Sentencia Civil de Corte Suprema de Justicia (Panama), 1ª de lo Civil, 21 de Abril de 2009

Fecha de Resolución21 de Abril de 2009
EmisorPrimera de lo Civil

VISTOS:

La Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia se apresta a resolver los méritos del recurso de casación "en el fondo" interpuesto por la firma forense Garrido y Garrido, en representación de la demandante ESTEBAN DURÁN AMAT, S.A. (CAFÉ DURÁN), contra la sentencia de 3 de septiembre de 2004 dictada por el Tribunal Superior de Justicia del Tercer Distrito Judicial, dentro del proceso ordinario de mayor cuantía seguido contra COOPERATIVA DE PRODUCTORES DE CAFÉ DE BOQUETE, R.L.

Sin embargo, para mejor entendimiento del análisis que requiere realizarse a efectos emitir la decisión que en derecho proceda, es conveniente identificar las situaciones fácticas y jurídicas que configuran el litigio.

ANTECEDENTES

Consta en autos que el señor L.R.D., en condición de Representante Legal de E.D.A., S.A., facultó al Licenciado Adbiel Troya Torres para instaurar proceso ordinario de mayor cuantía contra COOPERATIVA DE PRODUCTORES DE CAFÉ DE BOQUETE, R.L., a efectos de que la demandada fuera condenada a pagar, en concepto de indemnización por daños y perjuicios causados por incumplimiento del contrato de compraventa de café celebrado el 27 de diciembre de 1996 (el cual será también identificado como el contrato, convenio, pacto o acuerdo), la suma DOSCIENTOS SETENTA Y CINCO MIL BALBOAS CON 00/100 (B/275,000.00), más costas y gastos judiciales.

La viabilidad de esta pretensión se fundamentó en los siguientes hechos:

"PRIMERO: El día 27 de diciembre de 1996, mediante contrato escrito de compra/venta, la COOPERATIVA DE PRODUCTORES DE CAFÉ DE BOQUETE, R.L., la demandada, se obligó a entregar abastecer (sic) a ESTEBAN DURAN AMAT, S.A., dos mil quinientos (2,500) quintales de café en las siguientes fechas la tercera semana de febrero, el 28 de febrero de 1997 y el 30 de marzo de 1997, cuyos pagos se realizarían al recibirse las entregas comprometidas.

SEGUNDO

Mediante el referido contrato de compra-venta, las partes de dicho contrato convinieron en que el precio en él acordado, no se modificaría, a pesar de que el mercado nacional e internacional cambiaran.

TERCERO

De dicho contrato de compra-venta, la COOPERATIVA DE PRODUCTORES DE (sic) BOQUETE, R.L., sólo cumplió con entregar (500) quintales, incumpliendo en entregar los dos mil (2,000) quintales de café restantes, lo cual informó dicha Cooperativa a E.D.A., S.A. mediante carta/fax de 27 de febrero de 1997.

CUARTO

Mediante carta/fax de fecha 27 de febrero de 1997, la parte demandada manifestó a E.D.A., S.A., que dicho incumplimiento se había producido porque sus asociados supuestamente habían exportado o vendido a otras personas sus producciones de café sin importarles el compromiso adquirido con E.D.A., S.A., debido a los altos precios del café en el mercado nacional e internacional.

QUINTO

En la diligencia de secuestro practicada el día 11 de marzo de 1997, a la parte demandada, se comprobó que ésta tenía en sus depósitos mas (sic) de dos mil (2,000) quintales de café.

SEXTO

En la fecha en que se celebró el contrato objeto de esta demanda, el 27 de diciembre de 1996, los precios nacionales e internacionales del café de altura de primera de exportación eran o estaban en aproximadamente ciento ocho balboas (B/.108.00) el quintal y la COOPERATIVA DE PRODUCTORES DE CAFÉ DE BOQUETE, R.L., exigió que se le pagara un precio de B/.120.00 cada quintal.

SÉPTIMO

Con la celebración del referido contrato y con el precio en él acordado, la parte demandada en este juicio logró asegurarle a sus asociados un precio muy adecuado y beneficioso y un mercado y un comprador serio.

OCTAVO

Debido al referido incumplimiento grave de la parte demandada en este juicio, ésta ha comenzado a causarle a E.D.A., S.A. graves perturbaciones en cuanto a su futuro abastecimiento de café para abastecer su mercado local e internacional que posee, lo cual distorsionar (sic) su clientela causandole (sic) grandes daños y perjuicios que irán en aumento en la misma medida en que transcurran los días de incumplimiento.

NOVENO

E.D.A., S.A., estima dichos daños y perjuicios en aproximadamente Doscientos setenta y cinco mil balboas (B/.275,000.00) salvo mejor tasación de peritos, mas (sic) las costas y gastos judiciales de este juicio.

DECIMO

Los productores señores 1) YANGUEZ, S.A., 2) CAFE ORGANIZADO, S.A. y 3) CAFÉ GARRIDO, proveyeron a la parte actora, sus compromisos de venta de café, en las siguientes fechas, respectivamente, y a un precio de B/.120.00, B/.116.00, B/.117.00 el quintal de café, respectivamente en enero y febrero de 1997, al haber celebrado contrato de compra-venta de café de primera, respectivamente, el 24 de diciembre de 1996, el 20 de noviembre de 1996 y el 7 de enero de 1997."

