Sentencia Civil de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 1ª de lo Civil, 4 de Marzo de 2011

Ponente:Oydén Ortega Durán
Fecha de Resolución: 4 de Marzo de 2011
Emisor:Primera de lo Civil
 

VISTOS:

El licenciado D.I.S., en su condición de apoderado judicial de ENA MENÉNDEZ DE G. o ENA M.G., ha interpuesto formal Recurso de Casación Civil en el fondo, contra el Auto Civil de 22 de julio de 2009, dictado por el Tribunal Superior del Tercer Distrito Judicial, por medio del cual se confirma el Auto No. 414 de 23 de abril de 2009, proferido por el Juzgado Segundo del Circuito de Chiriquí, Ramo Civil, dentro del Proceso Ordinario de Mayor Cuantía propuesto por C.O.G.S. contra la Recurrente.

Ingresado el negocio a la Secretaría de la Sala Civil de la Corte y cumplidas las reglas de reparto, fue fijado en lista por seis (6) días para que las partes alegaran sobre la admisibilidad del Recurso, término que fue aprovechado únicamente por la Parte recurrente, tal como consta en escrito legible de fojas 127 a 130 del expediente.

Cumplidos los trámites procesales correspondientes, procede la Sala a revisar el Recurso de Casación, con el objeto de determinar si cumple con los requisitos legales contemplados en los artículos 1175 y 1180 del Código Judicial, necesarios para ser admitido.

En este sentido, se ha podido verificar que el Recurso fue anunciado y presentado en tiempo oportuno, por persona hábil; que por razón de su naturaleza, la Resolución impugnada es recurrible en Casación, tal como lo dispone el numeral 4 de artículo 1164 del Código, al igual que se cumple con el requisito que establece el artículo 1163, numeral 2 ibídem, respecto a la cuantía exigible para poder atender esta clase de medio impugnativo; además, se trata de una Resolución dictada en segunda instancia por un Tribunal Superior.

Respecto al libelo de formalización del Recurso, la Sala observa que el mismo ha sido dirigido al Presidente de la Sala Primera de lo Civil de esta Corporación de Justicia, tal como lo ordena el artículo 101 del Código Judicial. (fs. 110 del expediente)

El Recurso de Casación es en el fondo, en el que se invoca un concepto de la Causal única de fondo, a saber: "Infracción de normas sustantivas de derecho por violación directa de la ley, lo que ha influido sustancialmente en lo dispositivo del fallo", contenida en el artículo 1169 del Código Judicial.

La Sala, luego de revisar el único Motivo que respalda la Causal, puede comprobar que el cargo de injuridicidad que se le atribuye a la Sentencia de segunda instancia, no es claro, pues algunos de los aspectos que se exponen guardan relación con C. de forma y no de fondo. Así por ejemplo se indica textualmente, que la Resolución recurrida desconoce "que jurídicamente no podía decretarse la medida cautelar, que ya había sido levantada mediante resolución debidamente ejecutoriada, auto 1180 de 4 de Diciembre de 2007 (fs. 22-23), en el mismo cuaderno, dentro del proceso de sucesión intestada de L.A.M. CABALLERO (Q.E.P.D.), medida que accede al juicio ordinario de mayor cuantía, propuesta (sic) por C.O.G.S. y CALDERA VILLAGE COIRPORATION (sic), S.A., contra ENA MENÉNDEZ GONZÁLEZ o ENA MENÉNDEZ DE G., ambos negocios jurídicos con tramitación en el mismo Tribunal...,".

De allí, que se pueda concluir que el cargo expuesto en el único Motivo, se refiere a aspectos procesales, lo cual resulta incongruente con C. de fondo, en este caso, con la de violación directa.

En cuanto al siguiente apartado del Recurso referente a las normas de derecho que se estiman infringidas y el concepto en que lo han sido, la Sala aprecia que es aún más evidente la incongruencia que se produce con la Causal de fondo invocada, pues se citan como violados los artículos 1032 y 1033 del Código Judicial, que resultan ser normas de naturaleza eminentemente procesal, ajenas al Recurso de Casación en el fondo, toda vez que se refieren a errores in procedendo y no a errores in iudicando, cuya infracción da lugar a la Casación en la forma y no en el fondo, tal como se ha dejado expresado.

