIA F. DE CASTROVERDE (Secretaria)