Mediante acto de reparto el conocimiento de la causa quedó adscrito al Juzgado Segundo del Circuito de Chiriquí, Ramo Civil, que, después de evacuar la ritualidad procesal correspondiente a la primera instancia, absolvió a COOPERATIVA DE PRODUCTORES DE CAFÉ BOQUETE, R.L. de responder por el reclamo indemnizatorio impetrado en su contra.

Esta decisión, contenida en sentencia No. 21 de 23 de junio de 2004 (foja 275 a 277), se adoptó por razón de que el señor J.V.D., suscriptor del contrato en representación de la compradora demandante E.A.D., S.A. "no aparece en la certificación del Registro antes mencionada, -entiéndase que se refiere a la certificación concerniente a la mencionada empresa- como representante legal; ya que los autorizados para ejercer dicha representación, son el P. y el Vice-Presidente, siendo éstos L.R.D.Y.R.J.D., respectivamente" (foja 277).

En base a esta circunstancia, el juzgador primario determinó "que lo efectuado por el señor J.V.D., en lo que respecta a suscribir el contrato de compra y venta antes mencionado, vulnera lo preceptuado en el artículo 1110 del Código Civil, ya que éste contrató a nombre de la sociedad anónima demandante, sin estar plenamente autorizado por ésta, además se observa que a lo largo del proceso no se demostró que la parte demandante haya ratificado la actuación del señor V.D., antes de que se instaurara la demanda interpuesta." (Ibid.)

Al no compartir las consideraciones vertidas por el juzgador primario, la parte actora anunció y sustentó, mediante memorial legible de foja 281-292, recurso de apelación.

Sin embargo, esta impugnación no produjo cambio alguno, ya que el Tribunal Superior de Justicia del Tercer Distrito Judicial, mediante sentencia de 3 de 2004 (foja 304-309), actuación que constituye el objeto de ataque del recurso de casación que en esta oportunidad ocupa la atención de la Sala Civil, confirmó el dictamen primario.

II.CONTENIDO DEL RECURSO

Como quedo especificado en el párrafo introductorio de esta resolución, la impugnación bajo estudio (foja 355-366) es en el fondo e invoca una única causal: "Infracción de normas sustantivas de derecho, en el concepto de error de derecho en cuanto a la apreciación de la prueba, que ha influido sustancialmente en lo dispositivo de la resolución recurrida", la cual contempla el artículo 1169 del Código Judicial.

F. esta causal, los motivos transcritos a continuación:

PRIMERO

El Tribunal Superior del Tercer Distrito Judicial al dictar la sentencia impugnada en casación incurrió en un manifiesto error de apreciación al desfigurar por cercenamiento los medios probatorios documentales que comprueban que E.D.A., S.A. celebró y ratificó el Contrato de Compraventa de Café fechado 27 de diciembre de 1996, suscrito con Cooperativa de Productores de Café de Boquete, R.L. El error del Tribunal Superior consistió principalmente en la desfiguración de los siguientes medios probatorios:a. El contrato de Compraventa de Café, firmado por J.V.D. actuando por la sociedad E.D.A., S.A., y el señor E.J., R.L. para la fecha del Contrato de Cooperativa de Productores de Café R.L., visible a foja 3 del expediente; y que obligaba a esta última a entregar 500 quintales de café de primera clase exportación durante la tercera semana de Enero de 1997, 1000 quintales de café durante la tercera semana de marzo de 1997. El contenido de esta prueba fue desfigurado por cercenamiento en su totalidad, toda vez que de haber sido apreciada sin cercenar se hubiera el Tribunal Superior percatado que dicho contrato que fuera firmado por J.V.D., contenía entregas parciales de café y que fue ratificado por E.D.A. al haberse ejecutado por las partes contratantes las prestaciones allí contenidas lo cual evidencia la indudable ratificación del mismo por quienes fungen como representantes legales de las partes contratantes.