Asimismo, la Recurrente citó como infringido el artículo 1220 del Código Civil, que si bien es congruente con la Causal de fondo, no lo es respecto al cargo de ilegalidad expuesto en el único Motivo que sustenta la misma, pues dicha norma de derecho se refiere a las formalidades de perfeccionamiento del contrato de compraventa.

Ante los defectos señalados y por no existir la debida congruencia entre los apartados del Recurso de Casación en el fondo, bajo el concepto de violación directa, la Sala concluye que el mismo deviene inadmisible, por lo que así será declarado.

En mérito de lo antes expuesto, LA CORTE SUPREMA, SALA PRIMERA DE LO CIVIL, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, NO ADMITE el Recurso de Casación en el fondo interpuesto por el licenciado D.I.S., en representación de ENA MENÉNDEZ DE G. o ENA M.G., contra el Auto Civil de 22 de julio de 2009, dictado por el Tribunal Superior del Tercer Distrito Judicial, por medio del cual se confirma el Auto No. 414 de 23 de abril de 2009, proferido por el Juzgado Segundo del Circuito de Chiriquí, Ramo Civil, dentro del Proceso Ordinario de Mayor Cuantía propuesto por C.O.G.S. contra la Recurrente.

Las costas a cargo de la Recurrente se fijan en la suma de SETENTA Y CINCO (B/.75.00) BALBOAS.

Notifíquese Y DEVUÉLVASE,

(fdo.) O.O.D.

(fdo.) A.C.C.

(fdo.) HARLEY J. MITCHELL D.

(Con Salvamento de Voto)

(fdo.) S.F.D. C.

Secretaria

SALVAMENTO DE VOTO DE

MAGISTRADO HARLEY J. MITCHELL D.

MAG. PONENTE: O.O.D. ENTRADA: 321-09

ENA MENENDEZ DE G. o ENA M.G. RECURRE EN CASACIÓN EN LA ACCIÓN DE SECUESTRO QUE LE SIGUE C.O.G.G. .

ACLARACIÓN DE VOTO DEL

Con todo respeto deseo señalar, que a pesar de que estoy de acuerdo que no se admita el recurso, se debe a causas distintas a las indicadas en la parte motiva del proyecto.

Como primer punto, el caso que nos ocupa se trata de una medida cautelar de secuestro, y no un proceso de conocimiento como se indica a fojas 2 del proyecto, porque de ser así, en todo caso estaría enmarcado en el numeral 1 del Código Judicial, y no en el numeral 4 como se ha dejado expuesto.

Por otro lado, la resolución en contra de la cual se ha presentado el recurso que nos ocupa, se trata del auto que decreta secuestro sobre bienes de propiedad de la demandada.

El artículo 1164, numeral 4 del Código Judicial indica los casos que pueden ser susceptibles de recurso de casación en medidas cautelares a saber:

"Cuando se trate de autos que decidan oposiciones o levantamientos o exclusiones, en procedimientos cautelares"

Como se desprende de lo antes transcrito, los casos en que únicamente procede el recurso de casación en las medidas cautelares es el que resuelve las oposiciones, levantamientos o exclusiones, no encontrándose estas situaciones en la resolución que nos ocupa.

Advierte esta Corporación de Justicia, que las resoluciones que son susceptibles de recurso de casación en nuestra legislación son de naturaleza taxativa, que como bien lo define G.C. en el Diccionario Jurídico Elemental, es, "Riguroso, estricto, literal, porque limita y circunscribe a los términos y circunstancias expresamente indicados"

En ese sentido, y como se señaló en párrafos precedentes, la resolución que se ataca por esta vía, es la que confirma el auto de primera instancia que decreta secuestro; es decir, no se está levantando o excluyendo bienes de propiedad del secuestrado sobre los cuales se decretó secuestro a solicitud de la parte secuestrante.

Tampoco corresponde a un auto que resuelve una oposición (la otra modalidad que incluye el artículo 1164 numeral 4 del Código Judicial), ya como se refiere el Dr. J.F., es en "el caso de un tercero afectado que puede -si se trata de secuestro, por ejemplo- proponer un incidente de levantamiento o, si la oposición se formula el acto en que se lleva a cabo la medida, exhibiendo un documento que acredite secuestro o embargo anterior. En estos casos de oposición a secuestros, la resolución que los decide admite apelación e incluso casación". (Lo subrayado es de la Sala). Medidas Cautelares, pág. 281.