  1. Original de Cheque No. 4855 de fecha 4 de febrero de 1997, emitido por la empresa Esteban Durán Amat, S.A. por la suma de SESENTA MIL DOLARES (US$60,000.00) a favor de Cooperativa de Productores de Café Boquete, R.L., por la compra de 500 quintales de café, con sello de cobrado visible a fojas 117, 118 del expediente. El contenido de esta prueba fue desfigurado por cercenamiento en cuanto el documento visible a foja 188 (lo correcto era indicar foja 118) identifica que el Cheque No. 4855 de fecha 4 de febrero de 1997, fue emitido para "pagar factura por la compra de 500 quintales de Café Oro a razón de B/.120.00 el quintal, factura adjunta"; y el cheque original visible a foja 117contiene al dorso sello de haber sido cobrado por Cooperativa Productores de Café Boquete, R.L. que de haber sido valoradas en conjunto con las demás pruebas documentales existentes en el expediente, sin cercenar el contenido de estas (sic), el Tribunal Superior hubiera concluído que estas evidencias acreditaban actos de ejecución parcial del contrato de compraventa de café suscrito entre las partes el día 27 de diciembre de 1996; circunstancia que demuestra la ratificación de este último.c. Factura de fecha 3 de febrero de 1997, emitida por Cooperativa Productores de Café Boquete, R.L. por la venta de 500 quintales de café para un total de SESENTA MIL DÓLARES (US$60,000.00), visible a foja 119 del expediente. El contenido de esta prueba fue desfigurado por cercenamiento por el Tribunal Superior en la resolución impugnada dado que de no haber incurrido en el error probatorio el Tribunal Superior habrá advertido que Cooperativa de Productores de Café de Boquete, R.L. envía factura a E.D.A., S.A. por el monto correspondiente a la primera entrega de café acordada en el contrato de compraventa y en conjunto con las demás pruebas que reposan en el expediente (fojas 117-118), indica la ejecución parcial del contrato y constituye una ratificación del contrato por ambas partes, la emisora y por la destinataria que, a su vez, firma en señal de aceptación de la factura.d. Poder Especial otorgado por la sociedad E.D.A., S.A., representada por L.R.D. a favor del Licenciado A.T.T. para la presentación de la demanda objeto del presente proceso. El contenido de esta prueba fue desfigurado por cercenamiento en su totalidad, ya que de no haber incurrido el Tribunal Superior en este error, hubiera concluído (sic) que la manifestación de voluntad por parte de E.D.A., S.A. de reclamar indemnización por daños y perjuicios por incumplimiento del contrato de compraventa de café suscrito entre Cooperativa de Productores de Café de Boquete, R.L. y E.D.A., S.A., lo cual demuestra que el mencionado contrato es conocido por la actora y no ha sido objetado por sus representante legal y conforma lo actos de ejecución parcial del contrato suscrito entre las partes de este proceso, evidenciando este hecho la ratificación del contrato por quienes fungen como representantes legales de la partes contratantes.

De no haber incurrido en el error probatorio el Tribunal Superior habría advertido y concluido que el contrato de compraventa de café de fecha 27 de diciembre de 1996 firmado por J.V.D. fue ratificado (sic) Representante Legal por la Empresa E.D.A., S.A., el Señor L.R.D., mediante los actos parciales de ejecución del mismo evidenciando principalmente en los documentos arriba mencionados y con el otorgamiento del Poder Especial al Lic. Troya para la interposición del presente proceso donde se reclama por el incumplimiento de dicho contrato, máxime cuando el Contrato de Compraventa es un contrato consensual, y la ley no exige que la ratificación se manifieste de manera especial.

SEGUNDO

El Tribunal Superior del Tercer Distrito Judicial al dictar la sentencia impugnada en casación, incurrió en un manifiesto error de apreciación al desfigurar los medios probatorios documentales por cercenamiento que comprueban que Cooperativa Productores de Café Boquete, R.L. celebró el Contrato de Compraventa de café fechado 27 de diciembre de 1996, siendo debidamente representada por el P. y R.L. para esa fecha el señor E.J., y además ratificó dicho contrato, como lo indicaban los documentos siguientes:a. El Contrato de Compraventa de Café, firmado por el señor E.J. actuando como Representante Legal de Cooperativa Productores de Café Boquete, R.L., para la fecha del contrato, el 27 de diciembre de 1996, visible a foja 3 del expediente; fue desfigurado su contenido por cercenamiento, en cuanto que quien suscribe el contrato el día 27 de diciembre de 1996, el señor E.J., portador de la cédula No. 4-38-593, fungía en esa fecha en el cargo de Presidente y Representante Legal de la COOPERATIVA DE PRODUCTORES DE CAFÉ DE BOQUETE, R.L.b. El Certificado No. 1245/97 expedido por el Director del Registro Público Cooperativo, que acredita que la Cooperativa de Productores de Café de Boquete, R.L, tenía como R.L. al señor E.J. de conformidad con el Acta de Distribución de Cargos No. 1/95-96, visibles a fojas 5 y 126 del expediente. El contenido de este documento fue cercenado en cuanto en el párrafo tercero expresa "que de conformidad con el Acta de Distribución de Cargos No. 1/95-96 del 27 de agosto de 1995, el representante de la Cooperativa es el señor E.J., cedulado bajo el No. 4-38-593"; y en el párrafo cuarto indica "Que el Consejo de Administración lo integran las siguientes personas: presidente: E.J.A."; siendo que los cargos de representante legal y del Consejo de Administración de Cooperativa de Productores de Café de Boquete, R.L. vigentes para la fecha de dicha certificación, el 14 de marzo de 1997, eran los indicados, lo cual evidencia que para la fecha de la firma del contrato de compraventa de café el señor J. era el representante legal de la Cooperativa. c. Carta de fecha 19 de febrero de 1997, suscrita por el señor J.T. como Vicepresidente de Cooperativa de Productores de Café Boquete R.L, que hace expresa mención a la necesidad de encontrar una solución razonable, dado los compromisos mutuos por el Contrato de Compraventa de Café, visible a foja 32 del expediente.

Este documento fue desfigurado por cercenamiento por el Tribunal Superior en cuanto expresa: "Al aumentarse el precio del café tenemos problemas con nuestros socios, pues lógicamente prefieren vender su producto a quienes pagan B/.6.25 por lata. Este hecho no creado por nosotros, ha originado una merma considerable en la adquisición del grano. Por lo expuesto lo invitamos a una conversación urgente para llegar a soluciones razonables, dados nuestros compromisos mutuos"; nota dirigida al S.L.R., representante legal de E.D.A., S.A., lo cual evidencia que ambas partes Cooperativa de Productores de Café de Boquete, R.L. y E.D.A., S.A. con actos posteriores de ejecución habían ratificado el contrato de compraventa celebrado el 27 de diciembre de 1996.d. Carta fechada 28 de febrero de 1997, suscrita por el señor J.T. como Vicepresidente de Cooperativa de Productores de Café Boquete, R.L., que hace expresa referencia al Contrato de Compraventa de Café de fecha 27 de diciembre de 1996, suscrito por la Cooperativa con la Empresa E.D.A., S.A., y la imposibilidad de cumplimiento de la Cooperativa, carta visible a fojas 33-34 del expediente.

Este documento fue desfigurado por cercenamiento por el Tribunal Superior, toda vez que la carta establece textualmente lo siguiente:

"Nos referimos a la reunión celebrada en su despacho el día 24 de febrero de 1997, en donde asistimos, por parte de la Coop. Productores de Café Boquete, R.L., los señores Santiago O' D., J.T. y W.O. y por la Empresa Durán, los señores L.R. padre, L.R. (hijo), R.D. y J.V.D..

Les notificaciones en ese momento que debido a que el precio pagado en plaza ha sido alterado por Ustedes y demás compradores tradicionales, el café que debía llegar a nuestro B., fue desviado, buscando ese mejor precio, hacia Ustedes mismos y a los otros compradores al punto de quedar sin la existencia física, que nos permita cumplir con el Contrato de fecha 27 de diciembre 1996...

Nuestra propuesta, Ustedes, la modificaron informandonos (sic) que solo la aceptarían si la Cooperativa, asumía el diferencial del precio pagado, más los gastos de beneficiado, que debiamos pagarles a U., y que el remanente no entregado en la cosecha debiamos (sic) correrlo para la próxima, a los mismos precios establecidos en el actual acuerdo...

Con fundamento en ambas situaciones deseamos continuar el diálogo con la Empresa Durán hasta lograr que los términos pactados se reduzcan a la equidad.

Atentamente,

(firmado)

J.T.

Vice-Presidente"

De no haber incurrido el Tribunal Superior en el error probatorio habría advertido que las circunstancias a que hace referencia el documento, estando presentes los representantes legales de ambas partes, contratantes en el contrato de compraventa de café celebrado el 27 de diciembre de 1996, haciendo expresa mención a actos de ejecución de dicho contrato, habría concluido que el mencionado contrato fue ratificado.e. Copia auténtica de los Estatutos de Cooperativa Productores de Café Boquete, R.L., que acredita en el Artículo 7 de los mismos, que cada ejercicio socio económico se inicia el 1º de julio y finaliza el 30 de junio del siguiente año para dicha Cooperativa y que indica en el Artículo 57 del mismo que el Presidente de la Junta Directiva es (sic) Representante Legal de la Cooperativa en todo (sic) sus actos, documento visible a fojas 196-234 del expediente. El contenido de este medio probatorio documental fue desfigurado por cercenamiento, específicamente del artículo 57 del mismo, al no haber advertido el Tribunal Superior que expresamente establece que "El Presidente de la Junta de Directores es el Representante Legal de la Cooperativa en todos sus actos"; y que en el literal "c" de dicho artículo entre los deberes del Presidente expresa que tiene el de "firmar documentos públicos o contratos entre la Cooperativa y otros", lo xual (sic) evidencia que el Presidente de la Cooperativa es el representante legal de la misma y quien debe suscribir los contratos en nombre y representación de ésta.f. Certificación No.2953/2000 de fecha 27 de marzo de 2000, emitida por el Instituto Panameño Autónomo Cooperativo (IPACOOP) que acredita que para el 27 de diciembre de 1996, fecha en que se suscribió el Contrato de Compraventa de Café objeto de este proceso, fungían como miembros del Consejo de Administración, los señores E.J., en calidad de P. y R.L., y J.T. en calidad de V., documento visible a foja 239 del expediente. El contenido de este documento fue desfigurado por cercenamiento en cuanto al párrafo quinto certifica "Que para el período solicitado, (27 de diciembre de 1996), según nuestros registros fungían como miembros del Consejo de Administración, los señores E.J., P.; J.T., V.; F.S.C., S.; G.O. (sic); Tesorero; H.G., V.", entre otros, siendo que el señor E.J. como P. y Representante Legal de Cooperativa Productores de Café de Boquete, R.L., suscribió el contrato de compraventa de café el 27 de diciembre de 1996.g. Factura de venta fechada 3 de febrero de 1997, emitida por Cooperativa de Productores de Café Boquete, R.L., por la suma de SESENTA MIL DOLARES (US$60,000.00), por la venta de 500 quintales de Café a E.D.A., S.A., visible a foja 119 del expediente; cuyo contenido fue desfigurado por cercenamiento por el Tribunal Superior en la resolución impugnada dado que evidencia que Cooperativa de Productores de Café de Boquete, R.L. emitió factura a E.D.A., S.A. por el monto correspondiente a la primera entrega de café acordada en el contrato de compraventa, y constituye una ratificación del contrato por ambas partes, la emisora y por la destinataria, que, a su vez, firma en señal de aceptación de la facturah. Cheque No. 4855 de fecha 4 de febrero de 1997, emitido por E.D.A., S.A., por la suma de SESENTA MIL DOLARES (US$60,000.00), por la compra de café, con sello de cobrado visible a foja 117 del expediente, cuyo contenido fue desfigurado por cercenamiento por el Tribunal Superior en la resolución impugnada dado que acredita que Cooperativa de Productores de Café de Boquete, R.L., cobró el cheque emitido por E.D.A., S.A. por el monto correspondiente a la primera entrega de café acordada en el contrato de compraventa, circunstancia que constituye una ratificación del contrato por ambas partes.