Como puede corroborarse con lo antes transcrito, los autos que decretan medidas cautelares, no son susceptibles de ser recurridos en casación, porque no corresponden a resoluciones que han resuelto una oposición, un levantamiento o una exclusión; por tanto, y siendo que el artículo 1164 numeral 4 del Código Judicial, establece de manera taxativa (numerus clausus) cuáles son los casos en las medidas cautelares que pueden ser atacados con dicho recurso, siendo ellos los "autos que decidan oposiciones o levantamientos o exclusiones, en procedimientos cautelares", en este caso, el auto que nos ocupa, no es susceptible de ser atacado por este recurso, pues se trata de un auto que decreta la medida cautelar.

Y es que, en el caso que deba considerarse que el auto que decreta medidas cautelares es susceptible de ser recurrido en casación, debe estar de manera taxativa establecida en la ley, que es lo que caracteriza dicho recurso. De manera tal, que debe así enumerarse en el artículo 1164 numeral 4 del Código Judicial (lo que no hace respecto al caso que nos ocupa) para que pueda entenderse que es recurrible por dicho recurso.

Situación contraria ocurre en el caso de las apelaciones, cuando de manera directa se enumera en el artículo 1131 numeral 1, al referirse que son apelables "El auto que niegue o decrete medidas cautelares".

Es necesario indicar que el artículo 1122 del Código Judicial dispone como medios de impugnación los siguientes:

1. Reconsideración

2. Apelación

3. De hecho

4. Casación; y

5. Revisión.

Algunas resoluciones tienen un grado de competencia denominado de consulta.

De dichos medios de impugnación, no se desprende el de oposición, ni mucho menos que la apelación deba entenderse como tal.

Esta S. en fallo reciente, y bajo la ponencia del Mag. A.C., en caso similar se dejó establecido lo siguiente:

"Luego de analizar la resolución impugnada, observa esta Corte de Casación que la misma no es susceptible de este medio impugnativo extraordinario, por su naturaleza, toda vez que no se trata de un auto que decida oposiciones, levantamientos o exclusiones en procedimientos cautelares.

Obsérvese que el fallo atacado en Casación, apreciable a fojas 556-566, confirmó el Auto No.1474 de 1 de octubre de 2008, proferido por el Juzgado Séptimo de Circuito Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, que a su vez ordenó la práctica de la Medida Conservatoria o de Protección General solicitada.

Como se puede apreciar ni la resolución del Tribunal Superior, ni el auto emitido por el Juzgado A quo, decidió una oposición, un levantamiento o exclusión dentro de la medida cautelar.

Todo lo contrario, la resolución impugnada en Casación sólo confirmó la orden de practicar la petición cautelar deprecada por la solicitante, consideración que se configura como un pronunciamiento sobre la admisibilidad de la medida cautelar, y de ninguna manera se puede estimar como una resolución que decida oposiciones, levantamientos o exclusiones en procedimientos cautelares.

En este sentido, y sobre una situación similar, se pronunció esta Corporación indicando lo siguiente:

"La Sala observa que la decisión impugnada con el recurso de casación es una resolución dictada por el Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial, mediante la cual se confirmó decisión del Juez Séptimo del Circuito en el cual se negó una medida cautelar de conservación.

La Corte estima que las medidas cautelares de protección y conservación no tienen, per se, cuantía ni interés patrimonial, éstas van enderezadas a evitar el periculum in mora contra las sentencias de fondo que se dicten en los procesos jurisdiccionales principales, procesos principales éstos en los cuales sí puede encontrarse afectado o comprometido un interés patrimonial que exceda de la aludida suma, no así la medida cautelar que persigue medidas provisionales para evitar que la decisión que culmina con el proceso, cuando éste se surta, devenga ineficaz. No se ha dado, por lo tanto, cumplimiento al requisito que, sobre summa gravaminis, se exige en el recurso extraordinario de casación, la que, en todo caso, está predicada de la cuantía señalada en la demanda.

Es evidente que en el presente asunto no cabe el recurso de casación, ya que no se trata de Auto que decide sobre oposiciones, levantamiento, o exclusiones, en procedimientos cautelares, únicos autos que admiten el recurso de casación, con fundamento en el artículo 1149 del Código Judicial.