De no haber incurrido en el error probatorio de desfiguración de los medios probatorios por cercenamiento el Tribunal Superior de Justicia habría advertido y concluido que el Contrato de Compraventa de Café de 27 de diciembre de 1996 firmado por E.J., en representación de Cooperativa Productores de Café Boquete, R.L., fue debidamente celebrado por su representante legal para esa fecha, y posteriormente ratificado, con sus actos de ejecución del contrato y entrega de los primeros 500 quintales de café, siendo que el Contrato de Compraventa es consensual, y para su ratificación la Ley no exige formalmente especial.

TERCERO

Los errores probatorios señalados han influido sustancialmente en lo dispositivo de la resolución recurrida, lo cual trajo como consecuencia la negación de las pretensiones de la demanda ordinaria promovida por nuestra representada."

A consecuencia de los hechos recién expuestos, el recurrente endilgó cargos de violación a los artículos 781 del Código Judicial, 1110, 1144, 1146, 1220, 986 y 991 del Código Civil y 195 del Código de Comercio.

  1. ANÁLISIS Y DECISIÓN

    Tanto la causal invocada, como el contenido de los motivos revelan que la inconformidad de la casacionista E.D.A., S.A. respecto de la sentencia de 3 de septiembre de 2004, estriba en la forma cómo el Tribunal Superior de Justicia del Tercer Distrito Judicial valoró determinadas pruebas, que, según sostiene la parte actora, acreditan, en el caso de las mencionadas en el primer motivo, que E.D.A., S.A. ratificó el contrato de compraventa de café de 27 de diciembre de 1996, y, en el caso de las identificadas en el segundo motivo, la legítima representación de la COOPERATIVA DE PRODUCTORES DE CAFÉ DE BOQUETE, R.L., por razón de que quien suscribió el referido contrato a nombre de esta empresa fue su Representante Legal, el señor E.J., como la ratificación dispensada por esta cooperativa a tal convenio. Cabe señalar que en el tercer motivo, el casacionista no formula cargo alguno, constituyendo un corolario de los dos motivos anteriores.

    El cargo de injuridicidad contenido en el primer motivo tiene como elemento central el Contrato de Compraventa de Café, consultable a foja 3. A juicio del recurrente, el Tribunal Superior no apreció que este pacto, suscrito por J.V.D. en representación de E.D.A., S.A., fue ratificado por dicha empresa, al haberle comprado a COOPERATIVA DE PRODUCTORES DE CAFÉ DE BOQUETE R.L., 500 quintales de café, en cumplimiento de la primera prestación contraída en virtud de dicho contrato.

    Para acreditar esta transacción se incorporó el original del cheque No. 4855 de 4 de febrero de 1997 (foja 117), girado por ESTEBAN DURAN AMAT, S.A. por el monto de SESENTA MIL BALBOAS; el talonario de pago de este documento negociable (foja 118) y la factura de 3 de febrero de 1997 (foja 119), emitida por COOPERATIVA DE PRODUCTORES DE CAFÉ DE BOQUETE, R.L., a nombre de E.D.A., S.A., en concepto de compra de 500 quintales de café. A estos documentos, el motivo bajo análisis, también los señaló como erróneamente valorados, en razón de que el Tribunal Superior no les reconoció mérito probatorio porque "no señalan por ningún lado que los mismos guarden relación con el contrato de compraventa en discusión o que ello signifique una ratificación o aceptación por parte de los representantes legales de las referidas sociedades." (foja 308-309).

    Del cotejo entre el contrato de compraventa de café, el cheque No. 4855 de 4 de febrero de 1997, el talonario de pago de este documento negociable y la factura de 3 de febrero de 1997, se advierte que estos documentos presentan elementos en común (cantidad de mercancía programada a comprar durante la primera entrega -500 quintales de café- precio por medida -B/.120.00 el quintal, e incluso fecha programada para el primer suministro de café).

    Esta similitud de elementos constituye un indicio grave en contra de la demandada, lo que a su vez, genera una alta probabilidad de que las transacciones registradas en los mencionados documentos comerciales, correspondan a las prestaciones estipuladas en la primera cláusula del contrato de compraventa de café de 27 de diciembre de 1996. No obstante lo anterior, dicho indicio no deja de tener un carácter contingente, por no existir una necesaria relación de dependencia entre la operación comercial que consta en los documentos y la prestación pactada en el contrato de compraventa de café. Sin embargo, esta circunstancia será apreciada posteriormente y de manera concatenada, con las otras probanzas que se dicen mal apreciadas.

    En cuanto al poder conferido por L.R.D., representante de E.D.A., S.A. al Licenciado A.T.T., para entablar el presente proceso, es otro el parecer de esta Sala. En efecto, a fojas 8-9 consta el poder especial que L.R.D., en representación de ESTEBAN DURAN AMAT, S.A., confiere al Licenciado A.T., para que instaure la demanda que da inicio al presente proceso, cuya pretensión tiene por objeto que se condene a la COOPERATIVA DE PRODUCTORES DE CAFÉ DE BOQUETE, R.L. a que cumpla con la prestación convenida en el contrato de compraventa de 27 de diciembre de 1996, consistente en la entrega de los restantes 2,000 quintales de café y que se le condene además a la indemnización por los daños y perjuicios que se causen.

    Considerando el objeto de la pretensión contenida en la demanda, resulta evidente la ratificación tácita, por parte de la demandante, del contrato suscrito por J.V.D. en nombre de aquella, puesto que la demanda del cumplimiento del contrato lleva implícita su ratificación.

    Al obviar esta circunstancia, el Tribunal superior ha infringido el artículo 781 del Código Judicial, el cual hace referencia a la apreciación de las pruebas según las reglas de la sana crítica, así como el artículo 1110 del Código Civil, sobre la ratificación de los contratos.

    En cuanto al cargo formulado en el segundo motivo, advierte el casacionista que la sentencia impugnada no valoró como en derecho corresponde las pruebas documentales que acreditan que COOPERATIVA DE PRODUCTORES DE CAFÉ DE BOQUETE, R.L. celebró el contrato de compraventa de café, fechado el 27 de diciembre de 1996, actuando en su nombre quien a esa fecha era su presidente y tenía su representación legal, E.J..

    Previo al examen del caudal probatorio que se estima mal valorado por el recurrente, la Sala se permite transcribir la parte pertinente del fallo de alzada que guarda relación con la valoración de los referidos medios documentales de prueba, a lo cual se procede a continuación.

    Los documentos a que hace referencia el impugnante como demostrativos de la aceptación de la demandada de la existencia del citado contrato: notas de comunicación, orden de compra y factura de venta y el recibo de pago de cheque con el cual se pagaba la compra de 500 quintales de café por parte de la empresa demandada, no señalan por ningún lado que los mismos guarden relación con el contrato de compraventa en discusión o que ello signifique una ratificación o aceptación por parte de los representantes legales de las referidas sociedades.

    Es más, de acuerdo con la certificación emitida por el Instituto Panameño Autónomo Cooperativo (IPACOOP), el representante legal de la Cooperativa lo es J.T. (fs.19), sin que aparezca entre los suscriptores del Consejo de Administración, E.J., quien contrató en nombre de la demandada." (v. Fs.308-309).

    Al consultar la pieza procesal aludida por el Tribunal de apelación en el extracto transcrito, se aprecia que, efectivamente, consta al folio 19 una certificación del Instituto Panameño Autónomo Cooperativo (IPACOOP) que acredita que el Presidente del Consejo de Administración de la COOPERATIVA DE PRODUCTORES DE CAFÉ DE BOQUETE, R.L., al 21 de abril de 1997, fecha de la certificación, es el señor J.T..

    Sin embargo, resulta irrelevante, a efectos de dilucidar este punto de la controversia, la persona en la cual recaía la representación de dicha cooperativa al 21 de abril de 1997, sino la que tenía su representación al 27 de diciembre de 1996, fecha de la celebración del contrato de compraventa de café.

    En ese sentido, resulta relevante, de entre los documentos probatorios señalados por el casacionista como mal valorados, la certificación N°2953/2000 de 27 de marzo de 2000 emitida por IPACOOP, según la cual, al 27 de diciembre de 1996, el presidente del consejo de administración de la cooperativa demandada, era el señor E.J., quien suscribió el contrato de compraventa de café con la demandante, la cual consta al folio 235 (señalado erróneamente por el recurrente con el número 239).

    Resulta relevante también, el documento consultable a fojas 196-234. en el cual consta copia auténtica de los estatutos de COOPERATIVA DE PRODUCTORES DE CAFÉ DE BOQUETE, R.L., a cuya errónea valoración se refiere el recurrente, el cual, en su artículo 57 establece que el Presidente de la junta de directores es el representante legal de la cooperativa en todos sus actos.

    Otro documento probatorio que el actor estima mal valorado es la carta fechada al 28 de febrero de 1997, suscrita por directores de COOPERATIVA DE PRODUCTORES DE CAFÉ DE BOQUETE, R.L., visible a fojas 33-34 en la cual hace referencia a reunión sostenida con personas que forman parte de la directiva de la sociedad demandante, aunque denomina a la misma con el nombre de "Empresa Durán" en el texto de la misiva. Todo ello constituye una serie de indicios que generan una gran presunción de que la nota suscrita por los directivos de la cooperativa demandada estaba dirigida a E.D.A., S.A. a fin de tratar aspectos relativos al contrato cuyo cumplimiento se demanda en este proceso.