(Resolución de 17 de junio de 1997, emitido por esta Sala Civil, en la Medida de Protección y Conservación solicitada por BALDOMIR KRIZAJ KREGAR Y EDITH CALVERA DE KRISAJ. MAGISTRADO PONENTE: R.A.F.Z. (q.e.p.d.)).

Esta Colegiatura conviene en advertirle, al Tribunal Ad quem, que ha sido postura inveterada y reiterada de esta S., que el solo hecho que la resolución se dicte dentro de un procedimiento cautelar no la hace susceptible del recurso de Casación, razón por la cual debe cumplirse con la normativa procesal que impera al respecto.

En consecuencia, a la S. le está vedado el examen científico-jurídico al que nos invita la recurrente al impetrar el presente recurso, puesto que en materia de Casación, el Legislador patrio previó una concepción cerrada "numerus clausus", de suerte tal que si la resolución no se enmarca dentro de las situaciones establecidas en el Artículo 1164 del Código Judicial, debe inadmitirse el recurso y así se declarará." (Lo subrayado es de la Sala)

Panama Canal Railway Company recurre en Casación en la Medida Conservatoria o de Protección en General Solicitada por VALGO, S. A. Fallo de 30 de noviembre de 2009.

Asimismo, y esta vez bajo la ponencia del M.. O.O.D., se hizo referencia al tema que nos compete, así:

"Ahora veamos lo contemplado por el numeral 4° de esta última excerta:

"1164. El Recurso de Casación tendrá lugar contra las resoluciones de segunda instancia proferidas por los Tribunales Superiores de Justicia en los siguientes casos:

  1. Cuando se trate de autos que decidan oposiciones o levantamiento o exclusiones, en procedimientos cautelares;"

1)Este numeral, indica que son recurribles en casación: los autos que deciden oposiciones en procedimientos cautelares; esto implica que se admita el recurso de casación contra los autos dictados cuando, después de dictada una medida cautelar, la contraparte se oponga a la misma y el juzgador se pronuncie respecto a esa oposición; los autos que decidan levantamientos de medidas cautelares, lo que significa que serán recurribles en casación las resoluciones que ordenan el levantamiento de una medida cautelar, previamente impuesta; los autos que deciden exclusiones en procedimientos cautelares; es decir, que son recurribles en casación las resoluciones que ordenan la descautelación de ciertos bienes sobre los que recaigan medidas cautelares, manteniendo dicha medida respecto a los demás bienes." (Lo subrayado es de la Sala).

Recurso de Hecho presentado por la Licenciada S. de Cohen, apoderada judicial de D.G.P. en contra de la Resolución de 20 de junio de 2008, dictada por el Tribunal Superior de Familia, dentro del Proceso de Liquidación de Régimen Económico Matrimonial (Sociedad Conyugal formada por D.G. y J.D.M.A..

Fallo de 13 de abril de 2009.

Igualmente, en Resolución de fecha 23 de Abril de 2008 bajo la ponencia del Magistrado O.O., dictado dentro del recurso de casación presentado por N.R.M. y Otros, en la acción de secuestro que le siguen a P.P. y Otros, respecto al tema que nos atañe, se señaló lo siguiente:

"Ahora bien, como ha señalado esta Corporación Judicial en numerosos precedentes, el artículo 1164 del Código Judicial establece taxativamente las Resoluciones contra las cuales se puede recurrir en casación. Específicamente el numeral 4 de dicha disposición legal señala que el Recurso de Casación tendrá lugar contra las Resoluciones de segunda instancia proferidas por los Tribunales Superiores de Justicia, "Cuando se trate de autos que decidan oposiciones o levantamientos o exclusiones en procedimientos cautelares".

En el caso que nos ocupa, aun cuando la Resolución contra la cual se pretende recurrir en casación fue dictada dentro de un procedimiento cautelar, no es de aquellas Resoluciones a las que se refiere el citado numeral 4 del artículo 1164 del Código Judicial, toda vez que no se trata de un Auto que decide sobre levantamiento, oposición o exclusión de una medida cautelar sino, como se señaló anteriormente, de una Resolución que aumentó el monto de la caución de daños y perjuicios que debe consignar los secuestrantes." (Lo subrayado es de la Sala)

Dichos criterios según la Sala, deben ser mantenidos, pues no se trata de denegar justicia a las partes, sino aplicar la ley tal y como se desprende de la misma, situación que así lo contemplan los artículos 9 y 10 del Código Civil, que a continuación se pasan a transcribir:

Artículo 9: Cuando el sentido de la ley es claro, no se desatenderá su tenor literal a pretexto de consultar su espíritu. Pero bien se puede, para interpretar una expresión oscura de la ley, recurrir a su intención o espíritu, claramente manifestados en ella misma, o en la historia fidedigna de su establecimiento.

"Artículo 10: Las palabras de la ley se entenderán en su sentido natural y obvio, según el uso general de las mismas palabras; pero cuando el legislador les haya definido expresamente para ciertas materias, se les dará en estos casos su significado legal."

Como se desprenden de dichos artículos, existen parámetros para la aplicación de la ley, entendiéndose que cuando sea claro el sentido de la misma, no debe desatenderse el tenor literal con el pretexto de consultar su espíritu.

El caso que nos ocupa, el sentido de la ley es claro, es decir, los casos que son recurribles en casación en lo que respecta a las medidas cautelares, son los "autos que decidan oposiciones o levantamientos o exclusiones".

Esta Corporación de Justicia, hace referencia a lo antes indicado, pues como se ha dejado establecido no se está levantando, ni se están excluyendo bienes contra los cuales se decretó secuestro; y en el caso de la oposición, de desprenderse que la norma quiera dar a entender la oposición como una apelación (que debe ser taxativa como se ha explicado, lo que no hace), no la detallaría de manera independiente como lo hace al referirse en el artículo 531 ordinal 8 del Código Judicial así: "Las oposiciones y las impugnaciones incidentales se surtirán oralmente en el momento en que se ejecuta la medida..." (Lo subrayado es de la Sala).

Es necesario nuevamente enfatizar, que en el recurso de casación, no toda resolución es susceptible de serlo, toda vez que como lo explica S.S. en cuanto a dicho recurso "es necesario reforzar, in limine, es que los motivos singulares de impugnación constituyen verdaderas y propias instituciones de acciones, que hacen el recurso un medio de impugnación limitado, a diferencia de la apelación. Es la presencia de uno de estos vicios (taxativos) la que determina la rescisión de la sentencia impugnada y legitima la reapertura del juicio, ya legalmente concluido" (Lo subrayado es de la Sala) Manual de Derecho Procesal Civil, Tomo I, pág. 462.

Siguiendo esa misma línea, J.M.A., se refiere a una de las características del Recurso de Casación como " un recurso extraordinario que sólo puede interponerse contra determinadas resoluciones y por un determinado motivo" ( Lo subrayado es de la Sala) Contestaciones al Programa de Derecho Procesal Civil para acceso a las carreras Judicial y F., 3° Edición, Tema 43, pág. 9.

Se suma también a los autores antes citados, el Dr. F. explicando que "Los recursos ordinarios pueden fundarse en cualquier error (material o procesal), en tanto que en la casación sólo se puede ejercitar respecto a resoluciones expresamente determinadas y sobre causales específicamente previstas en la ley. La regla es que la apelación procede contra toda resolución, salvo que la ley la excluya expresamente; en materia de recurso extraordinario -v.gr.: casación- sólo procede respecto a las resoluciones expresamente establecidas en la ley" ( Lo subrayado es de la Sala). Casación Civil, pág. 112.

Asimismo se refiere dicho autor en el Libro Casación y Revisión, al explicar que "...los recursos extraordinarios exigen causas específicas, previamente fijadas en la ley, que limitan las competencia del tribunal ad quem y proceden solo en determinadas resoluciones judiciales..." y acota que, "No son susceptibles de impugnación por la vía del recurso todas las resoluciones del Tribunal Superior, ni todos los errores en que incurran los fallos de la instancia a. Sólo admiten el recurso de casación las resoluciones especificadas en la Ley" págs. 7 y 21. (Lo subrayado es de la Sala).

Por lo antes externado, es que no comparto las razones por la cual no se admitió el recurso de casación.

Panamá, fecha ut supra.

HARLEY J. MITCHELL D.

MAGISTRADO

SONIA F. DE CASTROVERDE

SECRETARIA DE LA SALA CIVIL