    También señala el casacionista como mal valorado, los documentos probatorios obrantes a fojas 5 y 126, consistentes en original y copia autenticada, respectivamente, de la certificación 1245/97, fechada al 14 de marzo de 1997, y expedida por el Registro Público Cooperativo, en el cual se hace constar que el Sr. E.J. era el Presidente del Consejo de Administración y, por ende, el representante de la demandada, según el Acta de Distribución de Cargos N°1/95-96 del 27 de agosto de 1995. Tomando en consideración la fecha del Acta de Distribución de Cargos y la fecha de la certificación, tenemos que a la fecha del contrato de venta de café, efectivamente, E.J. era el representante de COOPERATIVA DE PRODUCTORES DE CAFÉ DE BOQUETE, R.L.

    Los demás documentos probatorios cuya valoración objeta el recurrente, ya fueron considerados en el motivo anterior, siendo el criterio de la Sala que los mismos probaban una serie de indicios que a su vez, constituían una alta probabilidad de los hechos afirmados por la demandante recurrente.

    Con fundamento en el poder especial conferido por el representante de E.D.A., S.A. al abogado A.T. para que, en su nombre, demande el cumplimiento del contrato de compraventa de café, de 27 de diciembre de 1996, resulta clara la ratificación tácita de la actuación, en la suscripción de dicho contrato, del señor J.V.D., actuando en nombre de la sociedad demandante.

    Por otra parte, de la certificación N°2953/2000 de 27 de marzo de 2000 emitida por el IPACOOP (f.235), de la certificación 1245/97 de 14 de marzo de 1997 (f.5 y 126), y del artículo 57 del estatuto de COOPERATIVA DE PRODUCTORES DE CAFÉ DE BOQUETE, R.L., resulta evidente que el señor E.J. era, a la fecha de la suscripción del contrato de compraventa de café, el representante de dicha cooperativa, circunstancia esta que no fue apreciada por el tribunal de segunda instancia, como en derecho corresponde.

    A criterio de este Tribunal, se han configurado los dos cargos de injuridicidad que sustentan la causal alegada, si bien no todos los documentos probatorios que se dicen mal valorados por el casacionista constituyen plena prueba, sí constituyen indicios vehementes que refuerzan aquellos otros medios que constituyen prueba de los hechos afirmados.

    Procede en consecuencia, casar la resolución que se censura y dictar la correspondiente sentencia de reemplazo, previa consideración de los argumentos vertidos por el apelante en la sustentación de la alzada, así como por el opositor en el libelo correspondiente.

    En este orden, el actor basa su argumentación en dos aspectos: la ratificación, por parte de ESTEBAN DURAN AMAT, S.A. del contrato suscrito por J.V.D., actuando en nombre de aquella, y la ratificación del mismo contrato por parte de COOPERATIVA DE PRODUCTORES DE CAFÉ DE BOQUETE, R.L.

    En cuanto al primer aspecto que constituye fundamento de la apelación de la demandante, este tribunal emitió su criterio al respecto, al conocer del recurso de casación interpuesto por dicha parte, en el sentido de considerar probada la ratificación, por parte de ESTEBAN DURAN AMAT, S.A. del contrato de compraventa de café celebrado entre esta y COOPERATIVA DE PRODUCTORES DE CAFÉ DE BOQUETE, R.L.

    En cuanto al segundo aspecto, si bien este no fue materia de pronunciamiento por parte del juez primario, desde la contestación de la demanda, así como en su alegato de conclusión y en su escrito de oposición a la apelación, la demandada ha esgrimido el argumento de que la misma no está obligada por el contrato suscrito en su nombre por el presidente del Consejo de Administración, ya que el mencionado contrato fue suscrito sin el consentimiento de los órganos correspondientes de la cooperativa, tal como lo prevé su estatuto.

    Sobre el particular, resulta pertinente considerar lo que al respecto dispone el artículo 57 del Estatuto de COOPERATIVA DE PRODUCTORES DE CAFÉ DE BOQUETE, R.L., visible al folio 216 cuya parte pertinente es del tenor siguiente:

    "Artículo 57:

    El Presidente de la Junta de Directores es el Representante Legal de la Cooperativa en todos sus actos. Sus deberes son los siguientes:

    ...

    1. ...

    2-Firmar con autorización de la Junta de Directores y la Asamblea, documentos públicos o contratos entre la cooperativa y otros.

    De acuerdo con la citada disposición estatutaria, la sola actuación del representante de la cooperativa no basta, por sí sola, para obligar a dicha persona jurídica mediante la suscripción de un contrato, sino que dicha voluntad ha de estar integrada con el consentimiento de otros organismos del ente colectivo, tales como la Junta de Directores y la Asamblea.

    Al respecto, sostiene el apelante que la demandada realizó una serie de actos que conllevan de manera implícita la ratificación, por parte de la cooperativa, del contrato suscrito en su nombre por el señor E.J., así como notas de comunicación remitidas a ESTEBAN DURAN AMAT, S.A., por COOPERATIVA DE PRODUCTORES DE CAFÉ DE BOQUETE, R.L. (v. fs.288-289) en las cuales hacía referencia al contrato de compraventa de café de 27 de diciembre de 1996 y a las obligaciones recíprocas que había entre las partes.

    Sin embargo, tales actuaciones por parte de directivos de la cooperativa no pueden traer aparejada la ratificación tácita del contrato de compraventa de café, celebrado sin la autorización de los organismos sociales. Es menester que la ratificación, en este caso, se de en forma expresa al tenor del artículo 57 del Estatuto de la cooperativa.

    Si bien el poder conferido por L.R.D., a su abogado, para que demandase el cumplimiento del contrato o la indemnización por los daños y perjuicios que se causen, constituyó un acto de ratificación tácita del contrato suscrito en nombre de aquella, tal hecho fue viable jurídicamente, dado que bastaba la sola voluntad del representante de E.D.A., S.A. para comprometer contractualmente a dicha sociedad. No sucede igual en el caso de COOPERATIVA DE PRODUCTORES DE CAFÉ DE BOQUETE, R.L., la cual requiere que su representante actúe autorizado por los correspondientes órganos sociales, por lo cual la sola actuación de algunos de sus directivos no basta para vincularla contractualmente.

    Sobre el particular, resulta oportuno citar la Sentencia de 13 de enero de 1976, de esta S., mediante la cual se resuelve el recurso de casación interpuesto por la ASOCIACIÓN NACIONAL DE AHORROS Y PRESTAMOS PARA LA VIVIENDA, dentro del proceso ordinario que le siguiera a ROPAT, S.A. cuyo extracto pertinente se transcribe a continuación:

    "Mientras que tratándose de personas naturales su manifestación de voluntad puede ser expresa o tácita, en el caso de las personas jurídicas la situación varía, ya que ellas sólo pueden expresar su voluntad a través de sus órganos o dignatarios debidamente señalados para ello de suerte que sólo quedan obligadas por los actos y negocios jurídicos realizados por sus dignatarios debidamente autorizados de conformidad a la Ley y al Pacto Social." (A.C., D.. 20 Años de Jurisprudencia de la Sala Primera de lo Civil- de la Corte Suprema de Justicia de Panamá: 1961 - 1980, pp. 180-181).

    No habiéndose dado la ratificación por parte de la demandada, no se configura el consentimiento y, por ende, tampoco el contrato de compraventa de café celebrado en nombre de quienes son partes en el presente proceso; de lo cual resulta que la COOPERATIVA DE PRODUCTORES DE CAFÉ DE BOQUETE, R.L., al no estar obligada al cumplimiento de las prestaciones pactadas en el contrato aludido, no se le puede compeler judicialmente a dicho cumplimiento.

    Al no estar obligada la cooperativa al cumplimiento de las prestaciones derivadas del referido contrato, sólo cabría reconocer la correspondiente indemnización por los daños y perjuicios sufridos por la demandante, a causa de la concurrencia por parte de directores y dignatarios de la cooperativa demandada, en el ejercicio de sus funciones, a la celebración de un contrato sin estar debidamente facultados para ello.

    Pero es el caso que tales daños y perjuicios no han sido demostrados en el curso del presente proceso, y ni siquiera se ha presentado alguna prueba con el propósito de probar tales daños y perjuicios. Todo el esfuerzo de la demandante se ha encaminado a demostrar la representación de las partes y la ratificación de lo actuado, omitiendo toda actividad probatoria que tienda a demostrar la existencia de algún daño emergente o lucro cesante.

    En consecuencia, y pese al criterio de la Sala, en el sentido de que procede casar la sentencia de segunda instancia, por razón de haber prosperado los cargos que el casacionista le endilgara a dicho fallo de alzada, este Tribunal habrá de llegar a las mismas conclusiones que el ad quem, aunque por distintas razones, las cuales se han explicado en la parte motiva de esta resolución, tal como lo previene el artículo 1197 del Código Judicial.

    En cuanto a las costas de la primera instancia, no procede hacer modificación alguna a las mismas, ya que este tribunal no puede estimar que haya habido buena fe por parte de la demandante, toda vez que no aportó prueba alguna de haber sufrido daños o perjuicios, tal como lo previene el artículo 1071 del Código Judicial, en su párrafo segundo.

  2. PARTE RESOLUTIVA

    En mérito de lo expuesto, la SALA PRIMERA "DE LO CIVIL" de la CORTE SUPREMA, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, CASA la sentencia de 3 de septiembre de 2004 dictada por el Tribunal Superior de Justicia del Tercer Distrito Judicial, no obstante lo cual, y actuando en posición de tribunal de instancia, confirma la sentencia de primer grado, por las razones expresadas en la parte motiva de esta resolución, dentro del proceso ordinario de mayor cuantía que E.D.A., S.A. le siguiera a COOPERATIVA DE PRODUCTORES DE CAFÉ DE BOQUETE, R.L.

    Las costas de segunda instancia a cargo de la apelante se fijan en la suma de DOS MIL QUINIENTOS BALBOAS (B/.2,500.00).

    Por razón de haber prosperado el recurso extraordinario, no procede condenar en costas de casación.

    N..

    HARLEY J. MITCHELL D.

    OYDÉN ORTEGA DURÁN.-ALBERTO CIGARRUISTA CORTEZ

    ELIGIO MARIN CASTILLO.- Secretario Encargado

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR